Vigo diseña un sistema para permitir que los viajeros mantengan su privacidad. Con ese sistema, las autoridades pueden tener acceso a un listado cifrado sin acceder a toda la información, sólo si existen coincidencias con las búsquedas de las fuerzas de seguridad pueden pedir más información.

El sistema permite e las aerolíneas proporcionar a la policía o las administraciones una lista de pasajeros cifrada para que comprueben si hay concidencia con sus listados de sospechosos de terrorismo sin tener acceso total a la información personal del resto del pasaje. Con ello se pretende compatibilizar el derecho a la privacidad de los viajeros con las medidas de seguridad propuestas por la Unión Europea que obligan a las compañías a ceder a los estados hasta 19 datos personales de los pasajeros, con independencia de su condición de sospechoso o de su historial. 

Con este sistema, creado por la Universidad de Vigo, es posible terminar con el prejuicio de que la seguridad solo se puede conseguir renunciando a la privacidad, el cifrado de las listas sería diferente en cada vuelo, lo que ayudaría a mejorar la seguridad.

La aplicación también puede tener otros usos como que dos empresas comprueben si tienen un cliente común sin desvelar sus respectivas carteras.

Tengo derecho a mi privacidad como viajero
4.5 (90%) 6 votos