El Blockchain es uno de los términos de moda en internet y en el sector financiero. Esta tecnología puede suponer un cambio en los métodos actuales para el almacenamiento de datos. Pero, ¿en qué consisten las cadenas de bloques? ¿Cómo funcionan? ¿En qué casos se pueden utilizar? Lo vemos en el siguiente artículo.

¿Qué es el Blockchain o Cadena de Bloques?

El Blockchain consiste en un método de almacenamiento digital de información que se basa en un registro único y descentralizado en varios nodos de red. Es un sistema que surgió con la aparición de las criptomonedas y que se ha venido usando principalmente en las transacciones económicas.

La información se almacena en un bloque, el cual se relaciona con el resto de bloques de la cadena a través de código hash. Los datos que aparecen en estos bloques están cifrados, de forma que la información permanece inalterable. Además, se puede actualizar de forma constante y sin necesidad de intermediarios.

¿Para qué sirve el Blockchain?

La principal función del Blockchain es ejercer como un registro de operaciones digitales. Gracias a estas cadenas de bloques se puede distinguir a cada persona y dispositivo, y añadir nueva información relacionada a la cadena.

Una cadena de bloques no solo sirve para registrar transacciones económicas, sino que puede almacenar operaciones de toda clase de forma transparente y fácilmente verificable. por ejemplo, datos sobre contratos, propiedades o historiales de cualquier tipo.

para que sirve el blockchain

¿Cómo funciona una cadena de bloques?

 

Explicar el funcionamiento de una cadena de bloques con términos informáticos sería complejo. Sin embargo, entender su mecánica básica es mucho más sencillo.

El Blockchain es una cadena que está formada por diferentes bloques. En cada no de estos bloques se almacena determinada información:

  • Transacciones o registros.
  • información sobre el propio bloque.
  • Relación entre ese bloque y el resto de bloques de la cadena, a través de un código hash.

Cada uno de estos bloques ocupa un lugar concreto dentro de la cadena, Además, ocupa un lugar inamovible dentro de la misma, ya que se relaciona con todos los bloques que fueron añadidos con anterioridad a la cadena.

La cadena de bloques completa se almacena en todos los nodos de la red, con lo que la información está presente para todos los participantes (pero no visible ya que está cifrada).

Si se quiere actualizar la información, los nuevos registros son analizados por los nodos de red y, una vez verificados, se añaden a la cadena en forma de un nuevo bloque, que se interrelacionará con los anteriores.

¿Cómo se está usando en el mercado?

Hasta el momento, la tecnología Blockchain se ha utilizado sobre todo para registrar transacciones económicas. Especialmente en lo que se refiere a las operaciones con criptomonedas como el Bitcoin.

Sin embargo, aunque todavía es una de las tendencias tecnológicas más jóvenes, sus posibilidades ya están estudiando e implementando en numerosos ámbitos. Uno de los más interesados es el sector bancario, pero también hay muchos otros, como la industria logística, el sector sanitario o las administraciones públicas.

Potencial del blockchain

El potencial del Blockchain es excepcional, teniendo en cuenta que puede funcionar como un registro de operaciones digitales en cualquier ámbito. Gracias a él las transacciones y almacenamiento de información pueden ser más seguras, rápidas y eficientes.

Entre los sectores que podrían beneficiarse de este enorme potencial están los servicios financieros, la sanidad, las industrias manufactureras, la logística, protección de datos, gestión de contratos y un largo etcétera.

Por ejemplo, pongamos un ejemplo en el caso de las donaciones a entidades de lucro. La identidad de los donatarios quedaría registrada de forma perpetua, así como la cantidad donada, el destinatario de dicha donación o los proyectos a los que se destinará el dinero. Toda esta cadena de bloques se podría actualizar con nuevos registros y tendría diversos usos. Por ejemplo, prevenir fraudes, o para que el donatario se pueda desgravar de forma automática parte de sus donaciones a la hora de hacer la declaración de la Renta.

¿Qué ventajas aporta a las empresas?

