En la actual era digital cada vez es más importante que las personas sepan desenvolverse con las nuevas tecnologías. Es lo que ha dado en llamarse competencias digitales. ¿En qué consisten? ¿Cuáles son los conocimientos o habilidades tecnológicas que más se demandan en el presente y que serán más importantes en el futuro?

¿Qué son las habilidades o competencias digitales?

Se entiende por competencias digitales o e-skills las habilidades o conocimientos que permiten a las personas hacer un uso seguro, responsable, controlado y eficiente de las nuevas tecnologías, especialmente en el ámbito de internet, las tecnologías de información y la comunicación.

El concepto de competencia digital no solo se refiere al uso profesional de las tecnologías digitales, sino que se puede aplicar a casi todos los ámbitos: educación y aprendizaje, ocio, creatividad, desarrollo social, innovación y un largo etcétera.

Algunos ejemplos de competencias digitales que ya son importantes son los siguientes:

  • Navegar por internet y ser capaz de buscar y filtrar contenidos digitales.
  • Analizar información en la red.
  • Organizar, almacenar y recuperar contenidos en entornos digitales.
  • Entender las tecnologías digitales y ser capaz de comunicarse a través de medios de comunicación digital.
  • Fomentar la participación e interacción con la sociedad a través de las tecnologías digitales adecuadas.
  • Gestionar la propia identidad digital y ser capaz de proteger la propia privacidad e identidad en internet.
  • Desarrollar contenidos digitales en diferentes formatos.
  • Comprender cómo funcionan licencias y derechos de autor en el mundo digital.
  • Conocer los riesgos de las amenazas digitales y aprender a proteger los equipos informáticos.
  • Identificar problemas en dispositivos y saber cómo resolverlos.
  • Evaluar las necesidades y seleccionar las herramientas tecnológicas adecuadas.
  • Aprender a usar las tecnologías de forma creativa.

Estas son solo algunas de las competencias digitales que se esperan de los usuarios en la actualidad, pero hay muchas más, sobre todo a medida que hablamos de niveles más avanzados.

La evolución del mercado laboral requiere cada vez unas habilidades digitales mas avanzadas a los trabajadores

El imparable desarrollo de la tecnología también ha provocado un aumento en la importancia de las competencias digitales. Entre los factores de influencia están la aparición de tecnologías como el Big Data, el internet de las cosas, la realidad aumentada o la inteligencia artificial.

Todo ello se suma a la necesidad de empresas y organizaciones de todo tipo de simplificar y automatizar tareas, lo que también ha provocado que cada vez se usen con mayor frecuencia software, programas y herramientas automatizadas que requieren del usuario ciertos conocimientos tecnológicos.

La tecnología en el ámbito laboral se ha convertido en algo básico

Cada vez existen menos trabajos en los que no se exija, al menos, unas competencias digitales básicas.

Tanto es así que desde ciertos organismos o empresas se están empezando a hacer test de competencias digitales para ayudar al ciudadano a saber cuál es su nivel, y qué tipo de formación necesita para adaptarse a la realidad actual. Entre las empresas que realizan estos test en internet están Santillana, Andalucía Es Digital o Foxize, entre muchos otros.

Por otra parte, en algunas Comunidades Autónomas ya han empezado a ofrecer formación regulada en esta materia, con la que se pueden obtener certificados de competencias digitales. Algunos ejemplos son TuCertiCyL en Castilla y León, ACTIC en Cataluña o CODIX en Galicia.

De todo ello se desprende que la tecnología en el ámbito laboral ya es algo básico y será todavía más importante en el futuro, como también lo es que la población esté formada y capacitada para afrontar los retos laborales que plantea el futuro.

Perfiles profesionales que desaparecen y otros que aparecen: las competencias digitales se reajustan

La nueva realidad tecnológica nos enfrenta a un futuro donde millones de puestos de trabajo van a desaparecer ya que muchos de esos profesionales van a ser sustituidos por robots.

Se espera que para 2022 hasta 75 millones de personas pierdan su trabajo por la entrada en funcionamiento de máquinas automatizadas. Estos robots se encargarán de realizar trabajos mecánicos y repetitivos que hasta ahora hacían los humanos. Por tanto, el ser humano quedará destinado a trabajos más específicos, creativos y de más valor intelectual.

La mayoría de encuestas señalan a los growth hackers, los analistas de Big Data o los expertos en ciberseguridad como algunos de los profesionales más demandados de cara al futuro. Sin entrar en cuáles serán las profesiones más beneficiadas y las más perjudicadas, lo cierto es que el cambio de paradigma es real.

