¿Necesitas almacenar tus datos y habías pensado en la nube? sí, pero… No te fías del todo.
No te preocupes, a continuación podrás tomar una decisión en base al estudio de los mejores sistemas para hacer copia de seguridad de los archivos.
La copia de seguridad es una de las medidas que se han endurecido con el Reglamento Europeo de Protección de Datos para garantizar la conservación de la información.

Definición de la nube

El almacenamiento en la nube o cloud no es más que un disco duro en Internet. Un lugar donde guardar los archivos y acceder a ellos desde cualquier dispositivo en cualquier parte del mundo de manera sencilla.

Una pequeña nota de advertencia: muchos sistemas se sincronizan con los documentos originales. Así que ten cuidado al borrarlos no te quedes sin ellos.

¿Guardar archivos en la nube es seguro?

Almacenando tus archivos en la nube puedes guardar, acceder y proteger tus datos online de forma sencilla.

Una de sus ventajas es la optimización del trabajo ya que es posible subir cualquier tipo de archivo y acceder a él desde cualquier dispositivo. Además sabes que siempre tienes una copia de seguridad de tus datos importantes en un lugar seguro lo que te ofrece mayor tranquilidad. En caso de que se produzca algún incidente que haga necesaria la recuperación de los archivos, tenerlos guardados en la nube te será muy útil.

Otra de las ventajas del almacenamiento en la nube es que con ello se reducen los recursos necesarios para gestionar los datos.

Pero no todo son ventajas. También existen ciertos riesgos asociados al almacenamiento en la nube, entre los que cabe destacar:

  • Cese del servicio de forma repentina: con ello no podremos acceder a los archivos y perderemos la información.
  • Fallo del servicio: si se produce un fallo en el proveedor del servicio de almacenamiento o en la conexión de nuestro dispositivo podemos dejar de tener acceso temporalmente a esos archivos.
  • Acceso por personas no autorizadas: si alguien nos roba el usuario y contraseña para acceder a esos archivos podrá acceder a toda la información.
  • Sincronización: en caso de que por error borremos archivos de un equipo sincronizado, se eliminará esa información de la nube.
  • Actuación de un ciberdelincuente: un ciberataque contra el servicio podría ocasionar que cualquiera pueda acceder a la información o la pérdida de esta.
  • Dispositivos móviles: si esos móviles van a parar a manos inadecuadas y no hemos establecido las adecuadas medidas de seguridad, podrán ver y compartir toda nuestra información.

Consejos para un almacenamiento seguro en la nube

Estos son los consejos que debes seguir para almacenar la información en la nube de manera segura:

  • El proveedor del servicio debe disponer de un cifrado https y de su propio certificado de seguridad
  • En caso de subir datos sensibles, usa herramientas de cifrado para que solo tú puedas acceder a ellos
  • Además de la nube para almacenar tus copias de seguridad utiliza otros sistemas alternativos como discos duros externos para garantizar la disponibilidad
  • Antes de usar un servicio en la nube debes leer sus políticas de privacidad y condiciones de uso y elegir otro si no estás de acuerdo con ellas.
  • Para acceder al servicio usa contraseñas fuertes y cierra sesión cada vez que finalices su utilización. Activa el sistema de verificación en dos pasos si el servicio lo tiene disponible
  • A la hora de compartir archivos y carpetas debes informarte del funcionamiento de las opciones disponibles para evitar dar información a personas inadecuadas

Conocimiento de las amenazas y mayor protección

Hoy en día la gran mayoría de las empresas utilizan la nube para almacenar su información. Y esa información corporativa se encuentra en continuo movimiento entre diferentes servicios alojados en países distintos y son analizados por múltiples partes.

Todo eso hace necesario implantar nuevas formas de proteger esa información.

El coste de autorizar aplicaciones individuales en la nube es demasiado elevado. Para verificar un servicio en la nube se invierten una media de cuatro días por las empresas. Así, por ejemplo, si una empresa usa unas 1.300 aplicaciones en la nube, tardaría unos 13 años en analizarlas y elaborar una lista blanca o negra. Y eso sin considerar que un proveedor de servicios en la nube puede modificar sus protocolos de seguridad de un día para otro.

