Desde la creación de Airbnb son muchos los viajeros que han optado por recurrir a esta plataforma para reservar sus alojamientos vacacionales o para pasar estancias más largas por motivos laborales. Con el crecimiento de la popularidad de la plataforma, no han faltado la llegada de aquellos que intentan aprovecharse de sus usuarios; en este artículo vamos a repasar cuáles son las estafas en Airbnb más habituales y qué podemos hacer para evitarlas o cómo actuar en caso de ser afectados por una.

Estas son las estafas más frecuentes en Airbnb

Airbnb funciona poniendo directamente en contacto a quien necesita alquilar un alojamiento con quien lo ofrece para ello, sin intermediarios, y aunque los responsables de la plataforma aseguran haber comenzado a tomar mejores medidas para evitar la proliferación de las estafas por Airbnb (especialmente, tras la publicación de un artículo de Vice donde se habían recopilado cientos de testimonios de usuarios de la plataforma que habían sido víctimas de estafas a través de Airbnb), lo cierto es que estas todavía se producen.

A continuación vamos a ver los timos en Airbnb más habituales, señalando que estos fraudes no se limitan solo a Airbnb España, sino que se dan prácticamente en cualquier lugar del mundo donde opera la plataforma.

La estafa más común: El señuelo y el cambio

Una de las estafas con Airbnb que más se repite es la del señuelo y el cambio de última hora. Consiste básicamente en colocar un anuncio falso, en el que se muestra un alojamiento con buenas características y en un estado perfecto, cuando un usuario realiza la reserva, puede que unos días antes reciba un email informándole de algún supuesto problema con el piso y diciéndole que le alojarán en otra ubicación de igual categoría o mejor, sin embargo, el nuevo alojamiento estará en mucho peor estado y condiciones que el que se había alquilado.

Tampoco es necesario recibir ese aviso del cambio, en ocasiones simplemente el sitio alquilado no tiene nada que ver con el anunciado y la desagradable sorpresa se la llevan los usuarios al llegar al alojamiento, normalmente un lugar no en muy buenas condiciones.

Un supuesto fallo en la fontanería del piso

Parecido al timo anterior, tenemos el de supuesto fallo en la fontanería del piso. En este caso, el futuro inquilino recibe un aviso del anfitrión diciéndole que hay algún problema grave con la fontanería que hace inseguro o imposible alquilar el piso.

Esta excusa se emplea porque, de acuerdo con las Políticas de Causas de Fuerzas Mayores de Airbnb, si la vivienda no es habitable, al anfitrión no se le penaliza la cancelación. La plataforma asegura que para no aplicar la penalización, se pide a los anfitriones pruebas de dicha avería, que puede ser una factura de la empresa que se haya hecho cargo del trabajo de arreglo.

Esta estafa con los pisos de Airbnb tiene otras variaciones, como alegar que el alojamiento no es habitable porque los inquilinos anteriores lo han dejado en malas condiciones o porque el anfitrión necesita la vivienda por una emergencia familiar.

Esta estafa se emplea sobre todo para alquilar el alojamiento por un precio mayor del que ha pagado la persona que hizo la primera reserva.

Falsa reserva del piso: llegas a la residencia y la encuentras ocupada

Entre las estafas de Airbnb habituales nos encontramos también con esta, usuarios que llegan al alojamiento alquilado y se encuentran que ya hay otra gente alojándose en él. En principio, este timo no se puede llevar a cabo solo a través de Airbnb, puesto que cuando se reserva un alojamiento, este desaparece de la plataforma.

Así que para realizarlo, lo que hace el estafador es tener el piso anunciado en otra plataforma más, donde puede volverlo alquilar. Aunque tener un alojamiento disponible en varias plataformas de este tipo se puede hacer, una vez que se alquila el alojamiento, es necesario retirar la disponibilidad del mismo en todos los sitios en los que esté publicado.

Ante este caso, Airbnb recuerda que los inquilinos deben ponerse en contacto con el servicio de Atención al Cliente de la plataforma, que se ocuparé de ayudarles a encontrar otro alojamiento de igual o mayor categoría, incluso cubriendo la diferencia de precio, si este es mayor.

Transferencias fuera de la plataforma

Otro timo con el que hay que tener cuidado es con aquellos anfitriones que nos piden realizar un pago a modo de fianza fuera de la plataforma, normalmente a través medios como transferencias bancarias, cheque o un aplicación externa de pago.

