Hemos conocido hace unos días el ataque informático sufrido por Facebook por el cuál accedieron a los datos personales de millones de usuarios.

¿Qué supone un robo de estas características?

¿Dónde pueden acabar los datos robados en redes sociales o cuentas bancarias?

Uno de los destinos más probables es la Internet oscura.

Venta de datos personales en la red

¿Sabes cuál es el precio de los datos personales vendidos en la Dark Web? Te sorprenderá.

Hacerse con los datos de una persona en Internet apenas cuesta 850 euros.

Sí, has oído bien.

Tu identidad personal vale menos de 1.000 €.

Los lugares donde más sesiones iniciamos y, que si acceden a esos datos, pueden acceder al perfil completo de cualquier persona son: redes sociales, bancos, Netflix, Amazon, etc.

¿Qué datos personales están más valorados?

Los datos financieros son los más codiciados pero eso no significa que el cibercriminal de turno se deje un dineral.

Comprar los datos de tu tarjeta de crédito y débito, todos tus inicios de sesión en la banca en línea, tus contraseñas y la información de su cuenta de PayPal rondaría un total de 700 euros.

Desglosando esta cifra,

  • el precio de los datos de la tarjeta de débito sería de 74 euros y
  • los de la cuenta de PayPal rondaría los 300.

Con las compras online que realizas también hay precios. Y muy baratos.

Una cuenta Prime de Amazon estaría alrededor de 11 euros.

Pero la cosa no queda ahí, tu rastro es mucho mayor.

Las ID en Apple, Steam y Spotify también tienen sus precios: la primera por algo más de 10 euros y las dos últimas rondando los tres.

Esos mismos tres euros son los que se pagan por cuentas de correo como las de Gmail.

Otro plato fuerte son las redes sociales. Estos son los precios de los datos en las redes sociales, de mayor a menor:

  • cuentas de Pinterest (7,4 euros por cuenta),
  • Instagram (5,5 euros),
  • Facebook (3,4 euros) y
  • Twitter (2,8 euros).

Como has podido comprobar, el rastro que dejamos en Internet es un negocio para muchas personas.

Nuestros datos, cuentas y contraseñas tienen que estar seguras, por lo que debemos tomar las máximas precauciones posibles.

Por otro lado, y sabiendo que nuestra huella en Internet es inmensa, deberíamos pensar dos veces lo que publicamos en las redes sociales.

¿Sabes cuánto valen tus datos personales en Internet?
4.5 (90%) 8 votos