Si hay un concepto que cada vez oímos más, es el de ciudad inteligente o Smart City, ¿pero qué significa que una ciudad sea inteligente? En esta entrada vamos a explicarlo y, además, ver algunos ejemplos de Smart Cities alrededor del mundo y en España, para ayudar mejor a comprender cuáles son los elementos que convierten a una ciudad en una ciudad inteligente.

¿Qué es una ciudad inteligente? 

La ciudad inteligente o Smart Citie es la respuesta a los problemas que deberán enfrentar (y en algunos casos ya enfrentan) las ciudades actuales en un futuro cercano, como la sobrepoblación (se estima que para 2050, el 85% de la población mundial vivirá en ciudades), el abastecimiento energético, las emisiones de CO2, la gestión y planificación del tráfico rodado, el abastecimiento de bienes y servicios y materias primas o la prestación de servicios sanitarios y de seguridad para toda la población.

Es decir, son ciudades inteligentes aquellas que aplican las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) para hacer frente a esos desafíos, proveyéndolas de infraestructuras que garanticen:

  • Un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente.
  • Incrementen la calidad de vida de los ciudadanos.
  • Gestionen con mayor eficacia los recursos disponibles.
  • Promuevan una participación activa de los ciudadanos.

Lo cierto es que la ciudad inteligente es ya una realidad y, como veremos más adelante, existen muchas ciudades que ya pueden usar este adjetivo para describirse, pero aún queda camino por andar. Se espera que gracias a la llegada del 5G, el desarrollo del IoT (Internet de las Cosas) y una mejor gestión, las ciudades inteligentes y sostenibles se conviertan en una realidad mucho más extendida. Por supuesto, para que todo esto funcione, será imprescindible la participación ciudadana, puesto que muchas acciones dependerán de ellos.

Además, las ciudades inteligentes son un modelo de ciudad que está orientado fundamentalmente a las personas, a la mejora de su calidad de vida.

Concepto de ciudad inteligente Smart City 1

¿Qué condiciones debe adquirir una ciudad para convertirse en «Smart»?

Para que una ciudad se considere «Smart» esta debe cumplir una serie de condiciones:

  • El desarrollo económico y social no solo debe ser respetuoso con el medio ambiente, sino completamente sostenible.
  • Ha de ser capaz de gestionar de manera óptima sus recursos naturales, para lo que debe contarse con la participación de los ciudadanos.
  • Tanto la ciudadanía como las instituciones administrativas de la ciudad, así como organizaciones privadas que tengan su sede en la ciudad, deben estar comprometidas con el desarrollo sostenible y participativo de la ciudad.
  • Se deben emplear soluciones tecnológicas que ayudan a hacer la vida de los ciudadanos más sencilla y cómoda.
  • Los ciudadanos deben contribuir activamente al uso y fomento de las alternativas que ofrecen las nuevas tecnologías y ayudan con el desarrollo sostenible.
  • Para lo que las administraciones públicas deben informar y formar a la ciudadanía.

Así, un modelo de ciudad inteligente aplicaría las siguientes medidas en estos sectores clave:

  • Medio ambiente: Uso de sistemas que permitan el ahorro de energía, un consumo eficiente de agua, fomento del reciclaje, reducción de gases de efecto invernadero, fomento del eMovility (uso de vehículos eléctricos públicos y privados).
  • Urbanismo: Optimización del transporte público, una gestión eficiente del tráfico privado, construcción de Smart Buildings (edificios inteligentes y sostenibles), cambio del alumbrado público por sistemas LED y adaptaciones del consumo, riego automático e inteligente de jardines.
  • Administración y gobierno: Apuesta por administración lo más telemática posible, uso de plataformas de pago online, entornos en la nube, redes de banda ancha para móviles y redes de Wi-Fi público gratuito.
  • Sanidad: Implementación de sistemas de telemedicina, teleasistencia, alertas a los servicios de emergencias automáticas cuando se produzcan situaciones de riesgo para personas mayores o menores o para gran parte de la ciudadanía.
  • Seguridad: Centralización de los servicios de emergencia y seguridad en un solo centro integrado, que ayude a reducir los tiempos de respuesta.
  • Sensores: A través de la colocación de sensores inteligentes en la ciudad, para recoger datos e información de la ciudad, esta se puede mantener conectada e informada en todo momento, para dar las instrucciones necesarias a cada subsistema (por ejemplo, si durante la noche nadie camina por una calle, se puede bajar la intensidad del alumbrado). Los datos recogidos por estos sensores inteligentes servirán para dar respuesta situaciones en tiempo real y para predecir posibles escenarios que puedan darse (algunos ejemplos de lo que miden estos sensores: radiación, contaminación, niveles de ruido, etc.).

Concepto de ciudad inteligente Smart City 3

Top 6 Ciudades inteligentes en el mundo

Ahora que ya sabemos qué se entiende por ciudad inteligente, vamos a ver cuál es el top 6 de las ciudades inteligentes en el mundo de acuerdo al Índice IESE Cities in Motion, que ha analizado 174 ciudades de 80 países (correspondiente al año 2019). Para hacer este ranking se tienen en cuenta 9 aspectos clave:

  • Economía
  • Capital humano
  • Gobernanza
  • Planificación urbana
  • Gestión pública
  • Tecnología
  • Medioambiente
  • Proyección internacional
  • Cohesión social
  • Movilidad y transporte

Londres

El ranking lo encabeza la capital de Reino Unido gracias a sus buenos resultados en proyección internacional, capital humano, movilidad y transporte y economía. Debe mejorar en cohesión social y medioambiente, posiciones donde escala año a año, en su camino para convertirse una Smart Citie completa.

