El próximo año supondrá un antes y un después en la manera de gestionar y proteger sus datos por las empresas.

Con ciberataques, fugas de datos y la creciente ola de casos en los que se han reportado fallos en el control de la privacidad de clientes y usuarios, más que nunca los ojos estarán puestos en asegurar la seguridad de nuestros activos.

Por tanto, la seguridad de la información tendrá unos objetivos que estarán enfocados en salvaguardar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de los sistemas informáticos y los datos.

Pero ¿cómo van a tratarse esos datos personales en el nuevo año? Aquí tienes la explicación.

Tendencias en gestión de datos para 2019

El mercado está actualmente en un punto de inflexión. Unas adecuadas estrategias digitales se convertirán en una fuente de ventajas competitivas y en elemento diferenciador para las organizaciones.

Y, por primera vez en la historia, la tecnología para hacer posible el negocio digital está disponible para todos.

De todo esto podemos deducir las siguientes tendencias en la gestión de datos.

Conocer más que almacenar

Las organizaciones, en los últimos años, se han dedicado a recopilar y retener la mayor cantidad de datos posible.

La idea es simple: cuantos más datos se tenga, más valor se podrá obtener de ellos de cara al futuro.

Sin embargo, este año las empresas se han dado cuenta de que esto no es así. De hecho, la normativa está obligando a lo contrario.

En 2019 las empresas invertirán cada vez más en pasar de la actual cultura de datos disfuncional a un modelo en el que la gestión de los datos esté más automatizada y dirigida a los procesos.

Todo ello introducirá tecnologías que pueden ayudar a perfilar, descubrir, mapear y saber qué datos se mantienen, independientemente de dónde se almacenen: en las instalaciones del cliente, en la nube/SaaS o en dispositivos de usuario.

Con estos registros, las organizaciones pasarán a considerar la calidad de los datos como lo más importante, en lugar de tener datos aislados e irrelevantes que aumentan artificialmente. Este enfoque llevará a:

  • Reducir costes
  • Disminuir el perfil de riesgo con respecto al cumplimiento
  • Obtener un mejor posicionamiento para lograr sus objetivos comerciales.

Edge Computing

Aún se encuentra muy centralizada la infraestructura de TI, aunque exista cierta prisa por migrar a la nube y el advenimiento del IoT.

En 2019, comenzaremos a ver un cambio con el aumento de Edge Computing, o computación perimetral, que permitirá que los datos producidos por IoT y dispositivos móviles en el borde de la red corporativa, se procesen donde se crean los datos.

Esto impulsará innovaciones tales como los vehículos autónomos y ciudades inteligentes.

También se generarán nuevos desafíos en torno a la seguridad, y la gestión de la velocidad y del tipo de datos que las organizaciones pueden capturar.

Veremos emerger nuevos mediante la combinación de fuentes de datos públicas y privadas provenientes de Edge Computing que sin duda se incorporarán a más proyectos de inteligencia artificial y de datos en tiempo real.

La computación cuántica cambiará la forma de hacer cálculos

Los fundamentos de cómo procesamos la información podrían estar a punto de cambiar con la computación cuántica empresarial.

Las propuestas de computación cuántica otorgarán un poder de cálculo nuevo, que aún está en gran medida en manos del mundo académico.

Sin embargo, hacia finales de 2019, podríamos comenzar a ver los primeros ejemplos comerciales reales de computación cuántica en áreas como el almacenamiento y la criptografía. Habrá que estar atentos.

2019 no será el año de blockchain

Blockchain se ha promocionado a lo largo de 2018 por tener el potencial de revolucionar y reemplazar la tecnología tradicional de gestión de datos.

Sin embargo, todavía existe una gran confusión acerca de cómo se puede implementar blockchain de forma práctica en casos de uso de la vida real.

A pesar de todo el ruido que se ha hecho, 2019 no será el año de blockchain, ya que las industrias continúan experimentando para encontrar ejemplos prácticos de casos de uso.

Hasta que no haya una comprensión más amplia por parte de la industria sobre el potencial y la realidad de esta tecnología, incluida la forma en que se ajusta a la normativa de protección de datos, es poco probable que blockchain se convierta en la norma en 2019 para las empresas.

¿Te has preparado para los nuevos cambios que van a venir?

Coméntame cualquier duda que tengas, estaré encantada de ayudarte.

¿Cómo se gestionarán los datos en 2019?
4.5 (90%) 6 votos

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.