Cuando se solicita la patente de una invención, esta se hace en principio solo para el ámbito nacional, es decir, solo tiene efectos en el territorio del país donde se presentó y concedió la patente, haciendo necesario solicitar la patente en otros países donde se quieran proteger los derechos del titular de la misas. Para facilitar este trámite, tenemos las patentes PCT; en esta entrada vamos explicar qué son y cómo solicitarlas.

Pct mundial

¿Qué es el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT)?

Empezaremos por ver qué es en patentes PCT; se trata de las siglas en inglés del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (Patent Cooperation Treaty), firmado en Washington en 1970 y administrado por la Oficina Internacional de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

El PCT es un tratado multilateral, que suscriben actualmente 153 países, que tiene como finalidad facilitar los trámites para la protección internacional de invenciones, es decir, sirve para que la patente nacional solicitada en un país tenga efectos en los países elegidos que forman parte del tratado.

Para ello, la patente PCT se realiza a través de una única solicitud de patente en un único idioma, en vez de presentar varias solicitudes en las oficinas de patentes de cada país. Eso sí, las patentes PCT no eliminan la necesidad de tramitar la solicitud de patente en la oficina nacional, que en el caso de España es la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), cumpliendo con los requisitos que exige la ley para el registro de una invención.

Además, la OEPM actúa como:

  • Oficina receptora de las solicitudes internacionales PCT cuyos titulares sean españoles o tengan residencia en España.
  • Administración de Búsqueda Internacional.
  • Administración de Examen Preliminar Internacional.

Ventajas de la Patente internacional PCT

Solicitar la patente internacional PCT conlleva una serie de ventajas a tener en cuenta:

  • Solicitar la patente PCT permite ampliar el tiempo para tomar decisiones, puesto que la entrada en la fase nacional se suele retrasar hasta 30 meses desde la fecha de presentación internacional o de prioridad. De esta manera, el solicitante tiene más tiempo para decidir si continúa con la solicitud y en qué países quiere hacerlo.
  • Ese retraso también se aplica al pago de las tasas asociadas a la solicitud de patente, por lo que se tiene más tiempo para buscar financiación si fuera necesario.
  • El informe de búsqueda que facilitan incluye una primera opinión sobre el objeto de la invención, así como la posibilidad de patentabilidad de la misma. Este informe puede servir para comprobar la viabilidad de la patente y sus probabilidades de éxito.
  • Es posible proteger la patente en cualquier de los estados miembros del tratado a través de una única solicitud, que además, puede estar en español, puesto que se considera uno de los idiomas oficiales.

Requisitos para poder solicitarla

Los requisitos para poder solicitar una patente PCT son los mismos que encontramos en la ley de patentes y marcas para solicitar una patente nacional, es decir:

  • Que la invención sea original y novedosa, sin que exista divulgación previa de la misma.
  • Debe implicar una actividad inventiva.
  • Debe poder tener aplicación industrial.

A estos requisitos se añade la necesidad de que el solicitante de la patente PCT tenga la nacionalidad o resida en un país miembro del tratado.

¿Qué organizaciones pueden pedir una Patente PCT?

Cualquier persona física o jurídica puede solicitar una patente PCT, de la misma forma que cualquiera puede solicitar el registro de patentes y marcas en el ámbito nacional. De manera que pueden solicitarla grandes empresas, pymes, instituciones de investigación y universidades, así como inventores independientes.

Eso sí, es necesario que quienes soliciten la patente PCT residan en un Estado miembro del tratado.

¿Cómo solicitar una patente internacional PCT?

Solicitar una patente internacional puede hacerse tanto de manera presencial, llevando o enviando la documentación a la OEPM o de forma telemática, a través de la sede electrónica de la OEPM, para lo que será necesario contar con certificado electrónico. Se recomienda recurrir a un abogado de patentes para llevar a cabo todo el proceso, puesto que es complejo y largo el tiempo.

Para la presentación presencial o por correo, se pueden descargar los formularios correspondientes desde la web de la OEPM. Este es el formulario en PDF rellenable para presentar la solicitud internacional de patente PCT.

Captura de pantalla formulario hoja 1 de patentes pct

La solicitud de patente interracial PCT debe aportar la misma información que la de patente nacional, de hecho, estamos presentándolas a la vez a través de una sola solicitud:

  • Datos identificativos del solicitante.
  • Descripción de la invención.
  • Reivindicaciones que justifican la solicitud de la patente.
  • Planos y dibujos si procede.
  • Un resumen descriptivo de la invención.
  • El abono de las tasas correspondientes.

Tras la presentación y aceptación de la solicitud, comenzarán una serie de fases que ya os describimos en la entrada sobre cómo registrar marcas y patentes, son exactamente las mismas que os dejamos aquí enumeradas:

  • Fecha de presentación y examen previo.
  • Búsqueda.
  • Publicación. En los seis meses siguientes, se podrá decidir si seguir adelante con el trámite y elegir qué países se incluirán en la protección de la patente.
  • Examen de fondo.
  • Decisión sobre la concesión de la patente.
  • Validación.
  • Oposición.

Precio de una patente PCT

El precio de la patente PCT está formado por tres tipos de tasas:

  • Tasa de presentación internacional de 1.217,00 euros (para 30 hojas, cada hoja adicional tiene un coste de 14,00 euros).
  • Tasa de búsqueda de de 1.775,00 euros.
  • Tasa de transmisión de 74,25 euros.

A estas tasas es posible aplicarles reducciones si la tramitación se hace de manera electrónica, concretamente, 183,00 si se presenta en PDF y 275,00 euros si se hace en XML.

Podéis consultar el resto de tarifas relacionadas con las patentes PCT en estas tablas.

En definitiva, solicitar patentes PCT no se diferencia mucho de solicitar una patente nacional, puesto que el proceso puede hacerse al mismo tiempo, lo que sí da son algunas ventajas, especialmente de tiempo a la hora de entrar en la fase nacional del trámite. En cualquier caso, recurrir a la solicitud de patente PCT es la mejor forma de proteger la invención fuera de nuestras fronteras, pero se debe considerar cuidadosamente si interesa o no hacerlo, puesto que los costes son más elevados respecto a los de la patente nacional.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.