En Europa se ha abierto una investigación a Google para determinar el uso que hace de los datos de los usuarios para enviarles publicidad segmentada.

En estos casos el RGPD establece multas que pueden llegar hasta el 4% del volumen de ingresos totales de la empresa durante un año. Si se prohíbe la realización de estas prácticas no solo se vería afectado Google, también afectará a medios y anunciantes.

Irlanda, que es la sede de la tecnológica en Europa, ha comenzado esta investigación después de recibir numerosas quejas sobre determinadas prácticas que realiza la compañía. La autoridad de Protección de datos irlandesa ha anunciado estas investigaciones un año después de la entrada en vigor del RGPD.

Tratamiento de datos personales con fines publicitarios

Una de las quejas presentadas contra Google es la del navegador Brave, que denunció hace un año que Google recopilaba masivamente nuestros datos personales a través del sistema «DoubleClick/Authorized Buyers«. Y considera que esto supone la mayor brecha de seguridad de la historia.

Este sistema consiste en un intercambio de anuncios online basado en subastas. Google tiene activado este sistema en casi ocho millones y medio de páginas web. Al visitar alguna de estas páginas por los usuarios se transmiten a miles de empresas una gran cantidad de datos personales de esos usuarios sobre sus comportamientos y preferencias de navegación. A través de esos datos transmitidos, las empresas envían anuncios personalizados. Y ello sin solicitar su consentimiento al usuario.

Dentro de esos datos que se transmiten están datos sobre ubicación, preferencias sexuales, políticas y religiosas o contenidos a los que acceden en Internet. Y una vez transferidos, ya no existe ningún control sobre esos datos.

Este navegador acusa a Google de infringir de forma masiva la normativa de Protección de datos. En el RGPD se exige que se informe correctamente a los titulares de los datos personales sobre el uso que se va a hacer de los mismos y que exista un estricto control sobre esos tratamientos.

¿Va a cumplir Google?

La autoridad irlandesa de Protección de datos está analizando cómo trata Google esos datos personales en el intercambio de anuncios online. Con ello se pretende determinar si, en cada una de las etapas, ese tratamiento cumple los requisitos del RGPD. También se verificará si Google cumple los principios de minimización de datos y transparencia, establecidos en el RGPD y si los datos se retienen correctamente por el buscador.

Google ya fue multado hace unos meses por la autoridad francesa de Protección de datos por informar incorrectamente, no solicitar el consentimiento y falta de transparencia en el tratamiento de datos con fines publicitarios.

Otras quejas similares fueron presentadas en Reino Unido, Polonia, España, Bélgica, Luxemburgo y Holanda.

Publicidad segmentada y consentimiento

Los sistemas de intercambio de publicidad manejan enormes cantidades de información que nosotros mismos desconocemos. Esta información la deducen a través de nuestros comportamientos en Internet pero no nos piden marcar ninguna casilla que indique dónde vivimos o nuestro estado civil.

En casos de elaboración de perfiles de los usuarios es obligatorio cumplir los requisitos establecidos en el RGPD, sobre todo su consentimiento.

Si finalmente se decide prohibir ese mercado de intercambio de anuncios no solo se vería perjudicado Google, sino también los anunciantes y los medios de comunicación.

El funcionamiento de la publicidad online es mejor al segmentar mejor a los usuarios y existen muchas empresas que trabajan para que esa publicidad sea rentable.

¿Qué alternativas existen?

Una de las opciones existentes, en caso de prohibirse este método de subastas publicitarias, sería establecer un sistema de suscripción. Y otra solución sería aplicar un sistema que regule la industria a través de marcos de cumplimiento.

Esta última alternativa es sobre la que ya está trabajando la industria publicitaria digital. Esto supone el establecimiento de medios de gestión del consentimiento a través de los que se pide ese consentimiento y se crea un marco de cumplimiento para todo el proceso.

Irlanda tiene en este momento abiertas 51 investigaciones de las que 17 se refieren a grandes empresas tecnológicas como LinkedIn, Twitter, Apple, Facebook, Instagram y WhatsApp.

Por eso debemos esperar a ver en qué queda todo esto.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.