Una empresaria de Blanes (Girona) ha sido víctima de una estafa de 40.000 euros a través de un hackeo de su teléfono móvil.

Esta empresaria se encontraba alojada en un hotel de Estados Unidos y se conectó a su red wifi. Los ciberdelincuentes accedieron a esa wifi y al contenido del teléfono.

La víctima ha denunciado los hechos pero ni la policía ni el banco han logrado recuperar el dinero.

Uso de Wifi del hotel

La empresaria, gerente de una empresa de cosméticos y perfumes, utilizó la red wifi del hotel de EE.UU. donde se alojaba para acceder a su correo electrónico. Entonces el hacker se introdujo en su teléfono y comenzó la estafa.

Recibió un email de un proveedor chino indicándole que pagara a una empresa filial el importe correspondiente a un pedido solicitado. La empresaria no sospechó puesto que la dirección del remitente del email era la de ese proveedor. Se hizo la transferencia a la nueva cuenta bancaria indicada pero no era la de ese proveedor sino la del hacker que había suplantado su identidad.

El ingreso se hizo en un banco de China y no se ha podido recuperar el dinero.

Normalmente, los ciberdelincuentes que utilizan la suplantación de identidad para cometer estafas eligen países con leyes específicas o que no regulan claramente estos temas. Por ello es muy complicado recuperar los importes estafados.

Cuidado con las redes Wifi públicas

El año pasado se incrementaron casi un 50% las denuncias por estafas. Y más de la mitad de esas estafas se realizan online.

Incluso existen vídeos tutoriales en Internet sobre cómo acceder a móviles conectados a través de Wifi públicas. Por eso la policía advierte de los peligros de conectarse a redes Wifi abiertas.

Algunas de las recomendaciones que debemos seguir para evitar que personas no autorizadas accedan a nuestro teléfono móvil son:

  • Evitar conectarnos a redes Wifi abiertas, ya que a través de esas redes pueden acceder al contenido de nuestro teléfono.
  • En caso de conectarnos a una red Wifi pública, debemos comprobar que tenga una seguridad WPA o WPA2.
  • Al usar una red pública es necesario desactivar todos los procesos de sincronización en nuestro teléfono.
  • Instalar un antivirus y mantener el teléfono actualizado.
  • Evitar navegar por páginas web que no utilizan un cifrado de datos, la url debe comenzar por https.
  • Mientras estemos conectados a una red pública es conveniente no iniciar sesión con nuestro usuario y contraseña en ningún servicio. No debemos realizar compras online ni transacciones bancarias.
  • Borrar los datos de la red que nuestro teléfono ha memorizado una vez que finalicemos esa conexión.
Estafa a una empresaria de Girona mediante el hackeo de su móvil
4.4 (88%) 5 voto[s]

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.