Tanto las administraciones públicas como las empresas y usuarios están preocupados por la seguridad en Internet. Pero es imposible garantizar esa seguridad digital al 100%.

En un estudio realizado en más de 20 países de todo el mundo se revela que más de la mitad de los participantes consideran que es imposible una privacidad absoluta en el actual mundo digital.  Ni siquiera cumpliendo el RGPD.

Preocupación por nuestra privacidad en Internet

Hoy en día una gran parte de las operaciones que realizamos se hacen a través de Internet. Aunque existen regulaciones de los gobiernos referentes a cómo proteger los datos personales en la red, a la mayoría de los usuarios les preocupa más la protección de sus datos en el mundo físico que en el digital.

Solo un 40% de los encuestados están más preocupados por cómo se protegen sus datos personales en el ciberespacio que en el mundo físico.

Son constantes los aumentos de las ciberamenazas, robos de datos y otros delitos en Internet y, ante esto, es difícil la protección incluso para los expertos en tecnología.

En los últimos meses se ha hablado menos sobre escándalos sobre la privacidad en las redes sociales lo que ha hecho que los usuarios tengan más confianza y consideren que su privacidad en las redes sociales está totalmente segura.

Más de un 25% de los participantes en el estudio han sido víctimas de accesos no autorizados a sus datos personales y, de ellos, más del 30% son menores de 25 años.

Intercambio de datos a cambio de dinero

Al ser conscientes de que las empresas no pueden garantizar, casi un 40% ha considerado que facilitaría sus datos personales a cambio de una cantidad de dinero. E incluso darían toda su información personal a un extraño.

Y casi el 20% facilitaría sus datos personales si recibiera algo a cambio.

Ya sea que lo compartamos abiertamente o no, si nuestra información cae en las manos equivocadas en línea, puede tener un gran impacto en el mundo real.

Desde las consecuencias financieras hasta las emocionales, el mal uso de nuestros datos puede ser de gran alcance y los efectos que se sentirán en los próximos años.

A pesar de la exageración de los medios, las violaciones de la privacidad en línea son muy reales.

Dado que los cibercriminales son una fuente principal de preocupación para los consumidores, a menudo hay complacencia de que la explotación de nuestra información personal pueda estar mucho más cerca de casa. Por ejemplo, la historia reciente de la ex novia de un músico que usó su cuenta de correo electrónico para rechazar una beca de música en un intento por evitar que se aleje de Montreal.

En el mundo digital no es posible la privacidad
4.4 (88%) 5 voto[s]

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.