Hasta hace no mucho el reconocimiento facial nos sonaba casi a ciencia ficción, sin embargo, el desarrollo de las nuevas tecnologías han hecho ya posible que se pueda usar esta herramienta en varios ámbitos y con diferentes aplicaciones. En esta entrada veremos exactamente qué es el reconocimiento facial y cómo y dónde se utiliza actualmente.

¿Qué es el reconocimiento facial?

El reconocimiento facial es definido como «una aplicación de software biométrico con capacidad para identificar o comprobar de forma única a una persona a través de la comparación y el análisis de patrones basados ​​en sus contornos faciales».

Es decir, se trata de una autenticación biométrica que identifica a las personas a través de la medición de la forma y estructura únicas de sus caras. Aunque hay más de un programa de reconocimiento facial y pueden emplearse diferentes técnicas, todos funcionan sobre los mismos principios de identificación biométrica, como los escáneres de huellas digitales o el reconocimiento de voz.

¿Cómo funciona el reconocimiento facial?

Aunque puede haber variaciones dependiendo de la tecnología que se emplee, el funcionamiento de cualquier sistema de reconocimiento facial es esencialmente el mismo.

Para comenzar, la cámara detectará y reconocerá una cara, ya sea sola o en una multitud. La cara se detecta mejor cuando la persona mira directamente a la cámara. Los avances tecnológicos han permitido que pequeñas variaciones de esto funcionen también. Cabe señalar que no es necesario contar con cámaras de reconocimiento facial, puesto que esto depende del software empleado y no tanto de hardware.

A continuación, se captura y analiza una foto de la cara.

La mayoría de software de reconocimiento facial se basa en imágenes en 2D en lugar de en 3D, ya que puede combinar más convenientemente una foto en 2D con fotos públicas o en una base de datos. Hitos distinguibles o puntos nodales conforman cada cara. Cada rostro humano tiene 80 puntos nodales. El software analizará los puntos nodales, como la distancia entre los ojos o la forma de los pómulos.

El análisis de tu cara se convierte en una fórmula matemática. Estas características faciales se convierten en números en un código. Este código numérico se llama faceprint. Similar a la estructura única de una huella digital, cada persona tiene su propia huella facial, por eso el reconocimiento facial es un dato biométrico.

Aunque ya hay sistemas que emplean el reconocimiento facial en 3D (las cámaras detectan la profundidad e incluyen contornos y la curva de la cara), este paso de transformar a código las características faciales es el mismo, con la salvedad de que si la base de datos está formada por imágenes 2D, antes hay que convertir la faceprint 3D en una 2D para poder hallar una coincidencia.

El código se compara con una base de datos de otras huellas faciales. Esta base de datos tiene fotos con identificación que se pueden comparar. Por ejemplo, el FBI tiene acceso a más de 641 millones de fotos, incluidas 21 bases de datos estatales. Otro ejemplo de una base de datos a la que muchos tienen acceso son las fotos de Facebook. Cualquier foto etiquetada con el nombre de una persona se convierte en parte de la base de datos de Facebook.

La tecnología luego identifica una coincidencia para sus características exactas en la base de datos proporcionada. Regresa con la coincidencia y la información adjunta, como el nombre y la dirección.

Imagen conceptual de reconocimiento facial

¿Cuáles son las implicaciones del reconocimiento facial?

Es evidente que el reconocimiento facial ha llegado para quedarse y que seguirá desarrollándose en los próximos años, pero ¿qué implica esto para nuestra privacidad?, porque no nos equivoquemos, nuestra imagen es un dato personal más y si los softwares de reconocimiento facial pueden poner nombre y apellidos (y otra mucha información) junto a un rostro, ¿dónde quedan nuestro anonimato y privacidad?

Porque suena interesante y útil que cuando juntas el reconocimiento facial y el IoT (Internet de las cosas), se puede hacer que la puerta de tu casa se abra sin necesidad de usar una llave, mediante el simple hecho de tener una cámara con la que escanee y reconozca tu rostro. Pero suena mucho menos atractivo que las cámaras de un centro comercial busquen nuestra cara en redes sociales y a través del análisis de nuestra huella digital, alguna compañía publicitaria nos haga llegar anuncios personalizados a nuestro móvil.

