Los puestos de trabajo referidos a la gestión de datos están creciendo a un ritmo muy alto en los últimos años. De forma que, en 2020 se prevé que serán necesarios más de 10 millones de especialistas en este sector en toda Europa.

La tecnología Big data es la que más talento exige de cara al futuro. Y las empresas se quejan de la falta de candidatos preparados.

Por ejemplo, el año pasado en Barcelona se aumentó casi un 50% la demanda de empleados digitales. Sin embargo, los candidatos disponibles en ese campo solo aumentaron un 8%.

¿Cómo van a afrontar las empresas esta falta de personal cualificado para desempeñar este tipo de trabajos?

Falta de perfiles cualificados en gestión de datos

La tecnología Big data cada vez es más utilizada tanto por entidades públicas como por empresas privadas para recoger, almacenar, procesar y gestionar enormes cantidades de datos y, a través de ellos, obtener información útil y valor para la empresa. Esta tecnología proporciona un importante ventaja competitiva a todo tipo de entidades.

Sin embargo, faltan científicos, analistas e ingenieros de datos.

En las Universidades y centros de formación cada vez se están implantando más formaciones en estas competencias. Pero los estudios son recientes por lo que no hay personal con experiencia en ese sector.

Las funciones de un ingeniero de datos son recopilar, manipular y modificar los datos dentro de la empresa. El analista de datos se encarga de elaborar la estrategia de gestión de esos datos. Y el científico de datos debe usar una base matemática para investigar los datos de la organización.

Además de faltar especialistas en estas materias, los profesionales existentes se incluyen en una categoría que no es. Existe una confusión con las competencias atribuidas a cada perfil.

Estas funciones actualmente las están desarrollando especialistas en otras materias, como matemáticos o estadísticos, que han recibido una formación complementaria a su carrera.

Un analista de datos puede cobrar alrededor de 27 mil euros anuales y tienen un 80% de posibilidades de encontrar trabajo cuando finalizan sus estudios.

La Comisión europea ha indicado en un reciente estudio que en solo un año se necesitarán más de 10 millones de especialistas en esta materia, repartidos entre 360.000 empresas.

Desperdicio de la mayor parte de la información

El 70% de la información que tienen las empresas actualmente no se está analizando.

Dentro de los sectores que mayor cantidad de datos están analizando y aprovechando están los seguros y la banca. También las empresas energéticas.

Al conseguir analizar toda esa información de la que disponen, las empresas lograrían un incremento significativo de sus beneficios y su competencia. Y para ello, se necesitan personas que sepan interpretar los datos de forma productiva y eficiente.

Ante las dificultades de las empresas para encontrar este tipo de perfiles, lo recomendable es aumentar la formación especializada en Big data.

 

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.