En la actualidad, los sistemas de Protección de datos deben combinarse con un conocimiento de las amenazas. Para ello se han recogido criterios objetivos de evaluación de la seguridad en la nube a través de la Cloud Security Alliance.

Proteger los datos sin bloquearlos

Saber que un determinado servicio en la nube es adecuado para la empresa no tiene por qué suponer su uso generalizado. Los responsables de TI de la empresa deben aceptar que los individuos puedan usar varias cuentas con proveedores de servicios en la nube, profesionales o personales. Según esto, deben establecer la forma en la que se realizará el seguimiento y se establecerán políticas de protección de datos en las diferentes cuentas, según ese seguimiento.

Para que una política de protección de datos sea efectiva es necesario:

  • Conocer quién está accediendo a esos datos
  • Desde dónde se realiza ese acceso
  • Cómo se produce el acceso

Actualmente está aumentando el acceso remoto y móvil a los servicios en la nube de forma que casi el 50% de esos accesos se realizar a través de dispositivos móviles. Por eso las empresas deben implantar también políticas de Protección de datos en la nube para dispositivos móviles.

Ahora lo más inteligente es que la empresa diseñe políticas de protección de datos específicas a nivel de usuario, dispositivo o actividad. Y que estas puedan implantarse y gestionarse fácilmente en todas las plataformas.

Principales servicios de almacenamiento en la nube

A continuación te muestro una breve explicación de los principales proveedores de servicios de almacenamiento en la nube.

Google Drive

Ya con crear una cuenta de Google tienes 15GB en Google Drive automáticamente. Esa capacidad se reparte entre todos los servicios de Google. Drive crea una carpeta en Windows que se vincula a una versión duplicada en la nube organizando los archivos con una interfaz en forma de árbol. Se sincroniza de manera selectiva para que puedas elegir el dispositivo.

Los archivos que comparten contigo no te ocupan tu espacio. Además dos personas pueden trabajar a la vez desde el mismo Docs. Y se puede decidir que archivos puedes estar disponibles sin conexión en el móvil. Los datos se encriptan en AES de 128 bits. Google ofrece también el sistema de seguridad de verificación en dos pasos. Y para tu tranquilidad Google asegura que no accederá al contenido de ninguna carpeta de Drive a no ser que se lo exijan las autoridades. .

Dropbox

Pocos ofrecen compatibilidad con Linux y Blackberry como Dropbox, además de Windows, macOS, Android y cualquier iOS estándar. Con la cuenta gratuita tienes 2GB, espacio más que suficiente para documentos. Pero si lo que quieres guardar son archivos de más peso quizá se te queda un poco escaso. Por menos de diez euros al mes puedes hacerte con 1TB, pero si además se lo recomiendas a tus amigos te dan 500MB por cada uno hasta los 16GB.

Se instala como una carpeta local en el dispositivo que quieras y se sincroniza con la versión online. De esta manera se tiene acceso a todos los archivo aun estando offline. La versión gratuita no permite que los  archivos se compartan con otros. Pero no todo es malo si no pagas ya que Dropbox hace copias cada 30 días, por lo que si editas o borras un documento puedes recuperar versiones anteriores. Además todos los archivos almacenados en Dropbox están encriptados mediante un cifrado AES 256-bit. 

pCloud

Con una cuenta en pCloud obtienes 10GB de almacenamiento gratuito. Pero se puede aumentar invitando a los amigos, completando un tutorial o compartiendo varios enlaces en las redes sociales. Aunque por 500GB no cuesta nada pagas menos de cuatro euros al mes, pero es que si te parece poco tienes 2TB por menos de ocho euros mensuales. Aunque no impone restricciones en el tamaño pudiendo subir cualquier archivo a una gran velocidad y con una sincronización muy eficaz. A largo plazo te puede compensar planes ‘Lifetime’, de por vida, por 125 euros por 500GB y 250 euros por 2TB. Además es compatible con: Windows, Mac, Linux, iOS y Android encriptado de forma TLS / SSL. Con acceso gratuito pueden acceder a cualquier versión anterior de un documento durante 30 días. Pero con la premium pueden acceder hasta 180 días de antigüedad.

