¿Siempre has estado con la misma compañía telefónica y nunca has realizado una portabilidad? ¿Has estado mirando distintos operadores y Vodafone es el que más te convence? En este artículo te mostramos cómo hacer una portabilidad a Vodafone, los pasos que tienes que seguir e incluso cómo cancelar el proceso si te arrepientes en el último momento.

¿Por qué hacer la portabilidad a Vodafone?

Los motivos que te puede llevar a querer hacer una portabilidad y pasar a Vodafone son muy variados. Por ejemplo, si llevas mucho tiempo con una compañía y nunca te han llamado para ofrecerte mejores precios o servicios.

Ten en cuenta que al solicitar la portabilidad a Vodafone, la compañía te ofrecerá unas condiciones mejores de las que tenías con tu antiguo operador. Además, podrás acceder a ofertas para la adquisición de smartphones o tablets de última generación.

Además, otra de las ventajas de realizar una portabilidad es que puedes mantener tu número de teléfono, tanto si es una portabilidad de fijo como te móvil. Aunque también tienes la opción de cambiar de número si así lo deseas. Esto es común a la hora de hacer una portabilidad a Movistar, Orange o cualquier otro operador.

¿Cómo solicitar la portabilidad a Vodafone?

Puedes solicitar la portabilidad a Vodafone a través de tres canales

  • Desde tu tienda online vodafone.es
  • En cualquier tienda física Vodafone
  • A través del teléfono 1444

Te recomendamos que hagas la portabilidad en una tienda física o a través del teléfono. El motivo es que desde estos dos canales la portabilidad no será «automática», sino que tratarás con comerciales con los que podrás negociar mejores tarifas.

Una vez que hayas solicitado la portabilidad, solo tendrás que esperar a que Vodafone la haga efectiva. La propia compañía se encargará de darte de baja de tu anterior operador, así que tú no tendrás que hacer nada en este sentido.

Ten en cuenta que hay una lapso de tiempo, denominado ventana de cambio, en el que se realiza el cambio de operador y que te quedarás sin línea durante unas 3 o 4 horas. Este cambio se suele hacer entre las 02:00 y 06:00 en caso de portabilidad móvil, y a las 08:00 para portabilidad de fijo.

Teléfono para hacer la portabilidad

Como ya te hemos comentado, puedes hacer la portabilidad a través de diferentes vías. Una de las más recomendables es hacerla a través del teléfono 1444. Desde este número podrás tratar con un agente comercial que te asesorará sobre las mejores tarifas, y podrás negociar mejores precios o servicios.

Por ejemplo, llamando a este teléfono podrás decirle al comercial que tu antigua compañía te ha hecho una oferta para mejorarte las condiciones del servicio, y es posible que desde Vodafone traten de mejorarla. En cambio si haces la portabilidad desde su página web no habrá opción de negociar y tendrás que elegir alguna de sus tarifas estándar.

¿Cuánto tarda en hacerse la portabilidad a Vodafone?

La portabilidad a Vodafone se hace en 2 días laborables para líneas móviles, 7 días para líneas fijas, y hasta 30 días si las líneas llevan asociadas un servicio de fibra/ADSL.

Es decir, si haces una portabilidad de fijo el lúnes, el proceso se completará el miércoles. En cambio si lo haces el viernes, tendrás que esperar hasta el martes de la siguiente semana.

Por otro lado, está la opción de la ventana de cambio extendida. En este caso tú solicitas un día para que la portabilidad de tus datos personales se haga efectiva, siempre y cuando no supere los 30 días desde la fecha de la solicitud. Esta opción es especialmente recomendable si estás de vacaciones, si quieres esperar a que venza la permanencia con tu antiguo operador, o si has solicitado un nuevo terminal y quieres esperar a que te llegue para dar de alta el servicio.

¿Cómo cancelar una portabilidad a Vodafone?

Para cancelar la portabilidad a Vodafone hay que llamar al 1444 o rellenar un formulario que está disponible en su página web. Lo puedes encontrar en este enlace.

En este formulario has de indicar una serie de datos, como tu identificación como cliente, número de teléfono, operador de origen, tipo de portabilidad, fecha de solicitud, etc.

Puedes realizar la cancelación en cualquier momento. Es un proceso gratuito, salvo que el operador de destino ya te ha dado de alta en el servicio o hayas excedido determinados plazos. La cancelación será gratis en los siguientes casos:

  • Se ha realizado pasadas 24 horas desde la solicitud y antes de las 14:00 horas del día anterior a que se confirme la portabilidad. Esto para la portabilidad móvil.
  • Se ha realizado pasados 14 días naturales desde la solicitud y antes de las 17:00 horas del día anterior a que se confirme la portabilidad. Esto para la portabilidad de teléfono fijo.

