Actualmente el malware está en todas partes. A medida que el mundo en red se extiende, también lo hace la posibilidad de infección. Por eso, voy a dedicar este post a explicarte en qué consiste el malware y cómo puedes protegerte de él.

El malware es una amenaza creciente para las pequeñas y medianas empresas. Puede afectar a casi cualquier dispositivo, desde tu oredenador, teléfono o tableta hasta sistemas más grandes, como servidores y bases de datos.

Tampoco se limita a los dispositivos que están en línea, el malware puede entrar en los lectores de tarjetas de débito, sistemas POS, cajeros automáticos y otros tipos de dispositivos a través de un USB, tarjetas infectadas o incluso cargadas en la fábrica.

El malware causa daños a tu dispositivo o software, lo que puede significar que este dispositivo no funcionará como solía hacerlo o incluso podría apagarse por completo.

A través del malware tu información personal o comercial puede caer en las manos equivocadas. Para empresas de cualquier tamaño, esto podría causar muchos daños en tiempo de inactividad, multas, pérdida de clientes o daños a la reputación.

¿Qué es el malware?

El malware es un software intrusivo creado para destruir y causar daños en ordenadores y sistemas informáticos. El malware es una contracción para el «software malicioso». Los ejemplos de malware común incluyen virus, gusanos, virus troyanos, spyware, adware y ransomware.

Este software malicioso puede entrar en tu ordenador y realizar acciones sin tu permiso, dando a los piratas informáticos acceso total a tus datos, dispositivos y sistemas.

Podrías compararlo con un resfriado común. Probablemente no recuerdes la hora exacta en que se infectó e incluso puede permanecer latente por un tiempo. Pero, una vez que se activa, empezarás a notar el daño que realmente está haciendo.

Al igual que un resfriado, el malware cambia con el tiempo. Continúa volviéndose más inteligente y más rápido, encontrando nuevas formas de acceder a tu dispositivo o red.

Inicialmente, el malware se diseñó como una forma de cibervandalismo, rompiendo ordenadores o cambiando su fondo y accediendo a su información personal. Desde entonces, los ciberdelincuentes lo adoptaron y se utiliza para almacenar valiosos datos comerciales y personales para rescate, piratear contraseñas para acceder a cuentas bancarias,

Tipos de malware

El malware viene en todas las formas y tamaños, y cada uno tiene diferentes métodos de prevención y tratamientos contra infecciones. Analizaremos los principales tipos de malware y cómo reconocerlos.

Virus

Los virus son un subgrupo de malware. Un virus es un software malicioso adjunto a un documento o archivo que admite macros para ejecutar su código y propagarse de un host a otro.

Una vez descargado, el virus permanecerá inactivo hasta que el archivo se abra y esté en uso. Los virus están diseñados para interrumpir la capacidad de funcionamiento de un sistema. Como resultado, los virus pueden causar problemas operativos importantes y pérdida de datos.

Gusanos

Los gusanos son un software malicioso que se replica y se propaga rápidamente a cualquier dispositivo dentro de la red. A diferencia de los virus, los gusanos no necesitan programas host para difundirse.

Un gusano infecta un dispositivo a través de un archivo descargado o una conexión de red antes de multiplicarse y dispersarse a una velocidad exponencial. Como los virus, los gusanos tienen la capacidad de interrumpir gravemente las funciones de un dispositivo y originar la pérdida de datos.

Troyanos

Los virus troyanos se disfrazan de programas de software útiles. Pero una vez que el usuario lo descarga, el virus troyano puede acceder a datos confidenciales y luego modificar, bloquear o eliminar los datos.

Esto puede ser extremadamente dañino para el rendimiento del dispositivo. A diferencia de los virus y gusanos normales, los virus troyanos no están diseñados para autorreplicarse.

Spyware

El spyware es un software malicioso que se ejecuta en secreto en una computadora e informa a un usuario remoto. En lugar de simplemente interrumpir las operaciones de un dispositivo, el spyware apunta a información confidencial y puede otorgar acceso remoto a los depredadores.

El spyware se usa a menudo para robar información financiera o personal. Un tipo específico de spyware es un keylogger, que registra las pulsaciones de teclas para revelar contraseñas e información personal.