Se puede compartir el contenido con los amigos enviando enlaces para acceder a carpetas y documentos. Y te deja editar si sólo lo puede ver o también editarlo. Con el ‘Enlace de carga’ a la personas con la que lo compares se le forma el archivo en su pCloud para no tener que rebuscas en los correos cada vez que se quiera ver. Pero lo mejor es la ‘Carpeta Crupto’ para evitar a los hackers y al Estado con el cifrado AES de 256 bits y la clave utiliza RSA de 4096 bits. Por lo que puedes tener archivos encriptados y no a la vez.

Amazon Cloud Drive

Amazon Drive empezó siendo un servicio básico para hacer copias de seguridad de fotos y vídeos. Con el paquete básico puedes guardar hasta 250 canciones. Y si eres Premium, por algo más de sesenta euros, tienes almacenamiento ilimitado de fotos y 5GB para lo demás. Y está disponible para iOS y Android, Windows y Mac, además de poder acceder desde el móvil para música o fotos. Tiene una interfaz simple y muy fácil de manejar.

OneDrive

Integrado en Windows10 viene OneDrive de Microsoft, pero la cuenta básica sólo ofrece 5GB de almacenamiento gratuito. Y si quieres más espacio puedes hacerte 50GB por 2 euros al mes, aunque si te inscribes en ‘Office 365 Personal’ por 69 euros al año, obtendrás 1TB de espacio. Las carpetas y archivos se crean desde la web y tiene una sincronización selectiva para no tener todo duplicado por dispositivo. Si eres usuario de Windows te compensa inscribirte en la cuenta gratuita de 5GB.

Gracias a las redes sociales puedes compartir los archivos con tus amigos estableciendo permisos concretos para que sólo lean o editen los documento incluso en la versión gratuita. Pero si lo que quieres es privacidad ojo. Porque Microsoft se reserva el derecho a analizar tus archivos para buscar lo que consideraría “contenido objetable”.

almacenamiento nube

SpiderOak

Si lo que buscas es estar tranquilo guardando cierta información SpiderOak es lo que necesitas. La clave de su éxito reside en que una vez descargado el servicio en tu escritorio de Windows, Marc o Linux transfieres los archivos a tu carpeta local. Y se encriptan antes de subirlos en la nube de forma local en tu dispositivo. Ni la compañía ni ningún gobierno pueden ver tu información. Se pueden saber los dispositivos que tienen instalada la aplicación y te da acceso al árbol de archivos. Tiene una cuenta gratuita con 2GB, pero con una prueba de 60 días. Se puede compartir fácilmente archivos y enviar enlaces seguros configurando una identificación

Mega

Mega se caracteriza porque ofrece cifrado en todo momento por medio de una encriptación local. Cualquier archivo almacenado sólo puedes verlo tú, ya que el equipo no tiene posibilidad de entrar. La aplicación es compatible con Windows, Mac OS y Linux. Pero con una cuota anual desde los 99 euros a los 299 euros puedes disponer de 500GB a 4TB y mayor ancho de banda para poder compartir la información enviando una invitación y editando las acciones. Aunque tus amigos no sean de Mega está la opción de mandarles una clave encriptada para que accedan a los archivos.

Están disponibles las funciones de:

  • videochat,
  • llamadas de voz,
  • correo electrónico y
  • mensajería instantánea.

Todas cifradas, por lo que es una forma de comunicación más segura que Skye o Google Hangouts.

