Existen diversos motivos que nos pueden llevar a querer ocultar nuestra dirección IP cuando navegamos por Internet, puesto que esta serie de números funciona prácticamente como nuestro DNI y permite que nuestro proveedor de servicios de Internet (ISP), las webs que visitamos y cualquier con los conocimientos suficientes para ello, puedan seguir nuestro rastro digital e incluso llegar hasta nuestro ordenador o dispositivo. En esta entada vamos a explicaros cómo podéis ocultar la IP al navegar.

¿Por qué debería ocultar mi IP?

Es posible que cuando pensamos en ocultar la IP, se nos vengan a la mente motivos algo cuestionables, pero lo cierto es que hay razones muy válidas para querer conservar nuestro anonimato al navegar por la Red.

Uno de los principales motivos para esconder nuestra IP es mantener nuestra privacidad para evitar, por ejemplo, los anuncios y publicidad personalizada. Ni siquiera se trata de no tener nada que ocultar, simplemente no queremos que terceros tengan nos puedan rastrear la IP y saber por dónde hemos estado navegando, qué hemos estado viendo o con qué páginas hemos interactuado. Esto lo pueden desde nuestro IPS, pasando por empresas, hasta, lo que es peor, ciberdelicuentes que pueden dirigir sus ataques contra nosotros.

En ese mismo sentido, ocultar la IP nos ayudará a evitar dejar una huella digital pasiva, es decir, aquella que dejamos por el simple hecho de navegar por Internet y que se puede emplear para recopilar datos sobre nuestro comportamiento en la Red.

Ocultar la IP también puede resultar útil para poder saltarnos la censura que algunos gobiernos tienen impuesta sobre ciertos sitios de Internet a los que no se puede acceder desde dicho país. Al esconder la IP, lo que hacemos es ocultar nuestra posición geográfica (por ejemplo, si estamos navegando desde España y usamos una VPN cuyo servidor esté en Canadá, será como si estuviésemos accediendo a Internet desde Canadá).

Siguiendo esa línea, ocultar la IP también nos servirá para acceder a contenido geográficamente restringido, como pueden ser, por ejemplo, los servicios de streaming de otros países como la versión norteamericana de Netflix o la HBO, o acceder vídeos de YouTube que están bloqueados en nuestra región por motivos de copyright.

Concepto proxy ocultar ip

¿Cómo puedo ocultar una IP?

Si queremos navegar de manera anónima, existen varios métodos para hacerlo, a continuación os explicamos cómo ocultar la IP a través de diferentes medios. Con algunos podremos ocultar la IP gratis y con otros mediante el pago de una cuota mensual o anual.

Usando un Proxy

Si solo quieres ocultar tu IP online en momentos concretos o para acceder a algún servicio bloqueado en tu región, puedes recurrir a una web Proxy. Se trata de una página web alojada en un servidor que actúa como intermediario entre tu conexión e Internet, de manera que si el servidor utiliza un IP de EE.UU., será como si tú estuvieses navegando desde allí. Aparte de esto, también encriptan la conexión para que nadie pueda espiarnos.

Usar una web Proxy es sencillo, solo hay que entrar en la que queramos usar y escribir la URL a la que queremos acceder en la casilla habilitado para ello. Algunas de estas web permiten elegir la localización del servidor que utilizaremos como intermediario e incluso configurar de manera básica el Proxy, eligiendo si queremos que se ejecuten o no los scripts de las web que tienen vídeos o animaciones o si se encripta o no la dirección URL, además del contenido.

Existen tanto web Proxy de pago como gratuitas, si bien las gratuitas tienden a hacer la navegación algo más lenta o se caen debido al elevado número de tráfico (a fin de cuentas, estamos compartiendo la IP virtual con otros muchos usuarios) e incluir bastante publicidad.

Finalmente, tened en cuenta que fuera de la dirección URL que hayáis puesto en la web Proxy, que para el resto de acciones que llevéis a cabo en Internet (ver correo, consultar WhatsApp o visitar otras web) seguirá usándose vuestra IP pública.

ocultar ip concepto VPN

¿Cómo oculta su dirección IP una VPN?

Ahora, si lo que quieres es ocultar tu IP para todas las acciones que lleves a cabo en Internet y todo el tiempo, la mejor opción es recurrir a un VPN o red privada virtual. Este tipo de redes funcionan como una especie de túnel que oculta completamente nuestro rastro digital a ojos de nuestro ISP y cualquier tercero que tenga interés en rastrear nuestra IP.

Las VPN encriptan todo el contenido, de manera que nadie sabrá qué hacemos y por dónde navegamos. Como en con la web Proxy, dependiendo de la ubicación del servidor que escojamos usar de la VPN, esa será la región desde la que estemos navegando a ojos de las páginas web y servicios online que visitemos. Básicamente, con VPN nuestra IP pasa a ser una IP virtual, dejando oculta nuestra IP pública.

