La entrada en vigor del RGPD y la LOPDGDD ha supuesto la aplicación de nuevos derechos digitales. Algunos de ellos, como el derecho a la desconexión digital, afectan exclusivamente a los trabajadores. Pero, ¿en qué consiste este derecho? ¿Qué implica para las empresas y para sus trabajadores? 

¿Qué es el derecho a la desconexión digital?

El derecho a la desconexión digital es el derecho, reconocido a los trabajadores, a no conectarse a cualquier herramienta digital profesional (teléfono inteligente, Internet, correo electrónico, etc.) durante los periodos de descanso, permisos y vacaciones. Es uno de los derechos digitales recogidos por la LOPDGDD.

Este derecho tiene el objetivo de evitar los abusos empresariales una vez finalizada la jornada laboral y garantizar que los trabajadores no se ven obligados a estar disponibles a través de sus teléfonos o correo electrónico fuera de su jornada laboral.

¿Cuál es la finalidad de este derecho?

La LOPDGDD señala que el derecho a la desconexión digital de los trabajadores tiene como principal objetivo facilitar y favorecer la conciliación de la actividad laboral con la vida personal y familiar.

Adicionalmente, este derecho también influye en otros como el derecho a la privacidad, a la intimidad personal o el derecho a un trabajo digno. En definitiva, la finalidad es garantizar que se cumplen los derechos y libertades fundamentales de los trabajadores y que no están sujetos a las órdenes del empleador fuera de su jornada laboral.

¿Qué leyes regulan la desconexión digital de los trabajadores?

La LOPDGDD (Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales) regula este derecho en el artículo 88 sobre derecho a la desconexión digital en el ámbito laboral.

Por otro lado, debido al aumento del teletrabajo a causa del Covid-19 el Gobierno ha publicado el Real Decreto-ley 28/2020 sobre el teletrabajo, el cual vio la luz en octubre de 2020 y que regula, entre otros aspectos, el derecho a la desconexión digital en el teletrabajo.

Derecho a la desconexión digital en el ámbito laboral

La desconexión digital se puede aplicar a la vida cotidiana. Millones de personas son ya adictas al uso de nuevas tecnologías como los dispositivos móviles. Sin embargo, la normativa solo hace referencia a la desconexión digital laboral. Veamos cómo afecta este derecho a algunas modalidades de empleo que están creciendo en la actualidad, como es el caso del teletrabajo.

La necesaria desconexión digital durante el teletrabajo

Como ya hemos mencionado, el Covid-19 ha provocado el aumento exponencial del teletrabajo en España y, por ello, el Gobierno ha publicado el Real Decreto-ley 28/2020 que regula las condiciones laborales durante el teletrabajo, entre ellas, el derecho a la desconexión laboral.

El artículo 18 de esta normativa señala que las personas que trabajan en modalidad de teletrabajo o trabajo a distancia, gozan del derecho a la desconexión digital en los mismos términos que se establecen en el artículo 88 de la LOPDGDD para el resto de trabajadores.

Por su parte, el artículo 16 del Real Decreto-ley 28/2020 también hace referencia a la planificación de la actividad preventiva en la modalidad de teletrabajo, indicando que la empresa deberá actuar teniendo en cuenta factores psicológicos, ergonómicos y organizativos, y atendiendo de manera especial a la distribución del horario, los descansos o los períodos de desconexión digital durante la jornada laboral.

La regulación de la desconexión digital del personal docente

Uno de los sectores profesionales que más han visto afectada su actividad profesional a causa del Covid-19 ha sido el personal docente. Muchos profesores se han visto obligados a trabajar desde casa, lo que supone que en muchos casos están supeditados a un horario de trabajo irregular, o a responder dudas y consultas de los alumnos o sus padres a casi cualquier hora del día.

Sin embargo, lo cierto es que el derecho a la desconexión digital docente debe funcionar de la misma manera que para cualquier otro sector de actividad. La ley señala que los trabajadores y empleados públicos tienen derecho a la desconexión digital fuera de su tiempo de trabajo legalmente establecido, con el fin de respetar su derecho al descanso y disfrutar de sus permisos o vacaciones.

¿Qué debe hacer la empresa para garantizar este derecho adquirido por los empleados?

Para cumplir con la aplicación del derecho a la desconexión digital en España, las empresas deben cumplir una serie de requisitos.

