La tecnología 5G ha sido la estrella en el Mobile World Congress de Barcelona este año. Y es que todo el mundo habla de ella.

Pero como toda tecnología conectada a la red, tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Así, la industria lo considera un gran avance en el acceso inalámbrico a Internet. Pero otros lo consideran un aumento del control sobre las personas.

Veamos qué significa el 5G, cuáles son sus usos y los riesgos o medidas de seguridad de esta tecnología.

¿Qué es la tecnología 5G?

5G es una tecnología que garantiza una mayor velocidad, menor demora en las conexiones y la posibilidad de conectar varios aparatos a la vez sin perder velocidad. Se dice que se aumentará por diez la velocidad actual de conexión a Internet.

Para ello las operadoras de telefonía e Internet deberán actualizar todos sus sistemas. Son necesarios nuevos chips y antenas de radio para que los teléfonos puedan funcionar.

Los fabricantes de productos inalámbricos ya se están preparando para la entrada de esta nueva tecnología. Han actualizado los equipos de sus redes, adquirido radiofrecuencias que puedan manejar las señales de 5G, o instalado nuevas antenas 5G en las torres celulares, postes del tendido eléctrico y luces de la calle.

Se considera que la inversión de estas empresas en redes 5G superará en Estados Unidos los 270 millones de dólares.

¿Cuándo comenzará a funcionar?

Este mismo año comenzará a aplicarse la tecnología 5G en Estados Unidos. Y China la implantará el próximo año.

Cuando la red esté preparada para utilizar 5G, es necesario tener un teléfono que disponga de esta tecnología para poder conectarnos a ella. Los primeros teléfonos con esta tecnología se empezarán a comercializar en el primer semestre de este año y serán más caros que los de tecnología 4G. Estos últimos se podrán seguir usando pero no con la tecnología 5G.

Usos del 5G

Existen múltiples utilidades previstas con esta tecnología 5G.

Contribuirá a un mejor funcionamiento de las ciudades ya que, al conectar redes de sensores, se podrá manejar el tráfico o dectectar, por ejemplo, cuándo se produce un corte de luz.

También se podrán conectar automóviles autónomos y permitir nuevas aplicaciones de realidad virtual y aumentada. Las conexiones a gran velocidad harán posibles operaciones a distancia y otras funciones en telemedicina. Esta tecnología permitirá la automatización de las fábricas y las empresas dispondrán de líneas de Internet de alta velocidad dedicadas.

Para los consumidores, la principal utilidad será que podrán descarga películas o vídeos a una mayor velocidad o que en lugares con mucha gente funcionará mejor Internet en los teléfonos móviles.

Riesgos de la tecnología 5G

No todo iban a ser cosas buenas. También se habla, y mucho, de los riesgos que traerá consigo esta nueva tecnología.

Desde Estados Unidos se pide a sus empresas que no utilicen tecnología de telecomunicaciones china indicando que puede suponer un peligro para la seguridad. Hace años que se piensa que el gobierno chino usa los dispositivos Huawei para espiar.

Y también existe el debate, al igual que en otras tecnologías actuales como la Inteligencia artificial o el Big Data, sobre la protección de los datos personales y la intimidad de los individuos. Sobre todo tras la aprobación del RGPD.

Por último, esta redes de alta velocidad tienen también importantes riesgos de ciberseguridad. La agencia de ciberseguridad de la UE advirtió que no existen suficientes garantías de que las nuevas redes sean seguras.

Al ser mayor la cantidad de usuarios conectados existirá un mayor riesgo de ataques informáticos.

Por ello las empresas de telecomunicaciones deben aplicar soluciones de seguridad más fuertes sobre esta nueva tecnología para evitar ciberataques más complejos.

Ciberseguridad del 5G

Se han propuesto varias medidas de seguridad para esta nueva tecnología.

Por un lado se pretenden introducir unos sensores en los teléfonos 5G que, en caso de ser robados y que alguien pretenda extraer la memoria, desactivan el dispositivo y se autodestruye el contenido de la memoria.

Con el 5G, el tráfico en Internet está encriptado, desde el dispositivo hasta el núcleo de la red. Es un complejo cifrado de datos para más seguridad.

Sin embargo, por muchas medidas de seguridad que se apliquen, siempre existe el peligro de ser atacado. Los usuarios corren el riesgo, por ejemplo, de descargar aplicaciones falsas que pueden acceder a sus datos personales o bancarios.

Por eso, por muy moderna que sea la tecnología, nunca debemos dejar de extremar las precauciones.

Los riesgos del 5G y la Ciberseguridad
4.7 (94.29%) 7 voto[s]

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.