Aunque no es una práctica recomendable, ¿quién no ha buscado alguna vez un síntoma o una enfermedad en Internet para informarse sobre ella? Estas búsquedas no siempre son útiles y en algunos casos pueden resultar contraproducentes. Pero la gente sigue teniendo dudas médicas y es por ello que han surgido diferentes aplicaciones de chat médicos, pensados precisamente para ayudar a resolver estas dudas y asesorar a la gente a través de profesionales de la medicina. En esta entrada vamos a explicar qué es un chat médico y para qué sirven realmente.

¿Qué es un chat médico?

Un chat  médico es una aplicación con la que podemos hablar directamente con un médico para que resuelva nuestras dudas médicas o nos asesore en algún aspecto relacionado con la salud.

A través de este tipo de aplicación podremos entrar en un chat con un médico, de forma no muy diferente a como mantenemos una conversación en WhatsApp, y presentarle nuestras dudas sobre algún síntoma, tratamiento o cuestiones de salud en general.

Podemos encontrar aplicaciones de chat médicos para descargar y usar desde nuestros móviles; la mayoría están asociadas a seguros de salud, que incluyen un chat médico online gratis (en el sentido de que está incluido en la cuota que se paga por el seguro), disponible las 24 horas, como puede ser el chat médico de Adeslas o el chat médico de Asisa, ambos gestionados por iSalud.

Pero también podemos encontrar aplicaciones de chat médico online desvinculadas de seguros, que podemos descargar y usar sin depender de estos. El «problema» aquí es que son de pago, así que la única forma de entrar a un chat con un médico gratis es a través del contrato de un seguro de salud que de este servicio (y obviamente, no podemos decir que sea estrictamente gratuito).

¿Para qué sirve?

Un chat médico sirve, esencialmente, para realizar consultas médicas, no muy distinto a como lo haríamos acudiendo al centro médico, pero pudiendo hacerlo desde nuestro móvil y sin necesidad de desplazarnos. Hay que entender, eso sí, que aunque tendremos contacto directo con un médico, en ningún caso el chat médico sustituye a la consulta presencial con el médico de cabecera o el especialista, ya que están pensados para resolver dudas concretas sobre unos síntomas, un tratamiento, una lesión, etc., pero no para ofrecer un diagnóstico médico.

Sin embargo, sí que resultan útiles para evitar un desplazamiento al centro de salud en caso de que solo queramos recibir asesoramiento u orientación médica sobre un determinado síntoma o dolencia, o tras enviar una foto, vídeo, análisis o informe, recibir un «diagnóstico previo» a una consulta a un especialista, solicitar asesoramiento sobre hábitos saludables o resolver alguna duda relativa a un medicamento que nos hayan recetado.

También en el caso de encontrarnos viajando tanto dentro como fuera de España y tengamos algún tipo de dolencia que prefiramos consultar, antes de acudir a un hospital.

En definitiva, su principal función es tener a nuestra disposición la posibilidad de hablar con especialista en cualquier momento del día. Esto no significa que la respuesta vaya a ser inmediata, puesto que en algunas de estos chat médicos, existen horarios de atención en función del médico y la especialidad, pero lo que es bastante seguro es que responderán en menos de 24 horas, incluso si la respuesta es indicarnos que acudamos al centro de salud más cercano o a urgencias.

¿Realmente, es como si llevaras a tu doctor en el bolsillo?

Más que llevar a un médico en el bolsillo, un chat médico 24 horas lo que posibilita es llevar a un asesor médico en el bolsillo. Aunque estas aplicaciones cuentan con profesionales acreditados y colegiados en España (al menos, es lo que aseguran), como ya hemos comentado, en ningún caso van a poder ofrecerte un diagnóstico completo, tal y como lo recibirías acudiendo a la consulta de manera presencial.

Hay que tener en cuenta que para dar este diagnóstico, que el médico nos vea personalmente es esencial, puesto que diagnosticar simplemente a través de una descripción de síntomas por parte del paciente no es suficiente para elabora un diagnóstico. Además, en principio, ningún médico de uno de estos chat tendrá acceso a la historia clínica de un paciente, por lo que sería otro hándicap para ofrecer un diagnóstico completamente acertado.

Solo en el caso de las aseguradoras médicas y cuando el paciente haya dado su consentimiento para tratar sus datos personales relativos a la salud y poder realizar un historial médico, podría tener el médico del chat cierto grado de acceso a esos datos.

Chat médico isalud

Los mejores chats médicos de 2020

A continuación os dejamos una lista con los mejores chats médicos de 2020, todos ellos cuentan con aplicación para el móvil y que se pueden usar sin necesidad de contratar un seguro de salud:

¿Es este el futuro de la medicina?

Quizás es pronto para responder a esta pregunta. Primero, por todo lo que ya hemos visto referente a que un chat médico no puede en ningún caso realizar un diagnóstico, sino asesorar, ayudar y resolver dudas médicas de sus usuarios. Segundo, al igual que no puede ofrecer un diagnóstico, tampoco pueden prescribir tratamientos o recetas para medicamentos. Y tercero, no pueden sustituir a la visita presencial al médico para atender y diagnosticar a un paciente.

A lo que sí pueden contribuir los chat médicos es a reducir las visitas al centro médico o el hospital cuando la dolencia o el síntoma no lo ameritan o cuando solo se trata de resolver una duda sobre un tratamiento. Algo que ayudaría a descongestionar los servicios de atención primaria, pero como decimos, nunca podrían sustituirlos (no, al menos, en el futuro a corto y medio plazo).

También pueden ayudar para acompañar a los pacientes durante tratamientos, asegurándose de que estos se cumplen y llevan a término completamente y para llevar una supervisión del paciente y su evolución.

¿Cómo se deben adaptar estos chats a la ley de protección de datos?

Es evidente que en un chat médico se van a tratar cuestiones médicas y relativas a la salud de los usuarios, por tanto hablamos del tratamiento de datos personales de categoría especial, de acuerdo al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), lo que obliga contemplar unas directrices muy estrictas a la hora de tratar cumplir con la normativa de protección de datos.

Ya hemos dicho que, en principio, ningún miembro de un chat médico debería tener acceso al historial clínico del usuario. Pero aparte de esto, es necesario que la compañía detrás del chat médico y sus empleados contemplen todos los requerimientos y requisitos para adaptarse al RGPD. Es decir, se debe llevar un registro de actividades de tratamiento, realizar un análisis de riesgo y evolución de impacto, así como recabar el consentimiento explícito de los usuarios para el tratamiento de sus datos y nombrar a un DPO, tal y como explicamos en nuestra guía para adaptar los servicios de sanidad a la LOPD.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.