Tanto si vas a abrir una nueva tienda online como si vas a complementar tu tienda física con una página de venta, hay una serie de aspectos legales que debes tener en cuenta para poner en marche tu e-commerce. En esta entrada te detallamos las principales requisitos legales para abrir una tienda online en España en 2020.

Requisitos legales para abrir una tienda online

De cara a la ley, abrir una tienda online no se diferencia mucho de abrir cualquier otro negocio, tendrás primero que elegir una forma jurídica bajo la que operar, lo más habitual es hacerlo como autónomo o como sociedad limitada, inscribirte en el Registro Mercantil y darte de alta en Hacienda y la Seguridad Social.

Esos son los principales requisitos que cualquier negocio o empresa debe cumplir, pero hay otra serie de requisitos legales para abrir una tienda online que es necesario cumplir también. En los siguientes puntos vamos a ver cuáles son las principales leyes y normativas que debes tener en cuenta para crear una tienda online.

abrir tienda online requisitos
Principales requisitos legales

Cumplir con la Ley de Ordenación del Comercio Minorista

A grandes rasgos, para vender por Internet se deben cumplir los mismos requisitos legales que en la venta física, pero con la gran diferencia de que la tienda online no necesita una licencia de apertura y que la relación entre vendedor y cliente se lleva a cabo sin la presencia física simultánea de ambos.

Por esta razón hay una serie de artículos de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista a los que hay que prestar especial interés para que la tienda virtual cumpla con los requisitos legales correspondientes:

  • Plazo de ejecución y pago: Cuando en la oferta o las condiciones no se especifica el plazo de envío del pedido, su entrega debe realizarse en un plazo máximo de 30 días desde la compra o celebración del contrato.
  • Derecho de desistimiento: El comprador cuenta con un plazo de 14 días desde la fecha de recepción del producto para desistir libremente del contrato, sin necesidad de tener que alegar ninguna causa y sin que sea penalizado por ello. El importe debe ser devuelto en un plazo máximo de 14 días tras el desistimiento. Si esta información no apareciese expresa durante la compra, el plazo de devolución se amplía a un año.
  • Pago mediante tarjeta de crédito: En caso de que una compra o contrato de servicio se hubiese cargado de forma fraudulenta utilizando el número de una tarjeta de pago, el titular podrá exigir la inmediata anulación del cargo, que deberá ser abonado a la mayor brevedad posible. Sin embargo, si la compra o el contrato hubiese hecho efectivamente por el titular de la tarjeta y hubiese exigido la anulación indebidamente, quedará obligado frente al vendedor al resarcirle los daños y perjuicios causados.
  • Sustituciones: En caso de no hallarse disponible el producto o servicio contratado, cuando el comprador hubiera sido informado expresamente de tal posibilidad, el dueño de la tienda online podrá suministrar, sin aumento de precio, un bien o servicio de características similares, con la misma calidad o superior.

Cumplir con la ley de Protección de Datos

Como tienda online, es inevitable que debas recoger, tratar y almacenar los datos personales de tus clientes y por ello, otro de los requisitos para tu tienda online es cumplir con la normativa de protección de datos.

En España, esta normativa la encontramos recogida en la LOPDGDD (Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales), donde se regula el uso y tratamiento de los datos personales para salvaguardar la privacidad del usuario y no realizar un mal uso de los mismos, como la venta ilegal de bases de datos, el uso de datos personales sin el consentimiento expreso del interesado, la cesión de datos a terceros sin el conocimiento del interesado, etc.

La LOPDGDD lleva en vigor desde diciembre de 2018 y con ella se complementa la otra normativa que debes tener en cuenta para el buen funcionamiento de tu e-commerce. Hablamos del RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) de la Unión Europea, también en vigor desde 2018.

Cumplir tanto con la LOPDGDD y el RGPD es uno de los requisitos para abrir una tienda online y entre tus obligaciones, deberás contemplar:

  • Solo podrás enviar correos electrónicos con publicidad a aquellos clientes o usuarios que lo hayan autorizado expresamente.
  • El usuario o cliente tiene derecho a darse de baja sin dilación indebida, facilitándole los medios para ello.
  • Insertar una página de Política de Privacidad en la web.
  • Insertar una Política de Cookies.
  • Elaborar un Registro de actividades de tratamiento.
  • Informar a los clientes o usuarios de los cambios en la política de privacidad.
  • Informar a los clientes o usuarios de sus derechos y cómo pueden ejercerlos.
  • Realizar un análisis de riesgos e implementar las medidas de seguridad necesarias.

