Cada vez más tanto smartphones como dispositivos de seguridad en ciudades utilizan sistemas de reconocimiento facial.

Y cada vez ocurren más riesgos en la seguridad de este sistema de reconocimiento de personas a pesar de que se mejora y actualiza constantemente.

El sistema Rekognition de Amazon es considerado el más seguro aunque también ha sufrido algún que otro fallo de seguridad.

Pero ahora el punto de mira se ha puesto en la empresa IBM, después de una investigación realizada por la cadena de televisión NBC.

Fallos de seguridad del reconocimiento facial

Internet guarda un gran banco de imágenes con un amplio abanico de caras que sirven para entrenar a los algoritmos y la inteligencia artificial utilizada en estos sistemas de reconocimiento facial. Esas fotografías son subidas a la red por los propios usuarios en sus redes sociales.

A través de esta información se recogen miles de datos relativos a raza, sexo, rasgos faciales o edad.

Actualmente, la compañía IBM ha iniciado también este entrenamiento y ha recopilado casi un millón de fotos a través de la aplicación Flirckr.

Con ese banco de imágenes la compañía pretendía reducir los riesgos de seguridad de los sistemas de reconocimiento facial. Pero no se lo comunicó a los usuarios propietarios de esas imágenes.

IBM utilizó para el entrenamiento de su algoritmo de reconocimiento facial detalles de esas imágenes que incluían el tono de piel o la geometría facial.

Funcionamiento del sistema de reconocimiento facial

Podemos diferenciar cuatro pasos en estos sistemas de reconocimiento facial.

En primer lugar, las cámaras recogen el rostro de la persona a la que se va a identificar con ese dispositivo. Después el programa saca la información biométrica de los rasgos de la cara, que es lo que se llama patrón biométrico facial.

Como tercer paso, se contrasta la información recogida con la que tienen en sus bases de datos. Y finalmente, ese sistema de reconocimiento facial identifica ese rostro como el que mayor porcentaje de semejanza ha obtenido a partir de los resultados con los que se ha comparado.

Estudios demuestran que los sistemas de reconocimiento facial son mucho más exactos en hombres blanco y tiene muchos más desaciertos en mujeres de piel oscura.

El reconocimiento facial ha adquirido tiene cada vez más importancia para la seguridad, aplicándose en estaciones, aeropuertos y otros lugares donde se producen aglomeraciones de personas, lo que ha provocado críticas por sus deficiencias técnicas y legales.

Así, el programa de reconocimiento facial del FBI se cuestiona por considerarse potencialmente peligroso debido a su elevado margen de error, al tiempo que ha sido tachado de racista debido a que incrementa sus fallos con personas de raza negra.

Y es en este punto donde el reconocimiento facial genera más dudas jurídicas, pues la privacidad de las personas puede verse seriamente amenazada en aras de la seguridad nacional.

Cumplir la normativa de Protección de datos

Estos sistemas de reconocimiento facial al manejar datos biométricos, considerados especialmente protegidos por el RGPD, deben cumplir los requisitos exigidos por esta normativa para garantizar su protección.

Se exige, por tanto que se informe adecuadamente a los usuarios sobre el uso de ese sistema y se solicite su consentimiento para tratar esos datos referidos a sus rasgos faciales.

En este post tienes toda la información sobre cómo tratar los datos biométricos cumpliendo la normativa de Protección de Datos.

Ahora la Comisión Europea está preparando nuevas leyes para regular el reconocimiento facial.

Cada vez se está avanzando más en las tecnologías de reconocimiento facial con el aumento de la Inteligencia artificial. Incluso los teléfonos móviles pueden identificar a su usuario a través del rostro. Pero con ello surge el problema de qué ocurrirá en el momento de que esta tecnología se implante en los lugares por donde nos movemos.

En países como China o EEUU ya se está usando el reconocimiento facial en los colegios para identificar a los alumnos o para identificar a peatones que crucen la calle con el semáforo en rojo, estableciendo un sistema de «puntuación social».

El RGPD protege, además de la información facilitada a empresas y aplicaciones móviles, los datos biométricos de los ciudadanos como su huella dactilar o el reconocimiento facial. Pero se considera que esto no es suficiente.

Leyes contra el reconocimiento facial

Desde la Comisión Europea se está trabajando para elaborar nuevas leyes que limiten el uso del reconocimiento facial. Esta ley pretende también ampliar la regulación de la Inteligencia artificial y el aprendizaje automático.

Con esta regulación se establecerá una específica protección para los datos relativos al reconocimiento facial, ampliando las existentes en el RGPD. Dentro de las modificaciones prevista estaría la opción de conocer cuándo se están utilizando esos datos. Por ejemplo, la empresa que utilice el reconocimiento facial tendría que avisarnos de que está accediendo a esos datos.

Así, inmediatamente conoceríamos si un tercero está utilizando los datos referidos a nuestro rostro para iniciar sesión en un sitio o para temas de desarrollo e investigación.

Ahora solo queda esperar a ver cómo estas nuevas leyes regulan el tema.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.