Si algo que a ninguna empresa le interesa, es aparecer un fichero de morosos. En la actualidad existen varios ficheros de este tipo, en algunos pueden figurar personas físicas y jurídicas y en otros solo personas jurídicas. En este artículo veremos el fichero RAI, qué es, cómo funciona y cómo consultarlo.

¿Qué es el RAI o Registro de aceptaciones impagadas?

El fichero R.A.I. o Registro de Aceptaciones Impagadas es uno de los ficheros de morosos en el que se recopilan aquellas empresas (grandes y pequeñas) que no han cumplido con alguna obligación de pago acreditada, es decir, que tienen una deuda documentada, vencida y ejecutable.

¿Cómo funciona este fichero?

El RAI recopila su información de los servicios informáticos centralizados de uso bancario, recogiendo aquellos impagos de personas jurídicas que estén documentados y firmados por el deudor. Es decir, que en el RAI, a diferencia de otros ficheros de morosos, no pueden aparecer deudas de particulares, solo de empresas.

La cantidad mínima para entrar a formar parte del RAI es de 300 euros. Y los documentos que se recopilan y que sirven como acreditación de la deuda son pagarés, letras de cambio aceptadas, cheques y pagarés cambiarios, así como cualquier documento de pago firmado por el deudor, en el que se reconozca la deuda.

Esta información la aportan las entidades bancarias, las cajas de ahorro, las cajas rurales y las cooperativas de crédito.

¿Cómo y por qué se puede entrar al R.A.I.?

El alta en fichero RAI es automática y ocurre en el momento en el que el pago de un efecto (un pagaré o un recibo domiciliado, por ejemplo) no se realiza, siempre y cuando el deudor, como ya hemos señalado, sea una persona jurídica, la deuda sea superior a 300 euros y esté vencida y firmada.

¿Cómo saber si estoy en el en el fichero RAI?

Lo primero que debes tener en cuenta es que no todo el mundo puede consultar el fichero RAI y que para hacerlo, es necesario estar registrado como usuario en él. Lo segundo es que, a diferencia de los otros ficheros como ASNEF, en el RAI la consulta no es gratuita y lleva asociado un coste, puesto que la información y datos que almacena no son personales, sino de personas jurídicas (por lo que no se aplica la normativa de protección de datos).

Así, están autorizados para consultar el fichero RAI:

  • Personas físicas o jurídicas que puedan acreditar tener un crédito concedido o solicitado por una persona jurídica. Es decir, particulares o empresas que puedan demostrar que una empresa les debe dinero.
  • Compañías especializadas en informes de solvencia.

La forma más sencilla de comprobar si se figura en el fichero RAI de morosos es a través de su página web.

En caso de dudas o problemas, es posible contactar por email en helpdesk@ficherorai.com, o a través del teléfono 902103406.

En última instancia, también se puede acudir directamente a su sede en la dirección calle Príncipe de Vergara, 132, 1ª, Madrid.

¿Cómo se puede salir del RAI?

Para dar de baja en un fichero de morosos, la primera opción es pagar la deuda que nos ha hecho figurar en él.

En el caso del RAI, una vez la empresa haya subsanado la deuda pendiente, tendrá que ponerse en contacto con la entidad que hubiera registrado la deuda y presentarle los documentos que acreditan el pago de la misma. Con la deuda pagada, se puede solicitar un justificante de pago para enviarle una copia del mismo al RAI junto a la solicitud de que se cancelen los datos que figuran en el fichero en relación a esa deuda.

Hay que tener en cuenta que al ser un fichero automatizado, el proceso de salir de él puede llevar un tiempo, puesto que las correcciones necesitan que el sistema centralizado actualice los datos. Normalmente, el plazo suele ser de 30 días.

La otra opción para salir del RAI es espera los 60 meses que una persona jurídica puede estar inscrito en el fichero como máximo. Pasado ese período de tiempo (equivale a 5 años), el deudor dejará de figurar en el fichero, incluso si no ha abonado la deuda pendiente.

¿Es gratis salir del registro de aceptaciones impagadas?

Salir del registro de aceptaciones impagadas es gratis, siempre y cuando se haya pagado la deuda pendiente que nos llevó a figurar en él, o hayan pasado 5 años desde la inscripción de dicha deuda. Aunque en este segundo caso, hay que tener en cuenta que si la deuda no ha prescrito, el acreedor podrá volver a solicitar la inscripción en el fichero, dando comienzo a un nuevo período de 5 años.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.