Las estafas telefónicas y los intentos de phishing siguen produciéndose cada día, además, durante la pandemia de Covid-19 y especialmente durante el confinamiento, estos ataques no han hecho más que aumentar, aprovechando que la gente pasa más horas en casa y es más fácil conseguir que cojan el teléfono o acaben pinchando en algún enlace un email que se hace pasar por alguna compañía o banco de la futura víctima. Este artículo lo vamos a dedicar a la estafa de Jazztel.

¿Cómo actúan los estafadores Jazztel?

Empezaré por aclarar que no, Jazztel no me ha estafado, aunque si uno se da una vuelta por el foro de la comunidad, verá unos cuantos posts que afirman lo contrario y que parece que algunos de los comerciales subcontratados por la compañía, emplean técnicas que rozan la estafa para conseguir que los clientes cambien de tarifas o contraten nuevos servicios. Pero en este artículo hablamos de otro tipo de estafa, una llevada a cabo por una o varias personas que se hacen pasar por comerciales de Jazztel para conseguir su objetivo.

Su modus operandi de estafa de Jazztel en 2020 ya la hemos visto aparecer antes utilizada con el nombre otras compañías, y consiste en llamar a los clientes de Jazztel dos veces.

En la primera llamada es cuando los estafadores se hacen pasar por el departamento de atención al cliente de Jazztel e informan a la futura víctima de que Jazztel se habría separado de Orange y que la operación les había causado una gran caída en bolsa, motivo por el cual iban a subir la factura 25 €, pero que iban a cancelar la permanencia para que pudiera cambiar de operador, de hecho, a continuación informaban de que otras compañías se pondrían en contacto con el cliente para ello, que incluso la OCU estaba ayudando en el proceso, puesto que Jazztel iba a cerrar en una semana.

La segunda llamada se producirá unas horas después y en ella los estafadores se harán pasar por comerciales de otra compañía, ofreciendo a la futura víctima ofertas muy atractivas por la mitad de precio de la supuesta subida de la tarifa de Jazztel. Además, repiten todo lo de que Jazztel va a cerrar pronto y que la OCU les ha pedido que llamen a los clientes de la compañía para ofrecerles una portabilidad de Jazztel a su operadora.

Esta claro que muchas de las cosas que dicen los estafadores deberían hacer saltar las alarmas de los clientes de Jazztel, especialmente el asunto de la OCU involucrándose en portabilidades o que una operadora de la competencia use datos de los clientes de Jazztel para ponerse en contacto con ellos, cuando la política de protección de datos de Jazztel no lo contempla. Pero en muchas ocasiones el cliente está enfadado con el supuesto aumento de la tarifa, que no se para a reflexionar mucho en el asunto y puede acabar aceptando el cambio de compañía.

¿Qué objetivo persiguen estas personas suplantando a Jazztel?

El objetivo de esta estafa de Jazztel pueden ser dos diferentes, dependiendo de lo que persiga el estafador.

El primero puede ser conseguir captar un cliente nuevo para otra operadora por parte de un distribuidor subcontratado por dicha operadora, que se lleva una comisión por cada nuevo contrato y que no duda en usar estas técnicas poco éticas y que rozan la estafa.

El segundo tipo de objetivo puede ser conseguir los datos personales y bancarios de la víctima bajo la promesa de una mejor tarifa y un nuevo terminal, lo que se conoce como phishing. En ese caso, una vez conseguidos los datos, el estafador puede venderlos a terceros o intentar robar dinero de la cuenta de la víctima.

¿Qué debo hacer si he caído en las redes de estos falsos operadores telefónicos?

Si has sido víctima de estos falsos operadores telefónicos, lo primero que debes hacer, especialmente si has facilitado datos personales y bancarios, es ponerte en contacto con tu banco para ver si se ha producido alguna actividad sospechosa en tu cuenta y en caso necesario, cancelar la tarjeta afectada y solicitar al banco, si es posible, que bloquee los pagos o transferencias que no sean habituales. Informales de que sospechas que has podido ser víctima de una estafa.

Por otro lado, poner reclamaciones a Jazztel porque supuestamente eran ellos quienes te llamaban, no te servirá de mucho, pero sí puedes avisar a la compañía para que pueda tomar las medidas adecuadas. Además, también deberías ponerlo en conocimiento de las autoridades correspondientes, porque podría tratarse de un delito de suplantación de identidad.

¿Qué cartas ha tomado en el asunto Jazztel, hasta ahora?

Como otras compañías por las que también se han hecho pasar estafadores, Jazztel solo se limita a informar a quienes se ponen en contacto con ellos sobre estas llamadas, de que no son ellos quiénes te han llamado y de que se trata, con toda seguridad, de una estafa. También nos recuerdan que para formalizar cualquier contrato o cambio de condiciones, se nos envía un email con un enlace, en el que se detallan todas las nuevas condiciones contratadas y que debemos aceptar, por lo que es importante leerlo todo antes de dar a «aceptar» o «sí».

Estafas con las portabilidades Jazztel

Con las portabilidades de Jazztel, existe otra modalidad de estafa o esa técnica agresiva de captación de clientes. En este caso, también a través de dos llamadas, en vez de decirte en la primera que Jazztel ha quebrado y va a cerrar, te informan de una notable subida de tarifas y de un nuevo período de permanencia, además, se emplea un tono poco agradable, con la intención de «calentar» al cliente para que, cuando reciba la segunda llamada con las ofertas de la competencia, esté más predispuesto a aceptarlas.

Si no te llaman desde el 912 913 753, sospecha

Lo cierto es que este tipo de estafas tienen siempre señales que deberían hacernos sospechar de ellas; el hecho de que las dos llamadas se produzcan en un corto período de tiempo es un claro indicador y lo de la OCU, en este caso, uno todavía más sospechoso, porque la OCU no lleva a cabo ese tipo de acciones.

Otra señal que debéis buscar es el número de teléfono desde el que recibís la llamada, si no es 912 913 753 o el 1565, que son números oficiales de Jazztel, lo más probable es que no sean ellos quienes os están llamando (estos estafadores suelen llamar desde números de teléfono móvil).

Y finalmente, cuidado con esas ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad, añadir nuevas líneas o recibir un dispositivo móvil sin coste adicional, con una tarifa entre los 20 y 30 euros, por ejemplo, casi seguro que se tratará de una estafa o un intento de phishing. Ante este tipo de llamadas, lo mejor es no dar ningún dato ni aceptar nada y ¡ojo!, porque en algunos casos ya conocen todos nuestros datos (conseguidos de alguna forma fraudulenta), lo que nos puede llevar a confiarnos, por lo que antes de aceptar, poneros en contacto con vuestra compañía para verificar la oferta.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.