Existen VPN tanto de pago como gratuitas; las segundas ofrecen muchas menos opciones de personalización, algunas puede que no resulten cien por cien fiables, ralentizan más la navegación, suelen estar llenas de publicidad y, normalmente, limitan el tráfico. Además, la mayoría nos pedirán que nos creemos una cuenta e identifiquemos nuestra dirección IP pública y privada para indicarle qué debe ocultar.

Las de pago, por el contrario, son más efectivas tanto en velocidad como en estabilidad y permiten muchas más opciones de personalización, además un tráfico ilimitado. Dependiendo de nuestras necesidades, podemos encontrar VPN de pago a precios muy razonables. Además, sus medidas de seguridad dan una mayor confianza que la de las VPN gratuitas.

Navegando con Tor

El tercer método para ocultar nuestra IP al navegar por Internet es usar Tor, uno de los sistemas de anonimización más conocidos y que lleva años funcionando.

Tor es una red de enrutamiento que oculta los movimientos que hacemos al replicarlos en muchos servidores diferentes que forman parte de su red. Es decir, nuestros datos pasan por esos servidores antes de salir a Internet, haciendo virtualmente imposible que se nos pueda rastrear.

Tor puede ocultas nuestra IP moviéndonos por relés, usando mecanismo de cifrado y los llamados onion relays (relés cebolla). Sin embargo, para usuario con conocimiento mínimos, puede suponer una complicación extra, por lo que es mejor recurrir al navegador Tor.

El navegador Tor se conecta de manera automática a la red de anonimización y oculta nuestra dirección IP y los lugares que visitamos. Solo tenemos que descargarlo de su web oficial, es completamente gratuito, e instalar el software en nuestro equipo. Luego solo tendremos que usar su buscador incorporado para localizar webs o escribir la URL que queramos visitar en su barra de navegación.

Como único punto negativo, es que también ralentizará nuestra velocidad de conexión.

Logo Tor ocultar ip

¿Qué programas existen para ocultar direcciones IP gratis?

Hemos visto tres métodos diferentes para ocultar nuestra IP, a continuación vamos dejaros una pequeña lista de programas con los que podremos ocultar la IP gratis.

Windscribe

Windscribe es una VPN con una buena reputación, que cuenta con una versión gratuita para Windows, Mac, Linux, Chrome, Firefox, Opera, iOS y Android, así como para el router. Aparte de ocultar nuestra IP a través de servidores Proxy, también bloquea IP y funciona en 110 ciudades en 60 países.

Como con otras VPN, la velocidad de navegación se verá resentida y si usamos servidores muy alejados, todavía se resentirá más.

Ninja IP Hider

Ninja IP Hider Free es la versión gratuita y limitada de esta aplicación para enmascarar nuestra IP; funciona en Windows, iOS y Android. Es bastante sencilla de usar y nos permite elegir cualquier IP de una lista bastante amplia y configurar los ajustes de Windows Proxy.

Proxy Hide.me

El servidor web Proxy Hide.me nos permitirá ocultar nuestra IP sin necesidad de descargar e instalar ningún tipo de programa en nuestro equipo. Nos permite seleccionar la localización del Proxy entre Holanda, Alemania y Finlandia, así como elegir algunas opciones respeto a permitir cookies, encriptar la URL, la página o remover scripts.

Cuenta con extensión tanto para Chrome como para Firefox.

Programas de pago para ocultar IP con demo gratuita

Por si estáis pensando en usar algún programa de pago para ocultar vuestra IP, a continuación os dejamos algunas opciones que cuentan con una demo gratis para que podáis probarlo antes.

Software de bloqueo de IP BeeThink

Con la aplicación BeeThink podremos bloquear una lista de IP definida por nosotros mismos, de manera que su uso está más enfocado a bloquear el acceso de otros ordenadores a nuestro sistema. Tiene una interfaz sencilla de usar por prácticamente cualquier tipo de usuario.

Solo es compatible con sistemas Windows. Y su demo tiene un tiempo limitado de 5 días.

IP Hider Pro

Con IP Hider Pro podremos ocultar nuestra IP escogiendo entre su lista de servidores disponibles a lo largo del mundo y navegar y utilizar servicios en línea de manera completamente anónima, puesto que este software encripta todo el tráfico.

Solo funciona con Windows y su versión de prueba está limitada a 5 direcciones IP.

Proxify

Dentro de las web Proxy tenemos Proxify, nos permite ocultar nuestra IP de forma puntual para acceder a diferentes URL, ocultándola entre 1290 localizaciones diferentes, además encripta las comunicaciones. Cuenta con versión de prueba de 3 días.

¿Cómo afecta ocultar la IP a mi experiencia de usuario?

Aparte asegurar nuestro anonimato y privacidad (al menos de cara a nuestro IPS, motores de búsqueda, web, etc.), ocultar la IP tiene un efecto muy concreto sobre nuestra experiencia de usuario y que ya hemos mencionado en algunos de los puntos anteriores, y es que ralentizará nuestra velocidad de navegación y de descarga, principalmente debido a que antes de acceder a Internet, nuestra comunicación debe pasar por otros servidores (algo así como dar un rodeo), y porque en los servicios gratuitos normalmente son usados por varios usuarios al mismo tiempo.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.