No son pocos los estudios publicados recientemente que señalan un aumento de las ventas de los comercios online, una consecuencia en gran medida debida a la pandemia de Covid-19 y los sucesivos confinamientos. Cada día más gente se anima a realizar algún tipo de compra online, superando la desconfianza que este tipo de transacciones han ido arrastrando desde sus inicios. Y aunque comprar en Internet suele ser bastante seguro, no está de más tener precaución y aplicar estos consejos para que tus compras online sean seguras.

Comprueba la seguridad de la tienda online

Lo habitual es que tendamos a hacer nuestras compras online en sitios que ya conocemos y en los que tenemos plena confianza, muchos de ellos son tiendas y establecimientos físicos que se han subido al carro de la venta online. Pero eso no quiere decir que en ocasiones no curioseemos otros e-commerce en busca de ofertas o un producto que no encontramos en otro sitio.

Cuando accedemos a una nueva tienda online, lo primero que debemos hacer es comprobar que estamos en un sitio seguro, especialmente si nos has dirigido a ella un enlace desde una red social o un correo electrónico. Para ello, solo tenemos que mirar la barra de direcciones del navegador; ¿aparece un candado y la url comienza por https://? ¿Sí? Entonces estás en un sitio seguro, que cuenta con un certificado SSL. Este tipo de certificados aseguran que nuestros datos e información viajan encriptados por el sitio web.

Si no aparece así, debes desconfiar de la tienda online, podrías estar en un sitio web falso, que imita uno auténtico para hacerse con tus datos y dinero, o una tienda fraudulenta en la que pagarás por algo que nunca te llegará, perdiendo así tu dinero. Lo bueno es que la mayoría de navegadores nos advierten de cuando un sitio web no es seguro.

Atención a los métodos de pago

Un buen indicador de si el comercio electrónico en el que te encuentras es de confianza, son los métodos de pago que admite. En un sitio legítimo podrás elegir entre varias modalidades de pago, como tarjetas de crédito o diferentes pasarelas de pago como PayPal. Los sitios fraudulentos suelen limitar las opciones a un solo método de pago, pese a que aparezca el icono de otros conocidos (estarán, pero no te permitirán usarlos).

Si además quieres conseguir un extra de seguridad al pagar tus compras online, siempre puedes recurrir a los pagos anónimos por Internet; son diferentes métodos que aseguran que tu información bancaria no quede registrada en el e-commerce, con ellos no tendrás que rellenar formularios de pago ni introducir los números de tu tarjeta de crédito y muchos de ellos están admitidos en múltiples comercios online. Ideales para compras puntuales o para cuando no quieres usar la tarjeta de crédito o débito.

Busca otras señales de confianza

También puedes fijarte en otros aspectos para comprobar la fiabilidad y seguridad de esa tienda online que acabas de descubrir y que tiene unos precios interesantes.

Opiniones de los usuarios

Empieza por mirar las opiniones de otros usuarios, tanto en la propia tienda como en plataformas como Trustpilot; si el sitio no cumple con lo que oferta o no es de confianza, encontrarás opiniones al respecto.

En general siempre es recomendable que mires las opiniones de otros usuarios fuera de la web de la propia tienda, porque podría ser que las opiniones dentro de ella sean falsas.

También puedes buscar listados de tiendas online fraudulentas en Internet, hay páginas que recopilar la direcciones de estos sitios y las van actualizando con las denuncias de los usuarios.

Textos legales web

Echa un vistazo a sus términos y condiciones y comprueba que cuenta con aviso legal, política de privacidad y de cookies. Estos textos legales web son obligatorios para toda tienda online y en ellos encontrarás datos identificativos tanto del titular de la tienda como de los responsables del tratamiento de datos, así como los datos identificativos de la propia tienda (CIF, dirección, razón social, etc.).

Sellos de confianza online

Aunque no son obligatorios, que la tienda cuente con algún sello de confianza online, quiere decir que cumple con varios requisitos en cuanto a seguridad y transparencia reconocidos por una autoridad de certificación, que habrá revisado la propia tienda online para certificarla.

consejos compras online

A veces es demasiado bueno para ser verdad

Cuidado con las grandes ofertas o descuentos, no es raro que se empleen este tipo de ganchos, especialmente en redes sociales o a través de emails para captar «clientes». Lo más probable es que acabes en una tienda online fraudulenta o que el producto que estás adquiriendo sea una falsificación o nunca llegue.

Contraseñas seguras y doble verificación

Aunque actualmente los bancos han implementado nuevas medidas de seguridad para las transacciones digitales, no está de más reforzar la seguridad de nuestra cuenta de usuario en aquellas tiendas online en las que tengamos cuenta y realicemos compras habitualmente.

Un primer paso es crear una contraseña segura, única y que no uses en otros sitios online, que contenga caracteres al azar, con mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Cuanto más larga y aleatoria, menos probabilidades de que cualquiera pueda averiguarla. Y recuerda cerrar sesión cuando termines tus compras, especialmente si usas un equipo compartido.

Si la tienda online cuenta con sistema de doble verificación, actívalo, de esa forma habrá un paso de seguridad extra más que solo tú podrás completar para acceder a la cuenta o realizar una compra. La mayoría de comercios electrónicos más conocidos cuentan con esta opción, que a veces puede resultar un poco pesada, pero siempre es mejor contar con todas las medidas de seguridad disponibles activadas.

La seguridad de tu equipo también es importante

Tanto si realizas tus compras online a través del ordenador como de un smartphone, asegúrate que estos cuentan con medidas de seguridad activas, como antivirus y firewalls que te protejan de malwares espía capaces de recolectar todos tus datos y credenciales cuando las introduces en algún sitio web.

Así mismo, ten actualizado siempre tu navegador, para evitar posibles vulnerabilidades.

Siguiendo estos consejos tus compras online serán mucho más seguras y evitarás ser víctima de fraudes o sitios falsos.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.