En los países de la UE, como España, el reconocimiento facial y las dudas que suscita sobre la privacidad quedan en gran parte respondidas con las leyes de protección de datos, pero fuera de aquí, hay que observar la legislación de cada país al respecto. Además, existen otras preocupaciones en torno al uso de esta tecnología, como los abusos que se pueden cometer en la aplicación de la ley, sistemas con prejuicios raciales ocultos o el riesgo que supone que los ciberdelicuentes consigan acceder a nuestra información.

El reconocimiento facial abre puertas a usos útiles y que mejoraran nuestro día a día, especialmente en el ámbito de la seguridad, pero también plantean interrogantes; porque si un nombre y apellidos podían ser uno entre cientos o miles, un rostro es tan único como tu huella dactilar y puede que en un futuro no muy lejano pasemos a estar identificados dentro y fuera de la Red cada vez que nos capte una cámara.

¿Para qué se utiliza?

Como ya dijimos al comienzo de esta entrada, aunque pueda parecer que el reconocimiento facial es más cosa de películas y series, lo cierto es que es una tecnología que se usa bastante más de lo que podáis pensar.

Por ejemplo, hay aplicaciones para móvil que usan el reconocimiento facial, como Face ID de Apple. O si nos vamos al reconocimiento facial online, Facebook tiene DeepFace, una IA capaz de analizar las fotos que se suben a la red social desde 2014 y que ayuda a reconocer a las personas en las fotos para ser etiquetados o para detectar si alguien se hace pasar por otra persona.

Otro ejemplo de reconocimiento facial sobre fotos lo tenemos en FaceNet de Google, con una precisión del 99,63%, es la base del marco de código abierto ampliamente utilizado, conocido como OpenFace y empleado en Google Photos para etiquetar automáticamente a las personas en las fotos.

A continuación vamos a ver algunos de los usos más habituales del reconocimiento facial.

Imagen de reconocimiento facial

Reconocimiento facial para buscar personas desparecidas

Sin duda, una de las aplicaciones más beneficiosas del reconocimiento facial es emplearlo para buscar personas desaparecidas. A través de las cámaras de vigilancia instaladas en calles y contando con una foto del desaparecido, sería posible escanear los rostros de los viandantes en busca de esa persona. Algo así existe ya en India, donde el Ministerio de Desarrollo de la Mujer y el Niño creo TrackChild, una gran base de datos a nivel nacional, con fotos de menores desaparecidos y un software de reconocimiento facial. Este sistema ya ha dado miles de identificaciones positivas.

Pero incluso la tecnología podría ir un paso más allá, se podrían, por ejemplo, analizar fotos subidas a redes sociales, tomadas en torna a la zona de la desaparición, y con la ayuda de la IA buscar el rostro de la persona desaparecida en ellas (evidentemente, aquí entran en juego consideraciones de privacidad y lo que puede implicar tener que analizar miles de imágenes).

Para encontrar personas buscadas por la justicia

En esa misma línea de encontrar personas, el reconocimiento facial puede emplearse para encontrar fugitivos de la justicia o terroristas. Actualmente, estos softtwares se emplean para el reconocimiento facial en aeropuertos, para la identificación y detención de criminales o miembros de grupos terroristas internacionales.

Desbloquear móviles

Si ya podemos desbloquear nuestros móviles usando la huella dactilar, utilizar el reconocimiento facial es solo un paso más en el empleo de datos biométricos para acceder a nuestros dispositivos.

Apple ya cuenta con esta función en su modelo de iPhone X; a través de Face ID permite desbloquear el terminal, pero también se emplea para aceptar compras o pagos.

