Cinco países de la Unión Europea, entre los que está España, han denunciado ante las autoridades de Protección de datos a la industria publicitaria en Internet al cumplirse un año de la entrada en vigor del RGPD.

Esta normativa europea exige una serie de requisitos para enviar comunicaciones comerciales a los usuarios, como la información y el consentimiento. Los países denunciantes consideran que la mayoría de empresas dedicadas a la publicidad online no cumplen esos requisitos.

Publicidad en Internet ilegal

Google y otras grandes empresas de publicidad online usan un método de «subasta en tiempo real» para compartir con terceros la información personal sin informar a los usuarios ni obtener su consentimiento. Esto supone una infracción masiva de la normativa de Protección de datos para los usuarios europeos.

Además de España, han denunciado estas prácticas ilícitas Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Bélgica. Anteriormente, este tema ya había sido denunciado por Reino Unido, Polonia e Irlanda.

Cuando un usuario accede a una web que usa estos métodos de subasta, sus datos personales y sus hábitos de navegación son enviados a miles de empresas en forma de «solicitud de pujas». Esas empresas revenden esos datos a aquellos anunciantes que ofrecen la mejor oferta en la subasta y, de esa forma, esos anunciantes pueden enviar publicidad a ese usuario concreto.

Dentro de los datos enviados en esos intercambios están:

  • Localización del usuario concreto
  • Preferencias políticas o sexuales
  • Opiniones religiosas
  • Hábitos de navegación: qué le gusta ver, leer o escuchar online
  • Códigos de identificación únicos que permiten identificar a ese usuario en distintos momentos.

Una vez enviados a esos anunciantes ya no existe ningún control sobre lo que se va a hacer con esos datos. Y el RGPD impide que se usen datos personales sin informar específicamente a sus titulares sobre cómo se van a utilizar.

¿Cómo enviar publicidad legalmente?

En nuestro país, la publicidad se regula en la Ley 34/1988 General de Publicidad, que pretende evitar que esa publicidad vulnere los derechos reconocidos en la Constitución.

Además de esta ley, se regula también en la Ley 3/1991 de Competencia Desleal, donde se recogen los requisitos para que la publicidad sea honesta y no abusiva para no dañar a consumidores o a otras empresas.

Por otro lado, la normativa de protección de consumidores y usuarios regula los requisitos que debe reunir la publicidad para proteger a los mismos. Se exige que en esa publicidad se informe adecuadamente sobre los principales detalles del producto o servicio.

También la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) establece las obligaciones que las empresas deben cumplir para realizar campañas de publicidad a través de correo electrónico o páginas web. Debe identificarse la información claramente como publicidad y las condiciones de acceso y participación se indicarán de forma inequívoca y serán fácilmente accesibles para todos.

Por último, en la normativa de Protección de datos (RGPD y LOPDGDD) se regula específicamente la información que debe facilitarse a los usuarios antes de enviarles publicidad. Se les informará sobre dónde han obtenido sus datos personales y cómo los van a utilizar. Además deben solicitar su consentimiento expreso para enviar esa publicidad e indicarles los medios para ejercer sus derechos o revocar ese consentimiento en cualquier momento.

España denuncia los sistemas de publicidad en Internet
4.5 (90%) 6 voto[s]

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.