Nueva York

Nueva York quedó en segunda lugar gracias a sus resultados en capital humano, planificación urbana y movilidad y transporte. Si no está a la cabeza es que tiene las mismas carencias que Londres, pero con una pero puntación: cohesión social y medioambiente.

Amsterdam

Amsterdam quedó clasificada un tercer lugar. La capital de Holanda destaca en los mismos aspectos que las dos primeras ciudades del ranking (aunque por debajo que estas) y suma mejores resultados en cohesión social.

Zúrich

Pero si hablamos de cohesión social, la ciudad con una major calificación en este aspectos es Zúrich; la capital suiza consigue este resultado gracias a su baja tasa de homicidios y criminalidad, además de contar con uno de los índices de felicidad más elevados del mundo y haber obtenido la máxima valoración como entorno favorable para el desarrollo de la mujer.

Reikiavik

Rikiavik entra en el top 6 gracias a su posición en cuestiones medioambientales; no solo por su reducción de la contaminación, sino también por su gran uso de fuentes de agua renovable.

Wellington

La última ciudad de este ranking es Wellington, la capital de Nueva Zelanda figura aquí también por sus bajos niveles de polución y la reducción de la contaminación.

Concepto de ciudad inteligente Smart City 2

España: ¿Qué es la red nacional de ciudades inteligentes?

En España también se apuesta por el desarrollo de las Smart Cities y para ello se empezó a gestar en 2011 la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI). La firma del Manifiesto por las Ciudades Inteligentes. Innovación para el progreso, tenía como compromiso crear una red abierta para fomentar el progreso económico, social y empresarial de las ciudades a través de la innovación y el conocimiento, apoyándose en las TIC. Finalmente, la RECI quedaría oficialmente creada en 2012, en la actualidad sigue funcionando y está formada por 83 ciudades españolas comprometidas por implementar estos modelos y sistemas de ciudad inteligente.

Ejemplos ciudades inteligentes en España

A continuación vamos a ver ejemplos de ciudades inteligentes en España, cabe mencionar que Madrid y Barcelona aparecieron en los puestos 24 y 28 respectivamente en el Índice IESE Cities in Motion que mencionábamos más arriba.

La experiencia de Barcelona

En Barcelona se apuesta por las TIC para ejecutar servicios ciudadanos, como la movilidad o la administración. Para empezar, se han instalado más de un millón de telecontadores en la ciudad, para mejorar la capacidad de previsión y adaptación del consumo eléctrico.

La ciudad se ha convertido también en impulsora del vehículo eléctrico, con acciones como la creación de la primera isla de energía Endesa, un punto de recarga rápida, implementado en una estación de servicio del distrito 22.

Tiene previsto instalar tecnología LED para reducir el consumo y la contaminación lumínica del alumbrado urbano.

El modelo de Madrid

Los ejemplos de sistemas de ciudad inteligente de Madrid los encontramos en el Centro Integrado de Seguridad y Emergencias (CISEM), a través del cual se coordina y organiza a cuerpos como la Policía o el Samur y que ha conseguido reducir el tiempo de respuesta por debajo de los 8 minutos.

En esa línea, tenemos también los centros de control de movilidad que miden la afluencia de tráfico en tiempo real, ya sea en el centro de la ciudad o la M-30. Para esto se utilizan sensores enterrador que cuentan el número de coches que pasan por las calles.

Smart city Malaga

En Malaga se han centrado en la gestión de la energía en su camino hacia la ciudad inteligente. Se ha fomentado la integración de fuentes renovables en la red eléctrica para aumentar la eficiencia y reducir las emisiones de CO2. Se han instalado telecontadores, así como sistemas para automatizar la red en la playa de la Misericordia, junto a generación distribuida e infraestructura inteligente de carga de vehículos. La idea también es llevar este sistema de control energético a los hogares.

Para ello se han instalado 17.000 contadores inteligentes, de los cuales, 50 cuentan con soluciones de eficiencia energética para el hogar. Edificios públicos también cuentan con estos sistemas y en la calle se han sustituido 100 luminarias por otras con tecnología LED y halogenuro, gestionadas con un sistema de control de punto a punto.

Smart city Valencia

Valencia es otro ejemplo de ciudad que va por el buen camino hacia la ciudad inteligente. En 2018 creó la Oficina de Ciudad Inteligente para gestionar toda una serie de competencias relacionadas con esta materia, desde asesoría, coordinación y dirección, pasando por la creación de proyectos, hasta la formación en nuevos productos y tecnologías.

Se trata de planes integrados para impulsar medidas que ayuden al desarrollo de la ciudad inteligente, como transformación urbana, construcción de edificios inteligentes y mejoras de la red de transportes.

Santander inteligente

Santander ha colocado cerca de 12.000 sensores inteligentes por toda la ciudad; estos se ocupan de recoger información sobre el estado de la misma, desde tráfico, pasando por contaminación, hasta la meteorología, o sensores de riego basados en una programación basada en el horario.

Como habéis podido ver a lo largo de la entrada, las ciudades inteligentes y sostenibles comienzan a ser una realidad, aunque todavía nos quede un largo camino por recorrer; en Europa tras alcanzar el tiempo límite para la Agenda 20-20, ahora muchos de esos objetivos se han trasladado a la agenda 2030. En gran parte, el conseguirlos depende de las administraciones, pero en otra gran parte de los ciudadanos, porque un elemento clave de toda Smart Citie es el Smart Citizen (el ciudadano inteligente).

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.