Las cadenas de bloques o Blockchain ofrecen una serie de ventajas que merece la pena destacar:

  • Permiten realizar operaciones financieras de forma segura.
  • Los datos son casi imposibles de falsificar. Además, tampoco se pueden borrar. La cadena registra todas las operaciones registradas desde su creación.
  • La información no se pierde. Además de permanecer siempre en la base de datos, seguiría funcionando aunque se cayera la red.
  • Se pueden registrar operaciones de una forma mucho más rápida, al no existir intermediarios. De hecho, se puede hacer de forma inmediata, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
  • Es un sistemas con un funcionamiento básico mucho más sencillo, de forma que se simplifica la contabilidad de las operaciones.
  • Los datos almacenados son privados, íntegros, relacionados, completos y de alta calidad.
  • Es una tecnología que se puede usar en múltiples sectores y con numerosas aplicaciones.
  • Permite que los aparatos electrónicos se comuniquen de forma segura entre sí. Por eso se utiliza cada vez más para hacer copias de seguridad de información empresarial.

¿Es una tecnología segura?

Una de las grandes dudas que surgen alrededor del Blockchain es: ¿es el Blockchain una tecnología segura? En buena parte, esta desconfianza viene provocada por el el sistema empleado en las transacciones con criptomonedas, un mercado en el que todavía existe un gran desconocimiento y que se relaciona con frecuencia con el dinero negro o las transacciones ilegales.

Sin embargo, la realidad es bien distinta.

Una de las razones por las que el Blockchain es una tecnología segura es que todos los nodos de la red almacenan copias exactas de la cadena. Por tanto, la información está disponible en todo momento. Si un ciberdelincuente quisiera provocar un ataque DNS, tendría que atacar a todos los nodos de red, ya que basta con que uno de ellos se mantenga activo para que la información esté disponible.

Por otro lado, resulta casi imposible alterar la información. Si un atacante quisiera hacerlo, debería modificar todos los datos de la cadena completa en, al menos, un 51% de los nodos. Además, en caso de modificar la información de un bloque, la cadena se rompería, y no habría forma de acceder al resto de bloques que formaban parte de dicha cadena.

Por último, los registros de datos y operaciones en Blockchain se verifican a través de firmas y certificados digitales, los cuales aseguran la veracidad y autenticidad de la información.

El blockchain en el sector bancario. ¿Qué están haciendo los bancos?

cadenas de bloques y criptomonedas

En la actualidad los bancos están valorando las opciones de adoptar el Blockchain para minimizar el número de participantes necesarios en una transacción y la seguridad de las mismas. Sin embargo, todavía pocas entidades bancarias se han decidido a desarrollar sus propios sistemas de cadenas de bloques. La mayoría opta por ceder su desarrollo a startups que desarrollan estas tecnologías o ceden su gestión a compañías tecnológicas especializadas.

Riesgos del Blockchain para la Banca

Entre los problemas que argumentan los bancos para la escasa implantación del Blockchain se encuentra que todavía la consideran una tecnología inmadura y que sigue presentando limitaciones.

Además, esgrimen la necesidad de crear una normativa común que regule el funcionamiento de este tipo de transacciones, así como los problemas legales que pudieran surgir entre entidades y autoridades.

Por otra parte, también se discuten los desafíos a los que se tendría que enfrentar la Banca en caso de que el uso de cadenas de bloques se generalizara. Según afirman, esto las haría más difíciles de controlar, provocando brechas de seguridad.

La cadena de bloques más allá de la economía: 8 aplicaciones de las Cadenas de Bloques

Como ya hemos señalado, la tecnología basada en las cadenas de bloques se ha venido usando casi exclusivamente para registrar transacciones económicas. Sin embargo, como vemos a continuación, sus aplicaciones pueden ser muy variadas.

Controlar la disponibilidad de historiales médicos

El Blockchain en el sector sanitario es la solución para tener una base de datos común y constantemente actualizada, que contenga información verídica sobre todos los pacientes.

Otra de sus muchas aplicaciones en este campo sería evitar el tráfico de medicamentos ilegales. Se podría aplicar la tecnología Blockchain en toda la cadena de suministro de fármacos, desde su producción hasta su distribución a pacientes, garantizando además que son correctamente almacenados.

Contratos inteligentes

Los smart contracts o contratos inteligentes son otro producto de la implantación del Blockchain. Este tipo de contratos recogen la información en forma de código, de forma que no se pueden alterar ni eliminar sus datos. Esto reduce al mínimo la posibilidad de crear contratos fraudulentos o de modificar sus datos a posteriori.

Además, la información se interpreta sin necesidad de un intermediario, y la aplicación de las cláusulas se realiza de forma automática.

