Dentro de las patentes que se conceden dentro de algunos territorios, podemos encontrar el modelo de utilidad, pero ¿qué tipo de patente es?, ¿a qué hace referencia?, ¿y en qué se diferencia de una patente tradicional? En esta entrada daremos respuestas a estas preguntas.

modelo de utilidad

¿Qué es una Patente de modelo de utilidad?

El modelo de utilidad es un tipo de patente, que da a su titular un tiempo limitado para su explotación comercial. Se otorga a aquellas invenciones que tengan baja complejidad técnica, que no son disruptivas y que normalmente se basan en invenciones existentes para darles una nueva configuración estructura que les de alguna ventaja práctica o nueva utilidad.

Los modelos de utilidad tienen como objetivo proteger los derechos de los inventores de invenciones menores pero con aplicaciones útiles y novedosas o que mejoran productos ya creados, con el fin de fomentar la innovación, facilitando el acceso a un tipo de patente que tiene menos requisitos que la patente normal.

Es decir, la patente de modelo de utilidad sigue siendo una patente, solo que no con las mismas características de las patentes de inventos de mayor novedad inventiva y disrupción de la técnica.

Un ejemplo de modelo de utilidad podría ser añadir una función a los robots aspiradora que les permita alcanzar las esquinas de las habitaciones.

Diferencias entre patente de inversión y  modelo de utilidad

Diferencias entre patente de invención y modelo de utilidad

Veamos las principales diferencias entre patente y modelo de utilidad, de acuerdo a lo que nos dice la ley de patentes y marcas.

Mientras que las patentes de invención se pueden registras para proteger ideas o procesos, los modelos de utilidad solo protegen la invención del producto.

Como ya hemos adelantado, las patentes de invención deben tener un gran grado de novedad, no solo en el territorio donde de registro de la patente, sino también a nivel mundial. Mientras, para los modelos de utilidad el requisito de novedad es menor y solo se evalúa a nivel nacional.

Registrar un modelo de utilidad es un proceso más sencillo del que se necesita para el registro de patentes, tanto en la solicitud, como en la evaluación. Además, las tasas que se deben abonar al solicitar la patente del modelo de utilidad son menores que las de la patente de invención.

Finalmente, la duración del derecho también es diferentes; mientras que para la patente de invención el derecho de explotación para el titular es de 20 años, para los modelos de utilidad es 10 de años en la mayoría de los países donde se concede.

Los beneficios de patentar un modelo de utilidad

Viendo las diferencias entre patente y modelos de utilidad del punto anterior, seguramente ya podéis haceros una idea de cuáles son los beneficios de la patente del modelo de utilidad.

Así, el principal beneficio es que con el modelo de utilidad no es necesario inventar algo completamente nuevo, sino que se pueden patentar invenciones menores (siempre que sean novedosas, prácticas y con aplicación industrial) de una forma mucho más rápida y sencilla, accediendo en un plazo de 6 meses a la concesión del modelo de utilidad y pudiendo disfrutar durante 10 años de los derechos de explotación.

Además, las tasas son menores y en España es posible tramitar una solicitud internacional para la patente del modelo de utilidad, tal y como se hace con las patentes PCT.

Si bien, tampoco consiste en enfrentar el modelo de utilidad vs la patente, puesto que ambos se utilizan para invenciones distintas; está claro que si lo que tienes es una invención novedosa y disruptiva entre manos, lo mejor es recurrir a la patente de invención.

¿Qué requisitos deben cumplir los modelos de utilidad para ser concedidos?

Al igual que ocurre con el registro de patentes de invención, para registrar un modelo de utilidad y que esta patente sea concedida, la invención de cumplir una serie de requisitos, que si bien pueden variar ligeramente de una legislación a otra, en general son:

  • Novedad: La invención debe ser original y novedosa y debe añadir alguna función o característica nueva que no existiera previamente en la invención sobre la que estén trabajando.
  • Aplicación industrial: La invención debe poder aplicarse en la industrial, es decir, que se pueda usar para lo que ha sido diseñada de manera efectiva y real.

¿Cuáles son las principales obligaciones del titular de un modelo de utilidad?

Como ocurre con la patente de invención, el titular de un modelo de utilidad está obligado a:

  • Describir la invención de manera que un experto medio en la materia sea capas de ejecutarla.
  • Explotar el modelo de utilidad, ya sea el mismo o a través de un tercero autorizado. Esta explotación debe realizarse dentro del plazo de 4 años desde la fecha de presentación de la solicitud o 3 años de la publicación de la concesión. Si el modelo de utilidad no se explota, puede caducar.

¿Cómo se puede obtener una patente con efectos en España?

En España existen tres vías para poder obtener una patente de modelo de utilidad, de la misma forma que ocurre con las patentes de invención. El organismo encargado de concederlas y, por tanto, donde debemos presentar la solicitud es la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), teniendo la opción en las tres vías de hacer la solicitud tanto de manera presencial como telemática, a través de la sede electrónica de la OEPM.

Vía nacional

La solicitud para el ámbito nacional se hace siguiendo los mismos pasos y cumpliendo los requisitos recogidos en la Ley de Patentes y que ya os describimos en nuestra entrada sobre el registro de patentes y marcas.