Concepto de abrir tienda online requisitos

Cumplir con la LSSI

Otro de los requisitos para abrir una tienda online es cumplir con la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico), que es la encargada de regular a las empresas dedicadas al comercio electrónico y otros servicios de Internet cuando estos sean parte de una actividad económica.

La LSSI recoge las obligaciones que las empresas deben contemplar en función del servicio o producto que vendan, así como establece los derechos de los consumidores; regula la venta de productos o prestación de servicios directa, la intermediación de servicios, la publicidad online y las obligaciones para las páginas web de titularidad particular.

Además, establece la obligación para los prestadores del servicio de disponer de los medios que permitan a usuarios del servicio y órganos competentes «acceder por medios electrónicos, de forma permanente, fácil, directa y gratuita» a una serie de información general sobre el responsable de la web y las condiciones de venta, uso y contratación del servicio.

Entre otras obligaciones, la LSSI dicta que se debe suministrar la siguiente información:

  • Nombre o denominación social, dirección de correo electrónico y cualquier otro dato que permita establecer con él una comunicación directa y efectiva.
  • Inscripción en el Registro Mercantil.
  • Si se ejercer una profesión regulada, se debe indicar el colegio profesional, los datos del título académico y las normas aplicables al ejercicio de su profesión.
  • Si se ejerce una actividad sujeta a un régimen de autorización administrativa previa, los datos relativos a esa autorización.
  • Número de identificación fiscal (NIF).
  • Si se hace referencia a los precios, esta debe ser clara y exacta, indicando si incluye impuestos aplicables y, en su caso, sobre los gastos de envío.
  • Los códigos de conducta a los que esté adherido y la manera de consultarlos electrónicamente.

Las condiciones de uso

La web debe incluir una página en la que se detallen los términos y condiciones de uso, es decir, los derechos y obligaciones de los clientes y usuarios, que estos deben aceptar de forma previa y expresa antes de adquirir cualquier producto o servicio de nuestra tienda online.

Deben estar redactados de forma clara y comprensible y poder localizarse de forma sencilla en la web (habitualmente aparecen en el footer). Y deben recoger los elementos que regulan el servicio ofrecido de nuestro e-commerce:

  • Normativa de uso del sitio
  • Propiedad intelectual
  • Condiciones de la compra
  • Derechos del usuario
  • Obligaciones del Usuario
  • Formas de pago
  • Política de Devoluciones
  • Política de Privacidad

Defensa de los consumidores

Las tiendas online no deben perder de vista tampoco la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que en los últimos años se ha ido modificando y adaptando a la nueva realidad que supone el comercio electrónico. Así, entre las principales obligaciones que deben cumplir las tiendas online se encuentran:

  • Se debe indicar de forma clara el precio final del producto o servicio antes de que finalice la transacción y el usuario deberá aceptarlo expresamente.
  • El plazo de devolución será como máximos de 14 días naturales. En caso de que el cliente no sea informado, este plazo podría ampliarse a 12 meses.
  • Se debe poner a disposición de los consumidores un formulario para poder cancelar cómodamente el pedido.
  • Se debe informar debidamente al comprador de todo el proceso, desde el inicio hasta el final de la transacción y de que la aceptación de la oferta obliga al pago por su parte.
  • El responsable o dueño de la tienda online se hará responsable de los daños que sufra el producto durante el transporte hasta que sea entregado al cliente.
  • No se podrá cobrar un recargo sobre el precio del producto a los consumidores o clientes por pagar con tarjeta de crédito u otro medio de pago una cantidad superior de lo que cuesta ofrecer esos servicios de pago.

Preparación envío abrir tienda online requisitos

Requisitos fiscales que también debes cumplir a la hora de crear una tienda online

Finalmente, como cualquier otro negocio, tu tienda online también cumplir con los requisitos fiscales que establece la ley.

Si tu tienda online comienza de cero, tendrás que darte de alta censal en Hacienda a través del modelo 036 y especificar tu epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

Si por el contrario, abres tu tienda online como complemento a tu tienda física, solo tendrás que darte de alta en un nuevo epígrafe del IAE, ya que estarás dando comienzo a una nueva actividad.

Deberás, además, cumplir con todos los requisitos para facturar con IVA y realizar las autoliquidaciones trimestrales de los modelos correspondientes y las declaraciones informativas anuales (modelo 303 y modelo 390 respectivamente). Además de contemplar las obligaciones fiscales si realizas exportaciones dentro de la UE.

Como veis, hay toda una serie de requisitos legales que cumplir para abrir una tienda online y poder seguir operando con ella. El incumplimiento de alguna de estas normas puede acarrear la apertura de expedientes sancionadores, multas y/o el cierre de tu e-commerce.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.