El uso de datos biométricos para hacer más seguros los dispositivos no es algo nuevo, hace tiempo que podemos usar la huella dactilar para desbloquear nuestros smartphones, pero el reconocimiento facial sí que es algo más reciente. En esta entrada hablaremos de Face ID, el reconocimiento facial del iPhone.

¿Qué es Face ID?

Face ID es el sistema de reconocimiento Facial de Apple empleado como sistema de seguridad en diferentes modelos de iPhone. Con Face ID se puede sustituir el escáner de huellas dactilares Touch ID (la compañía incluso reconoce que es mucho más seguro utilizar el reconocimiento facial que la huella dactilar como medida de seguridad). A través de este sistema, es posible desbloquear el terminal sin tocarlo, simplemente mirándolo.

Face ID se pude emplear para desbloquear el iPhone, realizar pagos online y para iniciar sedición en ciertas aplicaciones, así como rellenar de forma automática los nombres de usuario y contraseñas de los sitios web en Safari.

Face ID lleva en marcha desde finales de 2017, lanzado con la llegada al mercado del iPhone X. Desde ese momento, también lo incluyen los modelos de la gama iPhone XS y iPhone XR, así como los de la gama iPhone 11. De manera que modelos de la gama iPhone 8 y iPhone 7 carecen de esta característica.

¿Cómo Funciona el Reconocimiento Facial de iPhone?

El funcionamiento de los iPhone con reconocimiento facial es bastante «sencillo»; la cámara del iPhone escanea y captura nuestra cara y después use el modelo recreado para desbloquear el terminal, confirmar pagos o realizar el resto de acciones que hemos señalado más arriba.

Ahora, cómo funciona la tecnología que hay detrás es un poco más complejo. Para que funcione Face ID es necesario el uso de hardware y software avanzado. Por un lado, estos móviles incorporan una cámara TrueDepth capaz de captar con precisión los datos faciales, para lo que proyecta y analiza más de 30.000 puntos invisibles que crean un mapa en profundidad de la cara, del que a continuación se obtiene una imagen infrarroja. Esta imagen infrarroja pasa por la red neural que incorporan los chips A11, A12 y A13, para transformarla en un modelo matemático, que se compara con los datos faciales correspondientes.

Gracias a esta tecnología, Face ID es capaz de adaptarse a los cambios de aspecto, como el uso de maquillaje o el crecimiento del vello facial, aunque si estos cambios son muy importantes, como pasar de tener barba a afeitársela completamente, se hace necesario volver a configurarlo. Si bien, sí que está creado para que funcione con sombreros, gafas, gafas de sol y bufandas. Funcionando tanto en exteriores como en interiores, e incluso sin luz.

¿Cómo lo podemos configurar correctamente?

Configurar Face ID en cualquier de los modelos de iPhone o iPad que cuenta con esta función es bastante fácil. Como hemos dicho, la aplicación no tiene problemas para funcionar tanto si usáis gafas como si usáis lentillas, sin embargo, no podréis usar nada que os tapa la nariz y la boca (como una mascarilla).

Estos son los pasos para configurar el reconocimiento facial en vuestro iPhone o iPad:

  • Ir a Ajustes y entrar en Face ID y código (puede que os pidan introducir vuestro código de acceso).
  • Pulsar en configurar Face ID.
  • Aseguraros de que nada os tapa la cara o la cámara TrueDepth, sostener el dispositivo en posición vertical frente a la cara (a una distancia de entre 25 y 50 centímetros) y pulsar «Empezar».
  • Tendréis que situar vuestra cara dentro del marco que aparece en pantalla y mover la cabeza lentamente para completar el círculo y pulsar «Continuar».
  • Completar el círculo moviendo la cabeza por segunda vez y pulsar «Ok».
  • Finalmente, elegir las funciones con las que queréis usar Face ID yendo a Ajustes y entrando en Face ID y código.

Ya tendréis configurado esta función de reconocimiento facial en vuestro iPhone (o iPad).

Reconocimiento facial iphone con Face ID
Reconocimiento facial iphone con Face ID

¿Qué ocurre si el reconocimiento facial de iPhone no funciona? Lo primero, no os preocupéis, vuestro terminal no se habrá quedado para siempre bloqueado, puesto que podréis usar vuestro código de acceso para desbloquearlo. Después, es cuestión de seguir los pasos que el propio soporte técnico de Apple proporciona:

  • Buscar actualizaciones de iOS.
  • Comprobar si Face ID está configurado y las funciones para las que queremos usarlo están activadas.
  • Asegurarnos de que no hay nada que esté tapando la cámara TruDepth (podéis ver sus dos objetivos en la parte superior de la pantalla frontal).
  • Face ID solo funciona con el iPhone en posición vertical y cuando miramos a la cámara TrueDepth.
  • Es posible que tengáis que añadir un aspecto alternativo si vuestro aspecto ha cambiado mucho desde que configurasteis Face ID. Configurar este segundo aspecto sigue los mismos pasos, solo tendréis que pulsar en Configurar un aspecto alternativo.
  • Finalmente, si nada funcione, podemos usar la opción de restablecer Face ID y volverlo a configurar desde cero.

¿Cómo se desbloquea?

Una vez que tenéis configurado Face ID, desbloquear el iPhone mediante reconocimiento facial es igual de sencillo:

  • Elevamos o pulsamos para activar el dispositivo.
  • Deslizamos el dedo hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla de bloqueo.
  • Sostenemos el iPhone en posición vertical y lo miramos de frente (en caso de que llevemos una mascarilla, se pedirá automáticamente que introduzcamos el código de acceso).
  • Veremos como se abre el icono del candado y se desbloquea el iPhone.
Desbloquear iPhone con reconocimiento facial usando Face ID
Desbloquear iPhone con reconocimiento facial usando Face ID

Para usar Face ID para pagar con Appley Play o el resto de aplicaciones compatibles, solo hay que activarlas en Ajustes, Face ID y código y vincular la tarjeta de crédito o débito correspondiente. Cuando vayáis a pagar, tendréis que mirar a la pantalla del iPhone con este en posición vertical.

En caso de que queráis desactivar el reconocimiento facial del iPhone, solo tenéis que ir a Ajustes, Face ID y código y pulsar en Desbloqueo del iPhone (o del iPad).

¿Es seguro usar el reconocimiento facial en nuestro iPhone?

Usar el reconocimiento facial en el iPhone en principio no supone ningún riesgo ni para nuestra seguridad ni para nuestra privacidad.

Por un lado, la captura de nuestro rostro que realiza la cámara TrueDepth solo se almacena en el propio móvil, en el Secure Enclave, que se encarga de cifrar y proteger los datos de Face ID. Estos datos jamás salen del dispositivo ni se almacena copia alguna de ellos en iCloud. En caso de robo del iPhone o intento de hackeo, sería virtualmente imposible acceder a estos datos y aunque se consiguiera acceder, no se obtendría el escaneo de la cara.

Y hablando de robo o pérdida, Face ID ha demostrado ser bastante segura y difícil de engañar utilizando fotos, así que si tenéis configurada esta opción y perdéis u os roban el terminal, no se podrá desbloquear, además, cada cierto tiempo el iPhone solicita introducir el código acceso, como una medida extra de seguridad.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.