Empresas en las redes sociales, ¿deben cumplir la LOPD?

2018
LOPD en redes sociales empresas

Hoy en día la presencia de las empresas en un entorno digital es algo imprescindible para aumentar su visibilidad y generar mayores beneficios para las mismas. Cualquier persona puede generar información y contenidos e intercambiarlos rápidamente participando en el mundo online.

Cuando un usuario particular se registra en las redes sociales y recibe información de amigos y seguidores lo hace en un entorno doméstico, excluido del cumplimiento de la normativa de protección de datos. Sin embargo, cuando es una empresa la que se registra en estas redes sociales y recibe información de sus contactos lo hace con ánimo de lucro y, en este caso, sí está obligada al cumplimiento de la LOPD.

Redes sociales, ¿peligro u oportunidad para las empresas?

La utilización de una red social por una empresa es la forma en que un negocio o profesional se vale de aquella para potenciar su presencia, visibilidad y reputación online.

Los usuarios utilizamos las redes sociales para compartir nuestras opiniones positivas y negativas sobre productos y servicios y esto se ha convertido en uno de los principales factores a tener en cuenta a la hora de tomar una decisión sobre una compra. Utilizar las opiniones de los clientes en las redes sociales es una gran herramienta de la que disponen las empresas para tener una visión global del cliente y lanzar así nuevos productos y servicios. Así mismo, estas informaciones sirven para identificar nuevas oportunidades de negocio que satisfagan las preferencias expresadas por los usuarios.

El principal peligro al que se enfrentan las empresas en las redes sociales es que hay datos especialmente sensibles que pueden estar disponibles en estas redes. Para evitarlo las empresas deben conocer cómo utilizar estas redes sociales y los mecanismos que deben implantar para que esos datos no se expongan públicamente.

Ventajas y desventajas de las redes sociales

Como principales ventajas de las redes sociales para nuestra empresa están:

  • Aumentan la visibilidad de la empresa.
  • Atraen mucho más tráfico a nuestra página web. Para ello se requiere una buena estrategia y gestión de esas redes sociales.
  • Mejoran la reputación online del negocio.
  • Abren nuevas posibilidades de mercado eliminando las barreras geográficas y temporales.
  • Facilitan la colaboración entre empresas y clientes y el networking (colaboraciones profesionales con otras personas o empresas).
  • Nos permiten conocer las tendencias del mercado y lo que necesita y demanda nuestro público objetivo. Sirven para fidelizar a nuestros clientes.
  • Nos facilitan el estudio de nuestra competencia.
  • Son el mejor altavoz de nuestros productos y servicios.

Sin embargo, también existen desventajas entre las que destacamos:

  • Problemas de reputación para nuestro negocio.
  • Nos puede llevar a caer en el “empresacentrismo” (hablar sólo de nosotros).
  • Problemas de seguridad o privacidad: si no se usan correctamente, la información puede caer en manos de gente malintencionada.
  • Exigen mucho tiempo de dedicación y personal cualificado.
  • No son 100% gratuitas y exigen una inversión adecuada.
  • Nos exponen a críticas negativas y los errores quedan expuestos a todo el mundo.
  • Dan pistas a la competencia de nuestras estrategias.
  • Pueden dar lugar a chantajes y extorsiones.

ejemplos proteccion de datos

Hace unos años conocíamos la noticia de que algunos clientes extorsionaban a hoteles pidiendo descuentos a cambio de no dejar comentarios negativos en plataformas como Trip Advisor.

¿Cómo cumplir la LOPD en Facebook, Twitter…?

En las redes sociales debemos cumplir con los requisitos de seguridad previstos en la LOPD, es decir, la confidencialidad (la información sea accesible únicamente a las entidades autorizadas), la integridad (la información sólo sea modificada por personas autorizadas), autenticación (el usuario es quien dice ser) y no repudio (proteger a un usuario frente a otro que niegue posteriormente que realizó cierta comunicación).

 Difundir información privada de los usuarios de forma indebida puede tener indeseables y perjudiciales consecuencias.

La LOPD prevé multas de 300000€ a 600000€ si alguien altera o tiene acceso a los datos personales sin la autorización del propietario de esos datos.

Antes de publicar datos personales de nuestros clientes en las redes sociales debemos solicitar su consentimiento expreso y ser informados de sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.

Debemos incluir también en la Política de privacidad de la empresa la información general de la empresa y de contacto y normativa del contenido de las publicaciones que se recopilan en la red, estipulando los límites de admisión y prohibición de los contenidos publicados por los usuarios  y el consentimiento de estos para la utilización de imágenes personales.

Empresas en las redes sociales, ¿deben cumplir la LOPD?
4.5 (90%) 14 votos
Compartir

Dejar respuesta