Realizar pagos y transferencias

Imagina que pudieras realizar un pago simplemente mirando a una cámara en la tienda o en tu móvil, si estás comprando por Internet, sin necesidad de sacar la tarjeta o introducir ningún otro dato. No solo se trata de comodidad, sino también de seguridad, puesto que una tarjeta de crédito puede ser robada, pero si se necesita la cara de una persona para aceptar un pago, sin duda complica un poco más las cosas a los delincuentes.

El reconocimiento facial ya se emplea en el ámbito de los pagos y las trasferencias bancarias; como ya hemos dicho Face ID de Apple facilita esa función. La empresa china Face++ ha hecho realidad los pagos a través de reconocimiento facial en el gigante asiático. Y MasterCard lo utiliza para verificar la identidad del titular de la tarjeta de crédito.

En educación

Las aplicaciones del reconocimiento facial en el ámbito de la educación aún están dando sus primeros pasos, pero de cara a la formación online y a distancia, podría emplearse esta tecnología para que el alumno pudiera acceder a la plataforma educativa con solo encender su webcam. Además, serviría para controlar a los alumnos en una clase online o asegurarse de que no se hacen trampas o se suplanta la identidad.

El reconocimiento facial también puede aplicarse para controlar la asistencia a clase y para mejorar la seguridad en las escuelas. Por ejemplo, las escuelas en EE.UU., específicamente en Nueva York, están comenzando a probar el uso del reconocimiento facial para servir como un «sistema de alerta temprana» contra las amenazas de personas como los delincuentes sexuales. La tecnología también puede reconocer 10 tipos de armas para prevenir actos de violencia en la escuela.

reconocimiento facial en móvil

Ventajas y desventajas del reconocimiento facial

Como ocurre con todas las tecnologías, el reconocimiento facial cuenta con una serie de ventajas y desventajas, que deben considerarse a la hora de utilizarse y de cara a su desarrollo en el futuro.

Ventajas:

Seguridad mejorada: Con la ayuda del reconocimiento facial, será más fácil localizar a ladrones u otros intrusos.

En el nivel gubernamental, el reconocimiento facial puede ayudar a identificar terroristas o cualquier otro delincuente con la ayuda del escaneo facial solamente. La ventaja adicional es el hecho de que uno no puede piratear la tecnología: no hay nada que robar o cambiar, como en el caso de una contraseña, por ejemplo.

Respecto a la utilización personal, el reconocimiento facial puede utilizarse como un mecanismo de seguridad para bloquear dispositivos personales y para cámaras de vigilancia personal.

Procesamiento más rápido: El proceso de reconocer una cara lleva un segundo o menos, y esto es increíblemente beneficioso para las empresas.

En la era de los ciberataques constantes y las herramientas avanzadas de piratería, las empresas necesitan una tecnología que sea segura y rápida. Teniendo en cuenta que el reconocimiento facial es casi instantáneo, garantiza una verificación rápida y eficiente de una persona. Además, es difícil engañar a esta tecnología, por lo que esta es otra ventaja.

Integración perfecta: Este es probablemente uno de los mayores beneficios para las empresas. La tecnología de reconocimiento facial se integra con bastante facilidad, por lo que es una elección perfecta. No requiere gastar dinero adicional en su integración y la mayoría de las soluciones de reconocimiento facial son compatibles con la mayoría del software de seguridad. Un 100% de beneficio mutuo.

Automatización de identificación: Antes, las fuerzas de seguridad debían efectuar la identificación manual de una persona. Y esto llevaba demasiado tiempo y no ofrecía una alta precisión. Pero hoy, el reconocimiento facial es completamente independiente en el proceso de identificación y no solo lleva segundos sino que también es increíblemente preciso.

La tecnología de reconocimiento facial 3D y el uso de cámaras infrarrojas aumentan significativamente el nivel de precisión del reconocimiento facial y lo hacen realmente difícil de engañar.

Desventajas:

Violación de la privacidad: Con la ayuda de esta tecnología, el gobierno puede localizar a los delincuentes. Pero al mismo tiempo, puede rastrear a cualquier persona en cualquier momento y en cualquier lugar.