Políticas internas

El empleador, tras consultar con los trabajadores o sus representantes, debe elaborar una política interna en la que se definirán las medidas que se pondrán en marcha para garantizar el derecho a la desconexión digital.

En concreto, esa política interna garantizará el derecho a la desconexión laboral en los casos de desarrollo total o parcial del trabajo a distancia y, especialmente, en el domicilio del empleado asociado al uso de dispositivos digitales con finalidad laboral.

Esto se traduce en el establecimiento de una serie de medidas preventivas encaminadas a mejorar esta división del trabajo-vida personal.

Algunas empresas incluso han llegado a incluir en sus Convenios Colectivos diferentes medidas como:

  • Cierres automáticos de sesión una vez finalizada la jornada laboral.
  • Solicitar a los trabajadores que dejen el teléfono de empresa en la oficina.
  • Concienciar a los trabajadores en la reducción de envíos de emails fuera del horario de trabajo.

Negociación colectiva

Las modalidades para ejercer el derecho a la desconexión digital quedarán sujetas a lo dispuesto por negociación colectiva o a lo que hayan acordado entre la empresa y los representantes de los trabajadores. En este sentido, los convenios colectivos tienen potestad para regular las posibles circunstancias extraordinarias en el ejercicio del derecho a la desconexión.

Formación

El empleador está obligado a impartir las acciones de formación o sensibilización necesarias para que los trabajadores adquieran los conocimientos pertinentes acerca de un uso razonable de las tecnologías que minimice los riesgos de fatiga informática.

Considerar las horas extraordinarias

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha señalado que el hecho de que la empresa ordene la realización de un trabajo fuera del horario normal no afecta al derecho a la desconexión digital del trabajador, ya que no se considera período de descanso, sino tiempo de trabajo.

En cualquier caso, si este trabajo se desarrollase más allá de la jornada laboral, se considerarán como horas extraordinarias, las cuáles son voluntarias salvo pacto en contrario. Asimismo, el trabajador tendrá derecho a que esas horas extraordinarias se computen a efectos retributivos.

Ventajas de la Desconexión digital

La desconexión digital en 2021 se ha convertido en uno de los derechos más importantes, debido a las circunstancias particulares que está viviendo la población. En los siguientes puntos vemos por qué es tan beneficiosa tanto para los empleados como para las empresas.

Para el empleado

  • Mejora su salud y aumenta su bienestar.
  • Facilita la conciliación de la vida personal y familiar.
  • Permite que el empleado esté más descansado y que mejore su rendimiento.
  • Reduce el estrés, la ansiedad y otras patologías provocadas por el exceso de trabajo.
  • Aumenta la motivación del trabajador, su apego e identificación con la empresa.

Para la empresa

  • Favorece la retención de talento.
  • Aumenta la confianza y la comunicación entre empleados y directivos.
  • Reduce el absentismo laboral y la rotación en los puestos de trabajo.
  • Mejora la imagen de la empresa y su reputación.

Resumen

En definitiva, los puntos más importantes del derecho a la desconexión digital se resumen en los siguientes:

  • Consiste en el derecho de los trabajadores a no conectarse a medios o dispositivos electrónicos fuera de su horario laboral con el objetivo de preservar sus períodos de descanso, permisos o vacaciones.
  • Su principal objetivo es favorecer la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.
  • El empresario, previa reunión con los trabajadores o sus representantes, será el encargado de establecer las políticas internas de la empresa en relación a la desconexión digital.
  • Este derecho asiste por igual a todos los trabajadores, incluidos aquellos que trabajan en modalidad de teletrabajo o trabajo a distancia.

¿Respetas en tu empresa el derecho a la desconexión digital de los empleados? Si necesitas ayuda para cumplir la normativa de protección de datos, podemos ayudarte.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

  1. Buenas tardes, me gustaría saber si el uso por parte de la empresa para sus comunicaciones laborales, tanto de mi número de teléfono móvil como mi email personal, estarían protegidos por el derecho a la desconexión digital ya que el convenio nacional de seguridad privada que regula mi trabajo, habla solamente del uso de dispositivos electrónicos proporcionados por la empresa.
    Muchas gracias.

    1. Buenos días Luis, el móvil y email personales también se incluyen en el derecho a la desconexión digital por lo que la empresa no debería utilizarlos fuera del horario de trabajo.