FaceApp está de moda. Se trata de una aplicación a través de la cuál podemos ver nuestro aspecto cuando seamos viejos, a través de un filtro de «Edad».

La aplicación no es nueva, fue lanzada al mercado hace dos años para sistemas operativos IOS y Android. Sin embargo, hace unos días que se ha convertido en viral al mejorar la capacidad del filtro por el cual el usuario puede modificar su rostro y comprobar su imagen con unos 70 años.

Multitud de imágenes de usuarios con este filtro se han publicado en Instagram, Facebook o Twitter, incluyendo a famosos como futbolistas, actores o políticos. Esta aplicación ha provocado gran entretenimiento al igual que ocurrió con un filtro de Snapchat con el cual los usuarios podían ver cómo serían si fueran del sexo opuesto.

Pero no todo es tan bonito. Se ha comprobado que FaceApp supone un importante riesgo para la privacidad de sus usuarios. Y aquí vamos a analizar cómo vulnera esa privacidad.

Riesgos para la privacidad

¿Hasta qué punto es aconsejable facilitar información personal a la aplicación a cambio de un momento divertido? Esta es la gran pregunta.

Después de salir a la luz casos tan importantes de vulneración de la privacidad como el de Cambridge Analityca o la vigilancia a través del reconocimiento facial realiza en China o Reino Unido, se pone en cuestión el tratamiento por las redes sociales y aplicaciones móviles de la privacidad de sus usuarios.

Y FaceApp no escapa a esta polémica.

¿Cómo funciona FaceApp?

En la descripción que se realiza en Android de esta aplicación se la define como «la más avanzada tecnología de edición neural de retratos». Es presentada como un servicio para obtener selfies con una calidad de portada de revista.

En la AppStore de iOS se indica que a través de los filtros de esta aplicación es posible incluir una bonita sonrisa en una fotografía, ser más viejo o más joven o cambiar de sexo.

La posibilidad de lucir más joven o más viejo en la fotografía es lo que se ha popularizado en los últimos días al mejorarse el filtro de la aplicación.

El usuario puede subir una foto de su cara o de la de otra persona y en el momento obtiene un retrato de ella con más de 70 años.

Actualmente, la aplicación es la primera en descargas, incluso superando a Instagram.

¿Cuál es el origen de la aplicación?

La compañía que creó esta aplicación se llama Wireles Lab y tiene su sede en Rusia (San Petersburgo). Sobre esta empresa tecnológica ya han existido polémicas anteriores. Hace dos años tuvieron que retirar dos filtros ante las críticas existentes por destacar estándares físicos raciales.

Uno de esos filtros, con el nombre de «Hot» servía para hacer más clara la piel de los usuarios. El otro filtro permitía un cambio de raza para parecer indio, africano, caucásico o asiático. Esos filtros fueron retirados al poco tiempo de lanzarlos por las múltiples críticas y el presidente de la compañía tuvo que pedir disculpas por ello.

La compañía indicó que existió un desacertado efecto secundario de la red neuronal subyacente. Esto se refiere al conjunto de algoritmos de Inteligencia artificial que permiten cambiar la cara en cualquier foto manteniéndola realista.

Datos recopilados por FaceApp

Las condiciones de uso de la aplicación son diferentes a las de otras aplicaciones. Se indica que pueden recopilarse datos publicados por el usuario a través de ese servicio, como por ejemplo fotos u otros datos.

FaceApp también monitoriza la actividad del usuario a través de las páginas web que visita y la ubicación de estas. Y recoge metadatos sobre la interacción del usuario con el servicio.

En la política de privacidad se indica que la aplicación no venderá ni alquilará a terceros la información personal facilitada. Pero la polémica surge porque la aplicación establece que la información facilitada puede enviarse a un país distinto a aquel donde se encuentra el usuario y con leyes diferentes.

También se produce un incumplimiento del RGPD al recopilar datos sin posibilitar al usuario el acceso a los mismos ni descargar una copia con toda la información almacenada.

Reconocimiento facial

Una controversia parecida a la surgida con FaceApp existió hace unos meses con Facebook y su famoso 10YearsChallenge, que consistía en subir una foto actual y otra de hace diez años para comprobar los efectos del paso del tiempo.

Los expertos consideran que esto se utiliza por las tecnológicas para entrenar a sus sistemas de reconocimiento facial para usarlos con fines comerciales y publicitarios o de vigilancia. Y es muy complicado para el usuario saber si las aplicaciones están utilizando el reconocimiento facial y con qué finalidades.

Por ejemplo, Rusia ha impuesto controles propios a Internet que contradicen el concepto de universalidad de la red, predominante en el mundo. Por otro lado, también Facebook ha estado implicado en polémicas sobre el tratamiento de la privacidad de sus usuarios.

Funcionamiento del reconocimiento facial en vivo

La manera en que funciona el reconocimiento facial en vivo es la siguiente:

  • El software realiza un mapeo de los rostros en fotos policiales existentes
  • Las cámaras escanean rostros de multitud de personas en eventos
  • Los rostros son comparados con posibles coincidencias y los agentes son informados
  • Las fotos de falsas coincidencias pueden almacenarse durante semanas

La utilización de la tecnología de reconocimiento facial es considerada como «peligrosamente autoritaria» por la organización británica de defensa de la privacidad.

El hecho de monitorizar a personas inocentes en público supone una infracción del derecho fundamental a la libertad de expresión, a la privacidad y del derecho de reunión.

¿Cómo eliminar la información personal?

La empresa fabricante de la aplicación ha emitido un comunicado para acabar con la polémica surgida en el que se indica que la mayoría de las fotos subidas son eliminadas de sus servidores en un plazo de 48 horas.

Además, indica los pasos que deben seguirse para eliminar la información personal de la aplicación:

  • Ir a Configuración
  • Pinchar en Soporte
  • Pulsar en Reportar un error indicando en el asunto «privacidad»

Una vez realizados esos pasos, FaceApp eliminará toda la información personal que tenga del usuario en sus servidores.

No obstante, la app no envía al usuario ningún mensaje confirmándole que se ha borrado esa información.

En el comunicado enviado por FaceApp se reconoce que están trabajando para conseguir mejorar la calidad del servicio.

Por eso, aunque nos parezca muy divertido, es recomendable evitar dar nuestra información personal sin saber cómo y para qué se va a utilizar si queremos proteger nuestra privacidad.

FaceApp, la aplicación que vulnera tu privacidad
3.4 (68%) 10 voto[s]

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.