Adware

Adware es un software malicioso utilizado para recopilar datos sobre el uso de un ordenador y proporcionarle los anuncios adecuados. Si bien el adware no siempre es peligroso, en algunos casos el adware puede causar problemas en el sistema.

El adware puede redirigir tu navegador a sitios inseguros, e incluso puede contener troyanos y spyware. Además, niveles significativos de adware pueden ralentizar notablemente tu sistema. Debido a que no todo el adware es malicioso, es importante contar con una protección que escanee estos programas de manera constante e inteligente.

Secuestro de datos

El ransomware es un software malicioso que obtiene acceso a información confidencial dentro de un sistema, encripta esa información para que el usuario no pueda acceder a ella y luego exige un pago financiero por la divulgación de los datos.

El ransomware es comúnmente parte de una estafa de phishing. Al hacer clic en un enlace disfrazado, el usuario descarga el ransomware. El atacante procede a cifrar información específica que solo puede abrirse con una clave matemática que conocen. Cuando el atacante recibe el pago, los datos se desbloquean.

Malware sin archivos

El malware sin archivos es un tipo de malware residente en memoria. Como sugiere el término, es un malware que opera desde la memoria del ordenador de la víctima, no desde los archivos en el disco duro.

Debido a que no hay archivos para escanear, es más difícil de detectar que el malware tradicional. También hace que el análisis forense sea más difícil porque el malware desaparece cuando se reinicia la computadora víctima.

¿Cómo detectar y eliminar el malware?

Eliminar el malware de un dispositivo nos llevará tiempo. El malware de casi cualquier variedad es destructivo. Además, a los creadores de malware no les interesa ​​facilitar esa eliminación, ya que eso les perjudicaría.

Por tanto, la gran mayoría de los usuarios de ordenadores, necesitan ayuda para eliminar el malware.

Al existir muchas clases diferentes de malware, hay muchos síntomas distintos. Los síntomas pueden ser extremadamente obvios o extremadamente sutiles.

Aquí tienes una lista de los síntomas más comunes en caso de estar infectado con malware.

  • Tu ordenador muestra mensajes de error extraños o ventanas emergentes
  • Tu ordenador tarda más en iniciarse y funciona más lentamente de lo habitual
  • Las congelaciones o fallos aleatorios afectan a tu ordenador
  • Cambios en la página de inicio de tu navegador web
  • Barras de herramientas extrañas o inesperadas aparecen en tu navegador web
  • Tus resultados de búsqueda están siendo redirigidos
  • Acabas en sitios web a los que no querías ir
  • No puedes acceder a sitios web relacionados con la seguridad
  • Aparecen nuevos iconos y programas en el escritorio que no has puesto
  • Modificaciones en el fondo del escritorio sin tu conocimiento
  • Tus programas no se abren
  • Tu protección de seguridad ha sido deshabilitada sin razón aparente
  • No puedes conectarte a Internet o funciona muy lentamente
  • Programas y archivos faltan repentinamente
  • El ordenador está realizando acciones por su cuenta
  • Tus archivos están bloqueados y no se abrirán

Si tu sistema muestra uno o más de estos síntomas, la causa podría ser el malware.

Prepara tu sistema

Lo primero que debes hacer antes de comenzar con la eliminación de malware es hacer una copia de seguridad de tus archivos en una ubicación sin conexión.

El proceso de eliminación es potencialmente perjudicial para tu sistema y otros archivos importantes. Algunas variantes de malware se vuelven extremadamente agresivas cuando perciben el proceso de eliminación y tienen como objetivo eliminar tus documentos importantes y privados con él.

En este caso, recomiendo utilizar un dispositivo de almacenamiento externo en lugar de una solución en la nube, y por una buena razón. Antes de restaurar sus archivos privados en tu ordenador que pronto estará limpio, debemos analizar minuciosamente la copia de seguridad en busca de rastros de infección.

Si el malware está presente en tu copia de seguridad, copiará la infección directamente a tu ordenador y volverás al punto de partida.

Cómo escanear la unidad USB de respaldo

Una forma sencilla y rápida de solucionar el problema es escanear la unidad USB antes de conectarse. Tengo dos opciones para ti.

USB Disk Security

USB Disk Security es una práctica herramienta gratuita que ofrece un nivel de protección razonablemente alto contra unidades USB infectadas. Descarga e instala la herramienta. Cuando esté listo, abre USB Disk Security y selecciona la pestaña USB Scan.