Si procedes a cancelar la portabilidad a Vodafone, la operadora te proporcionará un código por SMS con el que podrás seguir el estado del proceso. Además, ten en cuenta que deberás devolver los equipos recibidos o instalados en tu domicilio, si es que has recibido alguno.

¿Puedo hacer una portabilidad con compromiso de permanencia?

Sí, puedes hacer una portabilidad si todavía tienes contrato de permanencia con tu antiguo operador de telefonía. Pero ten en cuenta que entonces tendrás que pagar una indemnización.

En las tarifas móviles de Vodafone no hay compromiso de permanencia, salvo que lleve asignada una cuota inferior a la tarifa estándar, en cuyo caso se aplicará un compromiso de permanencia de 12 meses. En caso de que hayas adquirido un smartphone a plazos, el compromiso de permanencia aumenta hasta los 24 meses.

En cualquier caso, puedes solicitar el compromiso de permanencia asociado a todos tus servicios desde el área de cliente de Vodafone. Para ello, has de seguir los siguientes pasos:

  • Ingresa a tu área de cliente de Vodafone.
  • En el menú de la izquierda, selecciona «Mi cuenta».
  • Ahora vete a «Condiciones del contrato»
  • En este punto podrás consultar todos los aspectos relativos a tus contratos con Vodafone, incluido el compromiso de permanencia.

Recuerda que la indemnización por hacer la portabilidad varía en función de cuánto te quede de permanencia. Cuanto más tiempo reste, mayor indemnización tendrás que pagar. Por tanto, lo más recomendable antes de hacer una portabilidad es esperar a que el compromiso de permanencia haya vencido.

Amago de portabilidad a Vodafone

El amago de portabilidad es una técnica que utilizan muchos usuarios para conseguir mejores servicios o tarifas con su operador actual.

Consiste en ponerse en contacto con otras compañías para que mejoren tus condiciones actuales. Entonces, se inicia la portabilidad o se comunica al operador actual la intención de iniciar el proceso. El objetivo es conseguir que tu compañía te mejore las condiciones actuales para no continuar con la portabilidad y perder un cliente.

En principio, la idea de hacer un amago de portabilidad a Vodafone no es irse de la compañía, sino conseguir unas condiciones del servicio mejores. Sin embargo, hay veces que no se llega a un acuerdo y el cliente se termina marchando a otro operador.

Los pasos para realizar un amago de portabilidad a Vodafone son los siguientes:

  1. Asegúrate de que tu compromiso de permanencia ya ha terminado o está finalizando.
  2. Llama al 1444 y cuéntale tu situación al agente comercial. Dile que tu compromiso de permanencia ha terminado y que has estado mirando ofertas de otras compañías que te ofrecen algo mucho mejor. De momento ni siquiera hace falta que hagas un amago de portabilidad como tal.
  3. Vodafone te preguntará qué es lo que quieres para seguir con ellos Cuéntales tus condiciones y te harán una contraoferta.
  4. Si llegas a un acuerdo, el proceso habrá terminado. Ya habrás conseguido lo que querías, ya sea un nuevo teléfono móvil, una rebaja en tu tarifa, etc. En caso contrario, habrá que seguir tensando la cuerda.
  5. Contacta con otro operador que te ofrezca mejores condiciones e inicia el proceso de portabilidad.
  6. Cuando Vodafone vea que tus «amenazas» eran reales, se pondrá de nuevo en contacto contigo. Ten en cuenta que el operador de destino ha de ponerse en contacto con el de origen para solicitar la baja del cliente, por lo que Vodafone siempre sabrá cuando un cliente se marcha.
  7. Vodafone te hará una nueva contraoferta para evitar que te vayas. Si aceptas, tendrás que cancelar el proceso de portabilidad. En caso contrario, seguirá el proceso para irte a la nueva compañía.

Ten en cuenta que este amago de portabilidad no siempre funciona. Depende de la tarifa que tengas contratada, el tiempo que lleves con la operadora o la propia situación de la empresa. Por ejemplo, es mas fácil que te intenten retener como cliente si tienes internet, teléfono fijo y varias líneas móviles, que si solo tienes una línea móvil con la tarifa más baja.

Si quieres saber cómo hacer este proceso con otros proveedores de telefonía e internet, te recomendamos visitar otros de nuestros artículos, como este sobre portabilidad a Orange.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.