Por poner un ejemplo simple, el funcionamiento sería similar a cuando compras en una máquina expendedora. Sabes que te proporcionará el producto que quieras en función del código que hayas marcado y el dinero introducido. Además, te devolverá el importante sobrante. Y durante toda esta operación no hará falta ningún intermediario (vendedor) que garantice que la operación se lleva a cabo.

Almacenamiento en la nube

El almacenamiento en la nube es una tecnología relativamente nueva, pero que ya está sufriendo importantes cambios, como es la llegada de la multinube o las nubes de Blockchain. El uso de las cadenas de bloques en la nube elimina la necesidad de guardar los datos en la plataforma de un tercero de confianza.

El Blockchain para almacenamiento en la nube hace uso del sellado de tiempo, un protocolo que registra el momento en el que se han introducido los datos y garantiza que éstos no han sido alterados con el paso del tiempo. Por ello, los datos estarán siempre protegidos y no pueden ser manipulados.

Patentes/Registro de Propiedad

La aplicación de las cadenas de bloques para el registro de patentes o propiedades tiene la capacidad para erradicar los fallos provocados por los errores humanos. Además, no habrá que hacer frente a la desesperante lentitud de los trámites burocráticos.

Esta tecnología puede ser de gran ayuda para todos los agentes que intervienen en los procesos de registro de propiedades o patentes, ya sean bancos, compañías aseguradoras, agentes de bienes raíces, notarios, registradores, compradores o vendedores.

Además, el Blockchain se puede aplicar a numerosos procesos, véase compras, ventas, traspasos, registro de títulos, demandas, herencias, hipotecas y un largo etcétera.

Prevenir ciberataques de equipos y redes

Ya hemos visto que la tecnología Blockchain es muy segura. Los ciberataques como ataques DNS o de denegación de servicio son casi imposibles, ya que el atacante debería anula todos los nodos de una red. Con un solo nodo que siguiera funcionando, la información estaría disponible.

Además, evita casi por completo la posibilidad de que los ciberdelincuentes pueda manipular la información. Para modificar la información de una cadena, se deberían cambiar los datos en la cadena completa, pero no solo eso, debería hacerse la misma operación en más de la mitad de los nodos.

Voto electrónico

A pesar del avance de las nuevas tecnologías, muchos países todavía siguen recurriendo a métodos arcaicos como el recuento manual para el conteo de votos.

Por otro lado, cuando se emplean sistemas informatizados como el voto por correo electrónico, existen muchas dudas acerca de la fiabilidad de la información y con las formas de registrar y contabilizar los datos.

El Blockchain eliminaría todos estos problemas. Aumentaría la rapidez del proceso y su transparencia, garantizando la fiabilidad del voto a distancia.

Transparencia de las administraciones públicas

Las administraciones públicas han de hacer frente a una gran cantidad de información de los ciudadanos. Los datos de millones de personas están en sus manos, y los errores en el registro o almacenamiento de dicha información pueden dar lugar a serios inconvenientes para el individuo.

La aplicación del Blockchain entre las administraciones públicas está íntimamente relacionado con el uso de contratos inteligentes para formalizar acuerdos entre éstas y los ciudadanos. Esto abre la posibilidad a una gestión más ágil y segura de todo tipo de trámites. Por ejemplo, no tendrías que introducir tus datos cada vez que quieras hacer un trámite, ya que tu información ya se encontraría almacenada con las máximas garantías.

El internet de las cosas

El internet de las cosas (ioT) es otra de las tendencias que va a marcar el futuro. Se basa en el establecimiento de una relación más cercana entre el ser humano y los objetos inteligentes. En este sentido, las cadenas de bloques funcionan como una especie de  verificador que garantizan la eficacia y la fiabilidad de las comunicaciones. Por ejemplo, el Blockchain puede servir para que asegurar que un asistente virtual solo cumpla las órdenes de su propietario y de nadie más.