Livedrive

Knowhow, el servicio que se conocía como: LiveDrive. Viene con tres alternativas de almacenamiento: 200GB, 2TB y 4TB, variando el número de dispositivos operativos.  El ‘Maletín’ es una instalación general en línea no vinculada a un ordenador específico. Pudiendo a tus archivos desde tu ordenador, teléfono o tablet compatible con iOS, Android y Windows Phone. Nada más instalarlo crea un copia de seguridad de todo el sistema. Aunque estaría mejor poder elegir lo que se quiere guardar lo cierto es que se puede borrar lo que no se quiere almacenar. Los archivos no se almacenan encriptados, pero asegura su protección gracias a varias capas de protección.Cada tránsito de Knowhow Cloud se encripta en tu dispositivo con TLS para evitar intercepciones.

Mozy

Mozy dispone de un servicio gratuito de 2GB de espacio, algo limitado, con la posibilidad de obtener más a través de referencias o de pago por menos de seis euros al mes. Es una aplicación muy estándar. Pero con opción a seleccionar el contenido que se quiere almacenar sincronizando automáticamente. Puedes acceder desde el sitio web o móvil con versiones compatibles para Windows y Mac OS, iOS y Android, limitada la copia de seguridad a un ordenador con la cuenta básica.

Todas las instalaciones en un archivo se guardan durante 30 días y restaurarlo desde la fecha que prefieras. Además se pueden descargar todos los archivos de una vez. Su interfaz es simple, además de un diseño estético y funcional, pero estable, arrastrando las carpetas que quieras a la unidad Mozy. Se encripta en AES de 256 bits o Blowfish de 448 bits cifrando la información desde el ordenador antes de enviarlo a la nube.

Apple iCloud

La nueva versión de iCloud Drive permite almacenar cualquier documento o archivo y acceder a él desde tu ordenador a través de: Windows por la web, iOS y Mac. Pero si no eres usuario de Apple no es recomendable. De manera predeterminada viene creadas carpetas de ‘Etiquetas’, ‘Números’ y ‘Páginas en iCloud Drive’, y se pueden crear las que uno quiera. La versión gratis viene con 5GB, por 0´99€ al mes se amplía a unos razonables 55GB y por menos de diez euros ya te pones en 2TB.

Puedes trabajar desde tu iPad y luego seguir en el ordenador de manera segura porque la información está encriptada por lo que denominan: ‘un mínimo de AES de 128 bits’, con el estándar más de 256 bits reservado para ‘contraseñas de llavero’. En este caso, Apple se reserva el derecho de ver tus documentos si lo considera oportuno.

Tresorit

Al registrarte obtienes 3GB, pero te exige probar la versión Premium, por diez euros, aunque no hace falta que pagues porque pasado el periodo de prueba puedes volver a la versión gratiuta. La de pago te da 100GB de almacenamiento y la ‘Solo’ te da 1TB por 25 euros al mes. La seguridad de la aplicación reside en un cifrado local que luego se envía a los servidores de Tresoit, donde permanecen encriptados incapacitando el acceso hasta el equipo y agencias nacionales, por regirse por una privacidad legislada en Suiza.

La ‘verificación en dos pasos’ mantiene tu información protegida, incluso si te roban el ordenador o contraseña. Además, pagando puedes destruir documentación y establecer restricciones de edición. Pero lejos de su complejidad de encriptación está su fácil manejo, ya que puedes arrastrar las unidades a Tresorit y se cifra automáticamente o guardando archivos directamente en la carpeta para que esté disponible en cualquier aplicación Tresorit, compatible con  Windows y Mac OS.

Comparativa de los servicios de almacenamiento

Configurando la modalidad básica cada aplicación ya tendrías 100GB gratuitos a tu disposición.

Pero entrando más en profundidad, ya que las prestaciones no son iguales en todos los servidores, quizá Dropbox, Google Drive y OneDrive son de las mejores alternativas de almacenamientos a la hora de facilidad, pero si lo que quieres es capacidad Mega con sus 50GB gratis es muy buena opción.

Si buscamos seguridad Tresorit y pCloud proporcionan una encriptación que nos da tranquilidad.

¿Necesitas cumplir el RGPD?

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.