La nueva privacidad de WhatsApp en el punto de mira

2547
WhatsApp comparte con Facebook contactos

¿Quién no utiliza WhatsApp hoy en día? De hecho, se considera la aplicación de mensajería más usada en nuestro país y, en los últimos días, vuelve a ser noticia por una modificación en su política de privacidad que permite compartir información de sus usuarios con Facebook.

Ya causó bastante polémica la adquisición de esta aplicación por Facebook hace dos años y hace un año, la modificación de su sistema de encriptación. Ahora vuelve a estar en el punto de mira por implantar unas condiciones de uso bastante desmesuradas.

¿Qué implica la nueva política de privacidad de WhatsApp?

Parece ser que con esta modificación introducida Facebook pretende obtener una rentabilidad al gran desembolso realizado en la compra de WhatsApp. De esta forma, el gigante de las redes sociales tendrá más información sobre nosotros.

Aunque muchos usuarios de Facebook ya comparten su teléfono e incluso su dirección en su perfil en esta red social otros prefieren no hacerlo para mantener parte de su vida personal alejada de su actividad en esta red social.

Al compartir nuestro número de teléfono con Facebook, la red social utilizará esa información “para mejorar tu experiencia con la publicidad y los productos” y se producirá un mayor seguimiento de nuestra actividad. ¿Cuál es el motivo? Fines publicitarios, que, aunque pueden originar consecuencias negativas para Facebook, su principal negocio es explotar comercialmente la información de sus usuarios.

¿Cómo evitar que Facebook conozca mi número?

En la nueva política de privacidad aparece un apartado en el que se explica cómo la conexión entre ambos servicios es útil para ofrecer una mejor experiencia de usuario, pero indican que “Nada de lo que compartas en WhatsApp, incluyendo tus mensajes, fotos, e información de perfil, será compartido en Facebook o en alguna de sus aplicaciones filiales para que otros puedan verlos“.

La Agencia Española de Protección de Datos recomienda que siempre que se reciba una comunicación sobre cambios en la política de privacidad de las apps que ya tenemos instaladas, como ocurre en este caso, o se descargue una nueva aplicación se lean esas nuevas condiciones.

Se da la opción de que nuestra información no sea compartida con Facebook. Para ello tenemos un plazo de 30 días y podemos hacerlo de dos maneras: antes de presionar Aceptar para otorgar nuestro consentimiento a los nuevos términos podemos pulsar en la palabra “Lee” marcada en azul, lo que hará que aparezca una casilla que podemos desactivar. La segunda opción sería, después de haber aceptado las nuevas condiciones de privacidad, ir a Ajustes -> Cuenta -> Compartir la información de mi cuenta y allí tenemos que desactivar esa opción. Aún haciendo eso, desde WhatsApp indican que habrá datos que sí se compartirán con Facebook sin que podamos hacer nada.

Alternativas al uso de WhatsApp

Esto no resulta nada fácil puesto que, actualmente, quien no está en WhatsApp no existe.

La principal alternativa sería la aplicación Telegram que ofrece funciones adicionales y más opciones de configuración, pero no permite realizar llamadas.

Los usuarios de Apple también tienen la aplicación iMessage, pero con la importante limitación de que esta aplicación no permite comunicarse con nadie que no tenga un producto de la casa.

Los usuarios más jóvenes son cada vez más proclives a usar la aplicación Snapchat, que también permite llamadas y videollamadas.

Debate sobre la privacidad

Se ha hablado mucho sobre el uso que Facebook hace de nuestra privacidad. Una de las quejas más habituales por parte de los usuarios es el hecho de que, incluso dándose de baja de la red social, alguna información compartida en ella previamente continúa allí durante al menos 90 días. Y, si se trata de los mensajes privados o la información de registro, ni siquiera llega a eliminarse. En la política de privacidad que todos aceptamos al darnos de alta se indica claramente.

Facebook recibe una cantidad sorprendente de información sobre los sitios a los que accedemos desde el dispositivo con el que nos conectamos a la red social. Es por eso que, si estamos buscando vuelo a París, durante unos días, Facebook nos mostrará obsesivamente anuncios de vuelos a París. No es casualidad. Se debe al cómo Facebook usa las cookies que recibe desde webs que incluyen su widget.

Usar los beneficios de WhatsApp, Facebook y toda clase de servicios de empresas tecnológicas implica cada vez más ceder parte de nuestra privacidad con la habitual excusa de “mejorar la experiencia de usuario”.

Puede que en efecto reunir ciertos datos ayude en esa experiencia, pero esa ansia con la que las empresas quieren acumular más y más información sobre nosotros es realmente alarmante. La nueva política de privacidad de WhatsApp no ayuda a que nos tranquilicemos y es posible que esto suponga que algunos usuarios consideren alternativas a una aplicación de mensajería que se aprovecha de su completo dominio en mercados como el español.

La nueva privacidad de WhatsApp en el punto de mira
4 (80%) 5 votos
Compartir

Dejar respuesta