Malentendidos típicos con la tecnología blockchain

El Blockchain es una tecnología todavía bastante desconocida, lo que provoca que sea objeto de diversos bulos o información poco contrastada. A continuación vemos algunas de las falacias más extendidas:

  • Es una tecnología gratuita: No es así. Para implementar esta tecnología se necesitan usar equipos informáticos capaces de computar una elevada cantidad de datos. Esta potencia informática tiene un coste.
  • Solo hay un Blockchain: Se tiende a pensar que solo existe una tecnología Blockchain. Sin embargo, no es así. Existen cadenas de bloques públicas, privadas, de código cerrado, open source… Asimismo, hay tecnología Blockchain de uso general y otras con aplicaciones específicas. Dicho de otro modo, cada empresa podría desarrollar su propia tecnología Blockchain, en caso de tener capacidad y conocimientos para ello.
  • Sirve para todo: Hay defensores a ultranza del Blockchain que consideran que se puede usar para resolver cualquier problema, en cualquier ámbito. Sin embargo, no se trata de magia. Es una tecnología con gran potencial pero que, a medida que se vaya extendiendo, también se irán descubriendo sus carencias.
  • Se basa en la cooperación de la comunidad: A decir verdad, esto no es ningún mito. En realidad, surgió como una tecnología de cooperación y colaboración, y así debería seguir siendo. Sin embargo, la comunidad Blockchain se ha dividido. La principal razón ha sido el aumento del precio de la criptomoneda y la expansión de prácticas interesadas como el coin flipping (comprar criptomonedas baratas para venderlas a mayor precio), además de la entrada progresiva en esta tecnología de grupos de influencia.
  • Es 100% segura: Aunque a lo largo del artículo hemos hecho énfasis en la seguridad de las cadenas de bloques, lo cierto es que en esta vida no hay nada totalmente seguro ni fiable. Nada es 100% invulnerable a los ataques, tampoco el Blockchain.
  • Blockchain es lo mismo que Bitcoin: Para nada. El Bitcoin es uno de los tipos de criptomoneda que existen. La relación entre ambos términos se basa en que las cadenas de bloques ha sido la tecnología empleada para las transacciones entre este tipo de monedas.
  • Solo es válido para registrar transacciones económicas: Como ya hemos visto, esto también resulta una falacia. La aplicación del Blockchain va mucho más allá del sector financiero.

¿Qué pasa con la protección de datos en el Blockchain?

Una de las ventajas de Blockchain es que ofrece garantías a la hora de almacenar datos de forma segura. Todos los participantes de las cadenas pueden ver los bloques de datos, pero no acceder a su información, ya que ésta se encuentra cifrada.

Sin embargo surge la duda de que si esta tecnología está preparada para hacer frente a las exigencias del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Para entender mejor la situación, veámoslo con un ejemplo.

Imagina que has creado un registro con datos de personas, el cual has almacenado mediante Blockchain. Para crear dicho registro, has pedido consentimiento a todas las personas, por lo que estarías cumpliendo el RGPD.

Además, al obtener consentimiento expreso, has creado una red global de conocimiento, la cual se puede consultar a través de un historia de transacciones. De nuevo cumples el RGPD.

Por otro lado, el proceder de esta manera estás garantizando que te has preocupado desde un principio por la seguridad de los datos de los individuos incluidos en la base de datos, por lo que también cumples con la obligación de tener en cuenta la privacidad por diseño y por defecto.

Pero ahora vienen las complicaciones.

Por un lado, ¿quién es el responsable del tratamiento de dichos datos? Al crear un sistema descentralizado, permites que todos participen en él en igualdad de condiciones, sin que haya nadie encargado de vigilar los objetivos del tratamiento o los medios empleados.

Por otro, ¿qué hay del derecho al olvido o del resto de derechos ARCO? Has creado una base de datos en la que la información no se puede borrar ni eliminar. El encargado de borrar dicha información sería el responsable o encargado del tratamiento, a petición de los propios interesados, pero al no haber responsable, esta opción queda descartada.

blockchain

Resumen

En definitiva, el Blockchain es una tecnología de la que se habla mucho últimamente, que tiene un gran potencial, pero cuyo uso todavía sigue limitado a ámbitos concretos.

Entre las razones para su escasa implantación puede estar la desconfianza que genera haber sido un mecanismo desarrollado para la transacción de criptomonedas. Además todavía existe un gran desconocimiento sobre cómo funciona esta tecnología y las aplicaciones que puede tener.

Poco a poco las empresa importantes se van dando cuenta de sus posibilidades. Es el caso de Walmart, que implantó las cadenas de bloques para realizar el seguimiento de sus productos, o British Airways que lo implantó por primera vez para monitorizar los vuelos entre Londres, Miami y Ginebra.

Sin embargo, todavía son pocas las empresas que se atreven a apostar por las cadena de bloques, aunque es de esperar que esto cambie con el tiempo. Veremos lo que depara el futuro.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.