La cuestión de la ética y la privacidad es la más crítica. Ya se sabe que el gobierno de EE.UU. almacena un cierto número de imágenes de los ciudadanos sin su consentimiento y todavía no conocemos todos los casos.

Por lo tanto, aunque el reconocimiento facial realmente trae beneficios, todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que la tecnología se use al 100% de manera justa y de acuerdo con los derechos humanos para la privacidad.

Vulnerabilidad en reconocimiento: La tecnología de reconocimiento facial es realmente muy precisa y nadie puede dudar de eso.

Al mismo tiempo, un ligero cambio en el ángulo de la cámara o incluso el cambio de apariencia conducirán inevitablemente a un error.

No es posible asegurar que una persona permanezca inmóvil mirando a la cámara, por lo que esos resultados no serán siempre precisos. Y si la persona cambia la apariencia, sería casi imposible reconocerla.

Almacenamiento masivo de datos: Como dijimos anteriormente, la tecnología de aprendizaje automático requiere conjuntos de datos masivos para «aprender» a fin de ofrecer resultados precisos. Y dichos conjuntos de datos requieren un potente almacenamiento de datos.

Por lo tanto, si es una empresa pequeña o mediana, es posible que simplemente no tenga los recursos necesarios para almacenar todos los datos. Y eso podría ser un problema.

Cámara reconocimiento facial

Programas de reconocimiento facial

Estos son los principales programas que usan sistemas de reconocimiento facial.

Windows 10:

Windows Hello inicia sesión en tus dispositivos Windows tres veces más rápido que una contraseña. Puedes usar su cámara para reconocer tu rostro y probar su lector de huellas digitales. Windows Hello te reconoce al instante. Pero siempre puedes mantener tu PIN como respaldo.

Puedes configurar el reconocimiento facial y usarlo para algo más que iniciar sesión en Windows 10. Más sitios web están comenzando a admitir la autenticación de Windows Hello, incluida la página de tu cuenta de Microsoft. Además, algunas aplicaciones de Windows 10 son compatibles con la tecnología, como OneDrive y Dropbox.

FaceSDK:

FaceSDK se utiliza en cientos de aplicaciones para identificar y autenticar usuarios con cámaras web, buscar caras coincidentes en bases de datos de fotos, detectar automáticamente rasgos faciales en editores gráficos y detectar caras en imágenes fijas y transmisiones de vídeo en tiempo real. También se ha utilizado para construir sistemas seguros de identificación, vigilancia, control de tiempo y asistencia.

Deep Vision AI:

Deep Vision AI es una compañía de software de visión de ordenador que sobresale en reconocimiento facial. Aplica tecnología de visión por ordenador avanzada patentada para comprender imágenes y vídeos automáticamente, convirtiendo el contenido visual en análisis en tiempo real e información valiosa.

Con más de 500 millones de cámaras existentes en todo el mundo en la actualidad, Deep Vision AI ofrece la capacidad de analizar transmisiones de cámara a través de diferentes módulos de software basados ​​en inteligencia artificial en una única plataforma plug-and-play que ofrece a los usuarios alertas en tiempo real y una capacidad de respuesta más rápida.

Su software de reconocimiento facial realiza monitorizaciones continuas de las zonas objetivo para ofrecer la identificación de las personas a lo largo del tiempo contrastándolas con una lista de observación de personas de interés con características muy concisas.

SenseTime:

Como desarrollador líder de plataformas tecnológicas, SenseTime se dedica a crear soluciones industriales a través de innovaciones en inteligencia artificial y análisis de big data. La tecnología multifuncional de SenseTime se está expandiendo de forma rápida y ya engloba el análisis de vídeo inteligente, reconocimiento de imágenes, el reconocimiento facial, reconocimiento de imágenes médicas y la conducción autónoma.

SenseTime ha prestado servicios a más de 400 compañías y agencias gubernamentales reconocidas, incluidas Honda, Qualcomm, China Mobile, UnionPay, Huawei, Xiaomi, OPPO, Vivo y Weibo.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.