Por otro lado, muchas empresas cada vez buscan las el perfil del profesional tecnológico multidisciplinar. Es decir, una persona capaz de desenvolverse con soltura en el ámbito de las nuevas tecnologías y con interés por seguir formándose de forma continua.

Todo ello indica que las competencias digitales en el currículum también serán cada vez mejor valoradas. ¿A quién contrataría un medio de comunicación actual, a un periodista clásico acostumbrado a escribir en papel, o a un profesional de la comunicación capaz de mantener un medio digital, hacer SEO y manejarse con soltura en redes sociales?

Tipos de competencias digitales

Al hablar de competencia digital nos podemos encontrar con diferentes tipos:

  • Competencias digitales básicas: son aquellas que requieren menos conocimientos y habilidades pero que resultan imprescindibles para desenvolverse en el mundo digital actual.
  • Competencias digitales avanzadas: se refiere a conocimientos más complejos y específicos demandados en determinados sectores profesionales como la ciberseguridad, el Big Data o la inteligencia artificial

Por otro lado, las competencias digitales también se pueden dividir en:

  • Hard: se refieren a los conocimientos técnicos propiamente dichos, como puede ser programación e diferentes lenguajes, robótica, Big Data, etc.
  • Soft: son las relativas a los procesos llevados acabo para implementar esas nuevas tecnologías, como la capacidad de adaptación, el trabajo en equipo, la creatividad, etc.

Competencias digitales más demandadas por las empresas

La evolución tecnológica ha provocado que las empresas hayan modificado sus modelos de trabajo y sus procesos productivos, siempre a la búsqueda de una mayor eficacia y rentabilidad. A continuación vemos cuáles son las competencia digitales que más demandan las empresas en la actualidad.

Big Data. Capacidad para gestionar gran volumen de datos digitales

Entre las competencias digitales para profesionales más demandadas está el Big Data. Las empresas cada vez manejan mayores volúmenes de datos que sería imposible de gestionar sin herramientas o procesos automatizados. Las bases de datos actuales requieren de profesionales capaces de organizar, estructurar, clasificar y proteger toda esa información.

Además, un buen profesional del Big Data ha de saber cómo emplear todo ese océano de datos de forma productiva. Por ejemplo, un profesional del marketing tiene que saber cómo clasificar a los distintos perfiles de clientes para impactarles con las campañas publicitarias adecuadas.

Profesionales de la ciberseguridad

Uno de los grandes problemas de internet es la existencia de amenazas digitales como malware o ciberdelincuentes con objetivos maliciosos, como puede ser el robo de información o la suplantación de identidad.

Generalmente, los hackers o piratas informáticos buscan brechas de seguridad para lanzar sus ataques. Por ello, la figura del profesional de la ciberseguridad será cada vez más importante para proteger los equipos y evitar intromisiones ilegítimas externas.

Y aún más, en el mundo actual ya se habla de la ciberguerra como un concepto que viene a sustituir a las guerras tradicionales, esas que se disputaban en un campo de batalla real. La ciberguerra es una especie de guerra fría en la que los gobiernos «juegan» a espiarse mutuamente y a tomar decisiones que, sin necesidad de usar armas de fuego, pueden mermar la capacidad comunicativa, comercial o política de sus adversarios.

Por tanto, los profesionales de la ciberseguridad serán importantes a todos los niveles. Es decir, la seguridad digital de usuarios, empresas, organizaciones e incluso Gobiernos está en sus manos.

Webmaster. Gestión de webs o tiendas online

La gestión de páginas web o tiendas online podría considerarse como una de las competencias digitales básicas. Millones de personas en todo el mundo tienen su propio blog o página web, y el número no para de crecer.

Sin embargo, en la actualidad se buscan profesionales que vayan un paso más allá y sepan crear, administrar y gestionar de forma eficaz una web o tienda online: búsqueda de hosting, alta de la web en el servicio, diseño e interfaz de la página, administración de usuarios, carga de productos y descripciones, etc.

Competencias UX (experiencia de usuario)

Los profesionales especializados en la experiencia del usuario se encargan de que la interacción entre las personas y los productos digitales sea lo más satisfactoria posible.

La usabilidad no solo se refiere al diseño o al aspecto visual, sino a la calidad de los contenidos, las emociones que transmite la interfaz o la capacidad de adaptarse a todo tipo de usuarios.

La usabilidad es cada vez más importante en todo tipo de productos digitales, ya sean páginas web, redes sociales o todo tipo de software. Muchas veces, la diferencia entre el éxito y el fracaso está en la usabilidad. Cuántas veces se ha visto que un servicio es mejor que otro pero, por alguna razón, no logra triunfar. Es probable que uno de los motivo sea que no posee tan buena usabilidad. Un claro ejemplo de ello es Google +, la red social de Google, que sucumbió ante Facebook o Twitter a pesar de que ofrecía más ventajas, sobre todo a la hora del posicionamiento web.