Junto al formulario de solicitud, que puede encontrarse en la página web de la OEPM, es necesario presentar una memoria descriptiva del modelo de utilidad que se pretende patentar. Esta memoria debe al menos contemplar:

  • Título que designe de forma técnica la invención.
  • Descripción concisa de la invención, que suele dividirse en estos apartados:
    • Objeto de la invención
    • Sector de la técnica
    • Antecedentes
    • Descripción de la invención
    • Explicación de figuras (se si incluyen croquis o planos)
    • Realización preferente
  • Dibujos (si procede)
  • Reivindicaciones, donde se define y delimita el objeto de protección y por qué se debe conceder la patente.

La diferencia con la patente de invención, como ya hemos dicho, es que el proceso de examinación será más rápido y barato.

Vía europea

Si el titular de la invención quiere que el modelo de utilidad se reconozca dentro de la UE, podrá presentar a la vez que realiza la solicitud para su concesión en España, una solicitud de patente europea. Esta solicitud se tramita a través de la Oficina Europea de Patentes (EPO), pero se presenta también en la OEPM.

Vía internacional o PCT

Puesto que España forma parte del Tratado de Cooperación en materia de patentes (PCT), también será posible presentar a través de una solicitud la protección de la invención en cada uno de los Estados firmantes del tratado. Es importante entender que esto no sustituye a la solicitud nacional, sino que puede hacerse al mismo tiempo o en los 12 mese siguientes a la presentación de la solicitud del modelo de utilidad en la OEPM, que también se encarga de estos trámites.

¿Qué normas regulan la protección de una patente y los derechos de su titular?

En España, la normas que regulan la protección de una patente o modelo de utilidad están recogidas y articuladas en la Ley 24/2015, de Patentes, que sustituyó a la Ley 11/1986.

¿Cual es el coste de un modelo de utilidad?

Actualmente, la tasa que se debe abonar al presentar la solicitud de depósito de modelo de invención 85,32 € euros con carácter general y de 42,66 euros para solicitantes que sean pymes o personas físicas emprendedoras. Podéis consultar el resto de tasas en las tablas oficiales de la OEPM.

Hay que tener en cuenta que esta es solo la tasa de inscripción y que cada año se cobra una anualidad por el modelo de utilidad.

A estas tasas y anualidades, habría que sumar los honorarios del profesional o agencia especializada en patentes que contratamos para llevar a cabo todo el proceso, algo que recomienda hasta la propia OEPM, para evitar errores que puedan ocasionar la denegación de la solicitud.

¿En que países existe el modelo de utilidad?

Respecto a los modelos de utilidad, hay que tener en cuenta que no existen como patente en todos los países. A continuación vemos en qué países tendría cobertura este tipo de patente en caso de tramitar una solicitud internacional junto a la nacional.

modelo de utilidad

Países europeos

Los países europeos donde existe el modelo de utilidad, de acuerdo a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual son:

  • Alemania
  • Armenia
  • Austria
  • Bielorrusia
  • Bélgica
  • Bulgaria
  • Dinamarca
  • Eslovaquia
  • España
  • Estonia
  • Finlandia
  • Francia
  • Georgia
  • Grecia
  • Hungría
  • Irlanda
  • Italia
  • Países Bajos
  • Polonia
  • Portugal
  • República Checa
  • República Moldava
  • Rusia
  • Ucrania

Países americanos

Respecto a los países americanos tenemos:

  • Argentina
  • Brasil
  • Colombia
  • Costa Rica
  • Guatemala
  • México
  • Perú
  • Trinidad y Tobago
  • Uruguay

Países asiáticos

En Asía se conceden en los siguientes países:

  • China
  • Filipinas
  • Japón
  • Kazakstán
  • Kirguistán
  • Malasia
  • República de Corea
  • Tayikistán
  • Turquía
  • Uzbekistán

Y Australia, aunque está no está en el continente asiático.

Países africanos

Finalmente, también es posible solicitar el modelo de utilidad en los siguientes países africanos:

  • Etiopía
  • Kenia
  • Países dentro de la Organización Regional Africana Industrial (ARIPO):
    • Botswana
    • Lesotho
    • Liberia
    • Malawi
    • Namibia
    • Tanzania
    • Swazilandia
    • Uganda
    • Zimbabue
  • Países dentro de la Organización Africana de la Propiedad Intelectual (OAPI):
    • Benin
    • Guinea Ecuatorial
    • Burkina Faso
    • Mali
    • Camerún
    • Mauritania
    • República Centroafricana
    • Nigeria
    • Congo
    • Comoras
    • Guinea Bissau
    • Costa de Marfil
    • Senegal
    • Gabón
    • Chad
    • Guinea
    • Togo

El modelo de utilidad en España. Resumen

En resumen, el modelo de utilidad es un tipo de patente, pero destinada a aquellas invenciones de menor rango, normalmente creadas para añadir alguna nueva función o característica a una invención existente. Los trámites de solicitud son más sencillos y los requisitos menos exigentes que los de la patente de invención normal, además el coste total por registra el modelo de utilidad también es menor.

Sin embargo, sigue siendo necesario que la invención sea novedosa y tenga aplicación industrial, además de añadir efectivamente una función o característica nueva y útil a otra invención existente.

Se puede solicitar tanto a nivel nacional en España, como internacional en aquellos países donde también existe la patente de modelo de utilidad.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.