Todas las empresas deben concienciarse de que los ciberataques pueden ocurrir en cualquier momento, poniendo en peligro tanto la productividad de la empresa como a sus trabajadores.

Es aconsejable que tomes medidas preventivas para ponerle barreras a los hackers.

Recuerda que, una vez llevado a cabo el ataque, es casi imposible descubrir quién ha sido el hacker que lo realizó.

¿Para qué arriesgarnos pudiendo tomar medidas a tiempo? La seguridad informática es esencial.

Por eso te voy a explicar las medidas a adoptar en tu empresa para evitar un ataque informático.

Tipos de ciberataques

Existen diferentes tipos de ataques informáticos.

Los más comunes son:

Troyanos

Software malicioso que se presenta al usuario como un programa legítimo e inofensivo, pero una vez instalado el hacker tiene acceso remoto al equipo infectado, pudiendo atacar a otros equipos desde el nuestro, convirtiéndonos en un equipo “zombi”, pudiendo tener problemas con la policía.

Virus

Tienen como objetivo alterar el funcionamiento del ordenador, sin que el usuario se dé cuenta, borrando datos o incluso formateando el disco duro.

Programas trampas (phising)

Simulación de una página de un banco o de otra empresa que te pide que le facilites tus datos y contraseñas para acceder a tus cuentas.

DoS (Denegación de servicios)

Consiste en solicitar datos de una manera masiva a nuestros sistemas, con el fin de bloquearlo. Su principal objetivo es afectar a todos los servicios y paralizar la empresa.

Tomar medidas e invertir en seguridad informática es indispensable en toda empresa digital que tenga presencia y opere a través de Internet.

Es bastante probable que las guerras del futuro comiencen en el ciberespacio para luego acabar, cómo no, con artillería, infantería e I+D asociado a la destrucción.

Medidas para evitar ataques informáticos

Muchos empresarios cometen el error de despreocuparse por contar con medidas de seguridad en sus equipos, redes de comunicación a través de Internet y programas informáticos.

Esto es un grave error.

Debes preguntarte:

¿Es mi empresa vulnerable ante los ataques informáticos?

Dentro de las medidas principales que debes adoptar para mantener a los hackers alejados de tu empresa están:

  1. Desarrolla una cultura de seguridad en la empresa.
  2. Haz un inventario de todos y cada uno de los riesgos cibernéticos existentes.
  3. Protege tus dispositivos.
  4. Revisa y cambia las contraseñas.
  5. Usa protocolos de seguridad.
  6. Forma a tus empleados en materia de seguridad informática.
  7. Busca el asesoramiento de expertos en la materia.

Tranquilo.

Ahora te explico cada una de ellas.

como evitar un ciberataque en tu empresa

Cultura de seguridad

La ciberseguridad no sólo se compone de elementos tecnológicos, como hardware y software, sino también de los procesos y prácticas de todos los empleados que gestionan y utilizan los sistemas de información de la empresa.

Es importante que establezcas normas y protocolos en materia de seguridad respecto al uso de:

  • ordenadores,
  • correo electrónico,
  • bases de datos,
  • dispositivos propios,
  • aplicaciones personales etc.

Cada vez es más frecuente que los empleados utilicen sus propios dispositivos para acceder a la información de la empresa.

El principal inconveniente de esta práctica es que si no se toman las medidas adecuadas puede suponer un punto importante de fuga de información o de introducción de software maligno en la red de la empresa.

Inventario de riesgos de seguridad informática existentes

Es importante que realices un inventario de todos aquellos riesgos de seguridad informática que puedan existir en tu empresa. Y que sean relevantes para la información que manejas.

Para ello debes responder a preguntas como:

  • ¿Qué información debe proteger la empresa que pudiera ser motivo de crisis en el caso de ver la luz?
  • ¿Cuáles son los datos que deberían protegerse con un nivel más alto de seguridad para que nunca trasciendan a la competencia o al público general?
  • ¿Qué vulnerabilidades de la seguridad informática de la empresa podrían incurrir en multas, costes legales, reducción de ingresos o ventas?

