La privacidad solía considerarse generalmente equilibrada en muchos países, al menos en Occidente, con algunos cambios en las reglas y regulaciones aquí y allá, a menudo solo en nombre del bien común.

Las cosas han cambiado, y no para mejor.

A medida que la vigilancia se convierte en un elemento común de nuestra vida cotidiana, la privacidad está en peligro de dejar de ser considerada un derecho intrínseco.

Todo, desde nuestra navegación web hasta dispositivos móviles y los productos de Internet de las cosas (IoT) instalados en nuestros hogares, tienen el potencial de erosionar nuestra privacidad y seguridad personal, y no puede depender de los proveedores o las reglas de vigilancia en constante cambio para mantenerlos intactos.

No tener «nada que ocultar» ya no es suficiente. Todos debemos hacer todo lo posible para salvaguardar nuestra privacidad personal.

Vamos a analizar aquí una de las aplicaciones creadas para controlar nuestra privacidad digital. Su nombre es Mine.

¿Qué es y cómo funciona Mine?

Mine es una aplicación con la que podemos descubrir lo que Internet sabe sobre nosotros y controlar nuestra huella digital. Nos permite decidir dónde deben estar o no nuestros datos.

La finalidad de la aplicación es devolver el poder al usuario sobre su información personal.

Esta tecnología nos posibilita el control de nuestros datos al permitir que los derechos de privacidad online sean sencillos y accesibles.

La gestión de datos es el corazón de la privacidad

Los datos son un concepto vago y pueden abarcar una gama tan amplia de información que vale la pena desglosar brevemente diferentes colecciones antes de examinar cómo cada área es relevante para tu privacidad y seguridad.

Información de identificación personal

Conocido como PII, puede incluir tu nombre, domicilio físico, dirección de correo electrónico, números de teléfono, fecha de nacimiento, estado civil y otra información relacionada con tu estado médico, miembros de la familia, empleo y educación.

¿Por qué eso importa?

Todos estos datos, ya sea que se pierdan en diferentes violaciones de datos o se roben poco a poco a través de campañas de phishing, pueden proporcionar a los atacantes información suficiente para llevar a cabo el robo de identidad, obtener préstamos con tu nombre y potencialmente comprometer las cuentas en línea que dependen de preguntas de seguridad que se responden correctamente.

En las manos equivocadas, esta información también puede resultar ser una mina de oro para los anunciantes que carecen de ética.

Hábitos de navegación y visitas a webs

La actividad de Internet es monitorizada por un proveedor de servicios de Internet (ISP) y puede ser secuestrada. Aunque muy pocos usuarios pueden enfrentarse a este tipo de ataques, las páginas web a las que accedes también pueden rastrearse a través de cookies, que son pequeños fragmentos de texto que tu navegador descarga y almacena.

Los complementos del navegador también pueden rastrear tu actividad en múltiples sitios web.

Las cookies se utilizan para personalizar las experiencias de Internet y esto puede incluir publicidad personalizada. Sin embargo, dicho seguimiento puede ir demasiado lejos, como se muestra cuando los identificadores únicos agregados a una cookie se utilizan en diferentes servicios y en varias plataformas de marketing. Tales prácticas a menudo se consideran intrusivas.

Contenido de correos electrónicos

Nuestras cuentas de correo electrónico son a menudo el camino que puede proporcionar un enlace a todas nuestras otras cuentas valiosas, así como un registro de nuestra comunicación con amigos, familiares y colegas.

Si una cuenta de correo electrónico actúa como un centro singular para otros servicios, un solo compromiso puede convertirse en una trampa para el secuestro de muchas cuentas y servicios.

Compras online e información financiera

Cuando realizas una transacción en línea, esta información puede incluir credenciales para servicios financieros como PayPal o información de tarjeta de crédito, incluidos números de tarjeta, fechas de vencimiento y códigos de seguridad.

Los ciberdelincuentes que roban credenciales de servicios financieros a través de sitios web fraudulentos y de phishing, que escuchan sus transacciones a través de ataques Man-in-The-Middle (MiTM) o que utilizan malware de robo de tarjetas pueden robar estos detalles cuando no están protegidos.

Una vez que se ha obtenido esta información, se pueden realizar transacciones no autorizadas, o estos datos también se pueden vender a otros en la Dark Web.

Registros médicos y perfiles de ADN

Los hospitales ahora a menudo utilizan registros electrónicos, y los servicios de ADN en el hogar almacenan información genética que pertenece a sus usuarios.

La pérdida de información médica, que es profundamente personal, puede ser molesta y tener consecuencias desastrosas para todos los involucrados. Sin embargo, cuando se trata de ADN, la elección es nuestra si divulgar esta información, fuera de las demandas de las fuerzas del orden público, y a menudo es el uso de servicios de ascendencia lo que libera estos datos en primer lugar.