Mientras detenemos el malware, selecciona el botón grande Vacuna USB. Cuando insertes tu unidad USB de respaldo, buscará automáticamente posibles amenazas.

Ninja Pendisk

Ninja Pendisk es otra herramienta gratuita que escaneará e inmovilizará rápidamente una unidad USB infectada. La herramienta también creará un autorun.inf especial con permisos especiales para proteger contra la reinfección (en caso de que tu sistema no esté completamente limpio).

Modo seguro y restauración del sistema

Comencemos el proceso de eliminación. Esto puede llevar algo de tiempo. Además, el éxito puede venir de la primera solución que probamos. La eliminación de malware es, a veces, un proceso muy frustrante.

Muchas variantes de malware se entrometen con tu conexión a Internet. Algunas variantes de malware crean un proxy para enrutar todo tu tráfico, mientras que otras simplemente ocultan tu conexión de red. Otros te impiden acceder a tu escritorio o impiden que se ejecuten ciertos programas.

En todos los casos, arrancamos en modo seguro. El modo seguro es un modo de inicio limitado al que se accede a través del menú de inicio avanzado de Windows.

Para acceder a modo seguro dentro de Windows 10, pulsa la tecla de Windows + I. Escribe inicio avanzado en la barra de búsqueda del panel Configuración y selecciona la primera opción. Selecciona Reiniciar ahora en Inicio avanzadoEsto reiniciará inmediatamente el sistema.

Una vez reiniciado el ordenador debes ir al menú de configuración de inicio. Selecciona Habilitar modo seguro con funciones de red de la lista.

Alternativamente, reinicia tu sistema y presiona F8 durante el proceso de arranque. Debido al inicio rápido, este procedimiento no funcionará en algunos sistemas más nuevos.

Restaurar sistema nos permite revertir todo el sistema a un punto anterior en el tiempo. Un punto de restauración puede aliviar rápidamente algunas formas de malware.

Escribe Restaurar en la barra de búsqueda del menú Inicio y selecciona la mejor coincidencia. Esto abrirá el panel de Propiedades del sistema. Selecciona Restaurar sistema.

¿Cómo protegernos del malware?

Nadie estamos a salvo de ser víctimas de malware, pero, adoptando ciertas medidas de seguridad y buenas prácticas, podremos hacer más difícil su actuación.

Estas son las recomendaciones que debes seguir para protegerte del malware:

  1. Mantén tu software actualizado: Los fabricantes de software como Microsoft y Oracle actualizan periódicamente su software para corregir errores que podrían ser explotados por piratas informáticos.
  2. No hagas clic en enlaces dentro de correos electrónicos: Una buena regla general es que si no reconoces a un remitente de un correo electrónico, no hagas clic en ningún enlace dentro de él.
  3. Usa software antivirus gratuito: No tienes que pagar por el software para proteger tu ordenador. Para los usuarios de Windows, Microsoft Security Essentials es gratuito. Avast es otro programa antivirus gratuito.
  4. Haz copias de seguridad: Tienes tres opciones básicas de respaldo: un disco duro externo, servicio de respaldo en línea o almacenamiento en la nube. Usa un servicio como Google Drive, y tus archivos serán respaldados continuamente en la nube.
  5. Usa una contraseña segura: Una contraseña segura es compleja, con una combinación de letras, números y símbolos. Si bien algunas personas usan la misma contraseña para todo, trata de evitar esa práctica.
  6. Usa un firewall: El hecho de que tengas un software antivirus en ejecución no significa que tengas un firewall. Tanto PC como Mac vienen con un software de firewall incorporado. Asegúrate de verificar que esté habilitado.
  7. Minimiza las descargas: Asegúrate de que la configuración de seguridad de tu navegador web sea lo suficientemente alta como para detectar descargas no autorizadas. Para Internet Explorer, la configuración de seguridad media es el nivel mínimo para usar.
  8. Utiliza un bloqueador de ventanas emergentes: Los navegadores web tienen la capacidad de detener las ventanas emergentes y te permiten configurar la seguridad para aceptar ventanas emergentes.

En estos días, protegerse de virus y datos perdidos es mucho más fácil de lo que solía ser y no tiene que costar un euro. Dedica unos minutos para asegurarte de estar protegido. Te alegrarás de haberlo hecho.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.