Gestión y arquitectura de la información

Es un término bastante relacionado con el Big Data, aunque más en concreto se refiere al diseño de la estructura e interfaz que permite un acceso óptimo y eficaz a dichos datos. Esto resulta imprescindible, por ejemplo a la hora de realizar migraciones de datos o de encontrar la información con la mayor rapidez posible.

Competencias digitales en Marketing y publicidad online

Dentro de las principales competencias digitales actuales tampoco nos podemos olvidar del marketing digital. Internet se ha convertido en una de las herramientas de promoción más poderosas y efectivas, y las empresas cada vez son más conscientes de ello.

SEO y SEM

Los profesionales SEO o Search Engine Optimization son aquellos encargados de posicionar en los motores de búsqueda las palabras clave que le interesa a una empresa. Esto es básico para obtener mayor visibilidad online y crear una reputación. Entre otras funciones, se dedican a la búsqueda y análisis de keywords, estudio de palabras clave de la competencia, enlazado externo e interno, etc.

Por decirlo de una forma simple, son los profesionales que se encargan de que una página aparezca en las primeras posiciones de resultados en Google para determinadas búsquedas.

Por su parte, el SEM está íntimamente relacionado con el concepto anterior, pero se enfoca más al ámbito publicitario. En este caso, se trata de profesionales orientados a buscar las mejores oportunidades de promoción dentro de los buscadores a través de campañas PPC o Pay-Per-Click. Dicho de otro modo, se enfocan principalmente a campañas de pago en buscadores.

Edición de imagen, vídeo y sonido

Piensa en las competencias digitales que tiene cualquier youtuber en la actualidad. Todos ellos saben grabar y editar imágenes y vídeos, con más o menos calidad o complejidad.

El ejemplo anterior sirve simplemente para ilustrar la importancia de la edición de vídeo e imágenes en el mundo actual, en el que los contenidos visuales tienen una importancia capital.

De hecho, la mayoría de empresas ya son conscientes de la importancia de tener su propio canal en Youtube o de ofrecer contenidos audiovisuales en su propia págin web. Este tipo de contenidos resultan mucho más atractivos, ayudan a conocer mejor la empresa y fomentan la participación de los usuarios, entre muchas otras ventajas.

Por ello, hoy en día resulta casi imprescindible saber manejar programas de edición de imágenes o maquetación como PhotoShop o InDesign, y por supuesto, programas de edición de vídeo como Final Cut, Sony Vegas, Adobe Premiere o, si nos vamos a ámbitos más profesionales, Pinnacle o After Effects,

Profesionales de la comunicación digital y gestión de comunidades online

Otra de las competencias digitales más demandadas en la actualidad es la capacidad para gestionar comunidades de usuarios en un entorno digital. Lo has adivinado, estamos hablando de la figura del community manager.

Estos profesionales surgieron a raíz de la aparición y desarrollo de las redes sociales. Hoy en día cualquier que tenga unos cuantos miles de seguidores se considera un community manager, pero este profesional es algo más.

No solo se trata de hacer crecer el número de seguidores de una compañía. También se trata de establecer una comunicación fluida con los usuarios, ofrecerles contenido adecuado a sus necesidades y, en definitiva, mejorar la reputación online y el alcance de la empresa.

Atención al cliente online

Las formas de dar soporte a los usuarios también han evolucionado. Ahora lo que se lleva es el soporte online. En este tipo de servicio se busca una respuesta inmediata. El usuario quiere que le resuelvan sus dudas y problemas aquí y ahora.

Una de las tendencias actuales en la atención al cliente online es el uso de chatbots. Se trata de programas dotados con inteligencia artificial que son capaces de ofrecer respuestas a los usuarios en función de las preguntas formuladas. Incluso, en algunos casos son capaces de usar el machine learning para aprender de la experiencia y ofrecer respuestas cada vez más precisas.

Gestión de software

La última de las competencias digitales de las que vamos a hablar es la gestión de software. Esta práctica, conocida como SAM en inglés, está enfocada a la optimización de los procesos relacionados con la compra, implementación, mantenimiento y uso de los programas y herramientas informáticas de una organización.

Para terminar, queremos volver a remarcar que no se trata solo de competencias digitales para el empleo. El desarrollo de conocimientos y habilidades digitales será básica en numerosos aspectos de la vida en general, y formarse en estos campos será imprescindible para no quedarse atrás en un mundo digital que no mira atrás y no espera por nadie.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.