Con Mine podemos asegurar toda esta información personal.

¿Por qué se crea Mine?

Con el continuo aumento del mundo de la tecnología, las personas empiezan a perder la confianza en las empresas. También se produce un cambio en el discurso público y crecientes preocupaciones sobre la recopilación de datos personales, identidad y privacidad.

Por ello, tres expertos en tecnología, se propusieron hacer lo que mejor sabían: usar la tecnología para resolver problemas. Y pusieron todos sus esfuerzos en construir una solución que ayude a los usuarios a obtener el control de su identidad en línea y sus datos personales.

Todos los días, lo queramos o no, la mayoría de nosotros contribuimos a un retrato creciente de quiénes somos en línea; un retrato que probablemente sea más público de lo que la mayoría de nosotros suponemos. Entonces, no importa lo que hagas en línea, es importante que sepas qué tipo de rastro estás dejando y cuáles son los posibles efectos.

Esto es lo que se conoce como huella digital. Y con Mine podremos conocer y administrar de forma efectiva todo lo que Internet sabe sobre nosotros.

Propiedad de los datos

Con Mine el usuario puede recuperar la propiedad de sus datos personales.

Estar en línea ofrece importantes facilidades y beneficios. Pero tus datos personales son tuyos.

Imagina si le das algo que realmente te importa a un amigo para que lo use por un tiempo. Pero decide conservarlo sin tu permiso. No está bien, ¿verdad? Tus datos son personales.

No se trata solo de estadísticas: es tu identidad y podría usarse en tu contra. Las personas deben tomar posesión de sus datos, tomar sus propias decisiones y recuperar lo que les pertenece.

¿Para qué puede utilizarse?

Con este producto, como indicamos anteriormente, puedes descubrir y administrar de manera efectiva lo que Internet sabe sobre ti: tu huella digital. Al reclamar tu «derecho a ser olvidado» legal, puedes eliminar permanentemente los datos que poseen diferentes compañías.

Piensa en tu huella digital como una extensión de quién eres. Es la imagen que creas para ti mismo para que la vea el mundo.

Ten cuidado con lo que compartes, te gusta o comentas. Evita compartir demasiada información personal en línea. Si hay algo desagradable sobre ti en línea, comunícate con el administrador del sitio web para solicitar que se elimine la información.

Mantén un registro de todas las cuentas que tienes y vigila la configuración de privacidad de vez en cuando. La configuración de privacidad se puede cambiar cuando el desarrollador actualiza una aplicación. Puede ser imposible borrar tu huella digital, pero puedes trabajar para que sea positiva.

¿Esto supone que debo limitar el uso de Internet?

No absolutamente no.

El enfoque tradicional de la industria de la privacidad es ofrecer soluciones que construyan cercas a tu alrededor y, en algunos casos, incluso tratar de asustarte sobre el uso de Internet. Esto finalmente perjudica tu experiencia en línea.

En cambio, con esta aplicación podemos disfrutar de las ventajas de estar en Internet mientras decidimos conscientemente sobre nuestros datos personales, para conservarlos únicamente donde sean necesarios.

Mine nos ayuda a realizar un seguimiento de nuestros datos personales e identificar servicios digitales que no usamos o que ya no nos proporcionan valor. Además, si por alguna razón creemos que ya no necesitamos usar la aplicación, podemos reclamar nuestros datos de Mine.

También podemos solicitar una copia de los datos que recopila sobre nosotros, para ver por nosotros mismos lo que realmente tiene.

¿Es gratis?

En general, las empresas tecnológicas que no están interesadas en tu dinero están interesadas en tus datos, tu comportamiento en línea u otros activos personales que pueden monetizar.

En otras palabras, si una aplicación es gratuita, es probable que obtengan su dinero de otro lugar. Sin embargo, en Mine pretenden que la propiedad de los datos sea accesible para todos sin monetizar los datos de los usuarios. En este momento es gratuita, pero en breve se aplicarán planes bajo suscripción.

¿Cómo mantienen seguros mis datos?

Mine no procesa, recopila, comparte o vende los datos de los usuarios.

Por lo tanto, el primer paso para mantener tus datos seguros es no recopilarlos a menos que sea absolutamente necesario para poder ofrecerte el servicio. La infraestructura tecnológica de la aplicación se basa en principios de privacidad por diseño, en línea con las regulaciones del RGPD, que han seguido la estricta política de evaluación de seguridad externa de Google. Utilizan los estándares más estrictos de privacidad.

Los niños menores de 16 años no pueden usar este producto sin el consentimiento por escrito de los padres o tutores.

Si necesitas más información, puedes acceder a la web de Mine.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.