Como ya todos sabemos, el día 14 de marzo fue declarado por el Gobierno el estado de alarma en España como consecuencia de la crisis sanitaria por coronavirus. El plazo inicial es de 15 días que será prorrogado otros 15 días más.

Durante este estado de alarma se aplican medidas excepcionales cuyo incumplimiento puede dar lugar a penas de prisión o multas de hasta 600.000 euros.

Dentro de las medidas excepcionales impuestas por el Gobierno están: cierre de comercios y negocios, reducción de la movilidad ciudadana o suspensión de toda actividad educativa.

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado velarán para que los ciudadanos acatemos estas medidas. Pero, ¿qué ocurre en caso de incumplimiento? ¿Cuáles son las sanciones que podrán imponerse?

En este post te voy a contar cuáles son las sanciones en estado de alarma.

Sanciones por saltarse el Estado de alarma

Sanciones en estado de alarma

El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 recoge el régimen de sanciones en su artículo 20.

Dicho artículo establece que el incumplimiento de las medidas excepcionales previstas en el Real Decreto será sancionado según lo previsto en la ley que regula los estados de alarma, excepción y sitio.

En esta Ley Orgánica de 1981 se establecen las sanciones por resistencia a la autoridad o incumplimiento de las medidas impuestas en casos de estado de alarma, excepción o sitio.

En caso de que el incumplimiento se realice por funcionarios públicos, la sanción puede conllevar la suspensión de sus funciones, poniéndolo en conocimiento de su superior jerárquico para la incoación del correspondiente expediente disciplinario.

Sin embargo, en el actual Real Decreto que declara el estado de alarma no se han recogido expresamente las sanciones por incumplimiento ya que dicho estado de alarma no es consecuencia de alteraciones públicas ni conflictos en las calles. Por eso, se ha confiado en la responsabilidad y civismo de los ciudadanos. Esas sanciones se remiten a lo establecido en la ley que regula el estado de alarma y en la Ley de Seguridad ciudadana.

No se trata de una crisis de seguridad sino de una crisis sanitaria. Por eso no se regulan específicamente las sanciones por incumplimiento y se remiten a las leyes ordinarias para su aplicación. Para los casos más exagerados ya están están previstos delitos como el de desobediencia.

Las autoridades deben actuar de acuerdo con el principio de proporcionalidad en todo caso. Y deben remitir a las subdelegaciones del Gobierno sus actuaciones con una justificación visual, siempre que sea posible.

Las sanciones que pueden imponer los cuerpos de seguridad se basan en cuatro leyes que vamos a analizar a continuación.

Ley de Seguridad ciudadana

En esta norma se distingue entre sanciones por infracciones leves y sanciones por infracciones graves.

  • Sanciones leves: multa de 100 a 600 euros. Por ejemplo: mover cintas, vallas u otros elementos colocados por las fuerzas de seguridad para acotar determinados espacios.
  • Sanciones graves: multa de 601 a 30.000 euros. Por ejemplo: desobediencia o resistencia a las autoridades cuando no constituya un delito, negarse a identificarse cuando sea requerido por la autoridad o facilitar datos incompletos o falsos en esa identificación.

Ley General de Salud Pública

Aquí podemos distinguir entre infracciones graves y muy graves.

  • Sanciones graves: multa de 3.001 a 60.000 euros en caso de realizar actuaciones que puedan ocasionar un daño o riesgo grave a la salud de la población.
  • Sanciones muy graves: multa de 60.001 a 600.000 euros. Estas sanciones se producirían en caso de realizarse acciones u omisiones que provoquen un riesgo muy grave de salud para los ciudadanos. O cuando se incumplan repetidamente las órdenes dadas por las autoridades competentes, y ello produzca graves daños para la salud pública.

Ley del Sistema Nacional de Protección Civil

Esta ley diferencia también entre sanciones graves y muy graves.

  • Sanciones graves: multa de 1.501 a 30.000 euros. Supuestos: incumplimiento de las prohibiciones, órdenes y requerimientos efectuados por las autoridades competentes. También el incumplimiento de la obligación por las entidades públicas y privadas de la obligación de cooperar con los servicios de protección y vigilancia. Esto siempre que no cause un daño especial a la seguridad de los ciudadanos.
  • Sanciones muy graves: multa de 30.001 a 600.000 euros. Supuestos anteriores, cuando ello ocasione un daño o transcendencia especial para la seguridad de las personas o los bienes.

Código penal

En el Código penal se establecen multas de 18 meses o pena de prisión de 3 meses a un año para quienes desobedezcan de forma grave las órdenes de las autoridades o personal de seguridad privada dadas en ejercicio de sus funciones.

Procedimiento sancionador

El acuerdo de iniciación del procedimiento sancionador debe ponerse en conocimiento del órgano instructor, al que se le enviarán todas las actuaciones que existan. También se comunicará al inculpado y al denunciante, en su caso.

El contenido del acuerdo de iniciación será:

  • Identificación del responsable o responsables
  • Hechos que lo originan, su calificación y las sanciones que puedan corresponder
  • Instructor y Secretario del procedimiento, indicando su régimen de recusación
  • Órgano competente para resolver el proceso
  • Medidas provisionales establecidas por el órgano competente
  • Derecho del interesado a presentar alegaciones y a ser oído en el procedimiento y el plazo para ello

Si al acordarse el inicio del procedimiento no existen elementos suficientes que permitan calificar los hechos, esa calificación puede realizarse con posterioridad elaborando un Pliego de cargos, que debe notificarse a los afectados.

Excepciones

El Real Decreto que establece el estado de alarma en nuestro país recoge una serie de excepciones en las que sí es posible salir de casa sin ser multado. Los supuestos son:

  • Comprar productos de primera necesidad y alimentos
  • Sacar al perro
  • Ir a centros sanitarios, farmacias, bancos o gasolineras
  • Ir al trabajo y volver a casa
  • Dirigirse a cuidar a personas mayores, dependientes o menores

En otro caso, cualquier desplazamiento debe estar debidamente justificado si no queremos enfrentarnos a importantes multas, o incluso a penas de prisión.

Y, por supuesto, se recomienda usar el teletrabajo a todas aquellas empresas que tengan esta posibilidad.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.