Si eres usuario habitual de Wallapop, puede que te interese conocer más a fondo en qué consiste Wallapop Protect; en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre este servicio de una de las aplicaciones compra-venta de artículos de segunda mano más utilizada en España.

¿Qué es Wallapop Protect?

Wallapop Protect es un servicio de pago que ofrece Wallapop a sus clientes para dar mayor garantía a los pagos y envíos de artículos, especialmente a aquellos que deben enviarse por correo a los compradores. Actualmente, aúna los anteriores sistemas de pago Wallapay y Wallapop Envíos y cuanta con la colaboración de Correos.

Ya sabéis que la principal características de cómo funciona Wallapop es el contacto directo entre vendedor y comprador, puesto que la aplicación nos permite localizar a los vendedores más cercanos a nosotros de ese artículo que estamos buscando y, por tanto, mucha gente prefiere acordar un encuentro en persona para realizar la compra-venta. Sin embargo, cuando el artículo que buscamos lo tiene un vendedor lejos de nosotros, no nos queda más remedio que recurrir al envío postal del artículo.

Y es en estas ocasiones cuando podemos sospechar, porque los casos de estafas en Wallapop existen y la duda siempre está ahí. Para dar garantías precisamente a los compradores (más que a los vendedores, ciertamente) es para lo que se ha creado Wallapop Protect, que si bien no es una obligatorio contratarlo, puede interesarte si vas a realizar una compra por un importe elevado.

Wallapop Protect es como un «seguro», ya que cuando se hace la compra del artículo y se realiza el pago, el dinero queda protegido por la plataforma en un depósito bancario, hasta que el comprado lo recibe y verifica que el artículo que ha recibido es el correcto. Si el artículo llega en mal estado o es algo diferente a lo que se había acordado con el vendedor, el servicio cubre también las devoluciones. Y si se pasan 48 horas desde que el artículo debería haber sido entregado, el dinero se devuelve al comprador.

¿Cómo vender con Wallapop Protect?

Para vender con Wallapop Protect solo es necesario incluir en el anuncio del artículo a vender que cuenta con la posibilidad de gestionar la operación a través de Wallapop Protect. El vendedor solo tendrá que añadir las dimensiones del artículo en el apartado de envíos y registrar su número de cuenta en la aplicación, para recibir los pagos a través de Wallapop.

Por su parte, los compradores que quieran usar Wallapop Protect, tendrán que dar de alta una tarjeta bancaria en la aplicación. Cuando la tarjeta esté confirmada, verán un botón azul en los chats de los vendedores que acepten envíos y pagos con esta función, solo hay pulsar en él para que el vendedor nos envíe a casa el artículo y realizar el pago.

¿Cómo hacer los envíos con Wallapop Protect?

Para realizar los envíos con Wallapop Protect debemos acudir a Correos, puesto que es el único servicio de mensajería que los gestiona. Y no, Wallapop Protect gratis no es y lo habitual es que sea el comprador quien asuma los gastos del envío, cuyas tarifas varían en función de las dimensiones del paquete, puesto que el vendedor lo incluirá en el precio final.

El vendedor recibirá una notificación cuando el comprador haya hecho el pago del artículo, tendrá entonces que aceptar la venta y completar los datos del comprador. Tendrá desde ese momento 5 días naturales para ir a su oficina de Correos más cercana a enviar el paquete, para lo que Wallapop le habrá facilitado un código que debe entregar con el paquete. Correos dará a vendedor y comprador un código de seguimiento del paquete, para que pueda comprobar en todo momento el estado del proceso.

Eso sí, este servicio de envíos solo está disponible dentro de la península, es decir, que quedan fuera las Islas Canarias, las Islas Baleares, Ceuta y Melilla.

Tarifas y precios de los envíos

Las tarifas y precios de los envíos son fijos para quienes usen Wallapop Protect y, como decíamos, varían en función de las dimensiones del paquete:

  • De 0 a 2 Kg: 2,95 €
  • De 2 a 5 Kg: 3,95 €
  • De 5 a 10 Kg: 5,95 €
  • De 10 a 20 Kg: 8,95 €
  • De 20 a 30 Kg: 13,95 €

¿Cómo realizar los pagos?

El comprador realiza el pago mediante la tarjeta bancaria que haya registrado en la aplicación y el dinero queda bloqueado y protegido por Wallapop hasta que se recibe el paquete. El comprador tiene 48 horas para comprobar el artículo, si todo está en orden, Wallapop transfiere el dinero al vendedor por transferencia bancaria, directamente al número de cuenta que haya facilitado el vendedor en la plataforma. Así de sencillo, no hace falta ningún tipo de contacto entre las partes.

¿Es seguro Wallapop Protect?

En general se puede decir que Wallapop Protect es seguro, especialmente para el comprador, puesto que su dinero está protegido hasta el momento de recibir el artículo y 48 después de comprobarlo, y hace más fácil descubrir cómo reclamar en el caso de que haya algún problema con el artículo comprado.

Y aunque al vendedor también le asegura recibir el pago una vez confirmada la entrega y el estado del artículo, se trata de una arma de doble filo, puesto que «nada» impide a un comprador reclamar que un artículo ha llegado mal, no es lo acordado, que el paquete estaba vacío o incluso llegue a devolver un artículo diferente al reclamado. Esto provocará un proceso de disputa en el que Wallapop tratará de resolver la situación.

Pero este proceso no es todo lo justo que debiera, puesto que aunque ambas partes deben presentar información para apoyar su reclamación, Wallapop no tiene forma de saber fehacientemente quién dice la verdad y quién está engañando.

Problemas habituales de Wallapop Protect

Aparte del problema de las reclamaciones falsas y los procesos de disputa que pueden volverse en contra de un vendedor honesto, otro problema habitual de Wallapop Protect son los pagos por parte de la propia plataforma, que, según podemos ver en varios comentarios de usuarios en Internet, suelen retrasarse más allá de las 48 horas de las que dispone el comprador para comprobar el estado del artículo, lo que puede generar desconfianza en el servicio por parte de los compradores.

Otro problema relacionado con la lentitud de los responsables de la aplicación está en la demora en los procesos de disputa abiertos, que pueden llevar meses resolverse.

Si Correos pierde un paquete, tampoco parece que haya solución rápida, ni un teléfono al que reclamar o de atención al usuario, y la plataforma se limita a dejar un mensaje de que «contactarán con Correos para conocer la situación del envío». Pueden pasar meses sin respuesta y finalmente no aparecer el paquete, lo que supone una doble pérdida para el vendedor, la del dinero que no se ingresará en su cuenta y la del artículo vendido que se ha perdido.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.