Este es uno de los timos que la propia Airbnb reconoce y advierte en su página, puesto que cualquier pago que se haga fuera de la plataforma no tiene ningún tipo de garantía. Igual ocurre con las comunicaciones, estas siempre deben llevarse a cabo a través de la propia plataforma

Reclamar supuestos daños en la vivienda

Finalmente, una de las estafas a través de Airbnb que más difícil cuesta de demostrar, es aquella en la que el anfitrión reclama unos supuestos daños hechos a la vivienda al inquilino.

Si bien es cierto que a veces se producen daños en los alojamientos, hay ocasiones en que los anfitriones tratan de conseguir un dinero extra alegando un importe desorbitado por una reparación o unos servicios de limpieza.

¿Cómo evitar estafas en Airbnb?

Sin duda, la mejor forma de evitar las estafas en Airbnb es ser precavidos y tener en cuenta las recomendaciones que os dejamos a continuación.

Asegúrate de que estás buscando tu alojamiento en la auténtica página de Airbnb

La clonación de páginas haciéndolas pasar por las de verdad es una de las formas estafar a posibles víctimas. Airbnb no es la única que sufre este problema y lo habitual es que se acabe en estos sitios falsos al pulsar en un enlace que nos llega a través de un correo, supuestamente enviado por Airbnb, donde nos ofrecen alguna oferta de alojamiento interesante.

Evidentemente, al pinchar en el enlace, se nos conduce a una web falsa, con tiene como objetivo robarnos tanto nuestros datos como nuestro dinero. Es una técnica de phishing bastante habitual, en la que las víctimas acaban dando sus datos personales y bancarios, creyendo que están en la página legítima.

Para asegurarte de que realmente estás en la página de Airbnb, fíjate en la URL (la dirección que aparece en la barra de direcciones del navegador). Esta debe empezar por https, donde la «s» significa que estamos en un lugar seguro y que las operaciones que hagamos en él estarán cifradas.

Para facilitaros las cosas, la dirección oficial de Airbnb es https://www.airbnb.com y para España, https://es.airbnb.com.

Lee con detenimiento las políticas legales y reembolsos de Airbnb

Aunque es habitual no hacerlo, siempre es recomendable leer con detenimiento las políticas legales y de reembolso de Airbnb, puesto que en ellas podremos ver en qué casos tenemos derecho a reclamar la devolución de dinero o llevar a cabo una cancelación sin perder lo pagado en caso de que creamos haber sido víctimas de algún tipo de estafa o engaño con el alojamiento que hemos alquilado.

Confirma que realizas todas las gestiones desde la verdadera plataforma de Airbnb

Al igual que debes asegurarte de que la página en la que estás realizando la reserva es la página oficial de Airbnb y no una falsa, a la hora de realizar el resto de gestiones, también debes mantenerte dentro de la propia plataforma.

Como ya dijimos, tanto las comunicaciones que mantengas con el anfitrión como los pagos debes hacerlos siempre dentro y a través de Airbnb, ya que, por un lado, las comunicaciones quedan registradas, lo que podrá servirte de medio prueba en caso de una disputa o litigio con el anfitrión. Y por otro lado, el pago a través de la plataforma se hace a través de medios seguros, que pueden facilitar más adelante recuperar el dinero pagado.

Si un anfitrión te pide seguir hablando con él a través de un correo electrónico (o por teléfono), ya puedes desconfiar de él. Lo mismo si te pide que parte del pago lo hagas por un medio externo y diferente a los de la plataforma.

Mira las valoraciones y comentarios acerca de los anfitriones y los alojamientos

Finalmente, el último consejo que damos es que miréis los perfiles de los anfitriones; tanto para comprobar que los datos del anfitrión están completos (siempre una buena señal), así como los comentarios y valoraciones que hayan dejado otros usuarios que hayan alquilado su alojamiento con anterioridad.

Valoraciones Airbnb para evitar la estafa

Cuantos más comentarios y valoraciones positivas tenga un anfitrión, más confiable resultará, especialmente si cuentan con la insignia Superhost que otorga Airbnb a los anfitriones con más de 10 reservas hechas, gran porcentaje de valoraciones positivas, buen trato con inquilinos, respuesta a consultas, etc.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.