Mediante una auditoría serás capaz de conocer qué datos pertenecientes a tu empresa pueden ser de dominio público y aparecer en la red.

Dispositivos protegidos

Todos los dispositivos electrónicos, ordenadores, móviles y demás deben estar debidamente protegidos con firewalls y antivirus completamente actualizados. Tener un firewall fuerte y potente ayudará a que nadie pueda entrar en tu dispositivo de manera clandestina.

Tener hojas de ruta para optimizar todo el funcionamiento es muy útil, puesto que sabrás en cada momento qué velocidad utilizas, qué recursos y qué protección tienes.

Contraseñas

Es aconsejable que se cambien todas las contraseñas, sobre todo tras instalar nuevos firewalls y modificar ciertos aspectos de la seguridad, para así poner otra barrera más a los posibles ataques.

Las contraseñas siempre deben ser complejas, no pueden dar datos personales o de contacto y es muy esencial que solo las conozcan un cierto grupo de personas de confianza.

Por ejemplo, si la empresa se llama Construcciones Pepe las contraseñas no deben contener esos nombres, ni el teléfono o la localización.

Un buen ejemplo de contraseña podría ser: V56jhp81LkA_3. Al ser una sucesión de caracteres no correlativa en ningún aspecto, dará mayores problemas para que un hacker la obtenga.

Protocolos de seguridad

Estos protocolos sirven, en primer lugar, para evitar a los intrusos y para fortalecer la seguridad previamente instalada. Por otro lado, debemos tener en cuenta ciertos protocolos esenciales como el de hacer copias de seguridad, limpieza de material malicioso, etc.

En cuanto a la copia de seguridad es primordial, puesto que perder datos económicos o documentos importantes puede ser catastrófico para la empresa. Es indispensable tener copias de todos aquellos datos de la empresa y de sus clientes, tanto los que se encuentran fuera de Internet como dentro para ante posibles ataques poder restaurar todo lo perdido.

Es importante adoptar como buena práctica la realización de copias de seguridad de la información en fuentes externas como:

  • cintas,
  • CD,
  • DVD,
  • discos rígidos, etc.

De esta manera, ante una eventual anomalía en el sistema operativo, ya sea por daño de los archivos nativos del sistema o por la acción de códigos maliciosos, es mucho más sencillo y rápido volver a recuperar la información.

Formación de empleados

Tus empleados deben saber:

  • cómo actuar en caso de fallo en el sistema,
  • qué están manejando y
  • cómo mantener la seguridad siempre dispuesta.

Además, si tienes especialistas informáticos en tu plantilla, te ahorrarás quebraderos de cabeza y problemas.

Una de las formas más habituales que los hackers utilizan para introducirse a una red es engañando a las personas con phishing. Esto consiste en correos electrónicos que se envían para que el personal de una empresa se vea tentado a hacer clic en un enlace, en ese momento colocan un código en los ordenadores que les permiten adoptar la identidad de las personas afectadas.

Asesoramiento de expertos

Como comentábamos antes, que un sistema falle durante horas puede suponer pérdidas muy elevadas para una empresa. No es solo cosa de las grandes multinacionales invertir en seguridad de la información. Las pequeñas empresas deben hacerlo también.

Por eso es aconsejable ponerse en manos de especialistas en estos temas. No todo el mundo tiene la necesidad de saber acerca de seguridad informática o sistemas de protección. Por ello, existen especialistas perfectamente capacitados que se encargarán de mantener tu empresa completamente a salvo de visitas informáticas indeseadas y así, protegerán tus datos siempre y en todo momento.

Debes recordar que los ataques son imperceptibles y, hacer frente a ellos, puede suponer mucho dinero.

Siempre es mejor tener una buena seguridad informática para evitar sustos y problemas.

Es hora de ponerse las pilas ¿no crees?

¿Necesitas cumplir el RGPD?

7 consejos para evitar un ciberataque en mi empresa
4.6 (91.11%) 9 votos