Robar millones de cuentas bancarias, bloquear grandes compañías o hackear instituciones como la CIA o el FBI, son algunas de las hazañas que han logrado los hackers más famosos de la «breve» historia de la ciberdelicuencia. En esta entrada vamos a hacer un recorrido por los 10 hackers más famosos de todos los tiempos.

Los 10 hackers más famosos de la historia

Algunos siguen en busca y captura y otros se han pasado al otro lado de la ley para trabajar como consultores de ciberseguridad; perseguidos, admirados, estigmatizados, algunos figuran en las listas de los más buscados. Hablamos de los hackers más famosos de la historia del cibercrimen, aquellos cuyos nombres se han hecho conocidos por lograr algunas de las «hazañas» más sonadas en cuanto a burlar la seguridad cibernética de grandes compañías, conseguir sustraer grandes cantidades de dinero, exponer secretos o entrar en los sistemas de la CIA, por citar algunos ejemplos.

Concepto grupo de hackers famosos

Cracka

Cracka es uno de los últimos hackers en unirse a ese «selecto» grupo; en 2016 fue detenido por hackear la CIA y la Casa Blanca, concretamente hackeo los correos personales del director de la CIA, Jonh Brennan, del director de la NSA, James Clapper, y del consejero de ciencia y tecnología de la Casa Blanck, John Holdren. Así mismo, se le acusó de haber publicado en Internet la información privada de más de 30.000 empleados del gobierno norteamericano.

En el momento de su detención, se descubrió que era un adolescente británico de 16 años y que formaba parte del grupo «Crackas with Attitude», defensor del Movimiento Palestino.

Evgeniy Mikhailovich Bogachev

Evgeniy Mikhailovich Bogachev, también conocido como Fantomas, actualmente figura en la lista de busca y captura del FBI, que ofrece una recompensa de hasta 3 millones de dólares para quien suministre información que lleve a su detención.

Mikhailovich está acusado de robar 100 millones de dólares de cuentas bancarias estadounidenses, haber creado el virus Game Over Zeus (que habría infectado a más de un millón de ordenadores en todo el mundo) y de Cryptolocker, un sistema de cifrado de archivos empleado para secuestrar sistemas y obligar al pago de rescates y estrategias de ciberextorsión.

Kevin Mitnick

Aunque actualmente, Kevin Mitnick supuestamente se ha convertido en un hacker ético y dirige su propia consultoría de seguridad, en la década de los 80’ fue uno de los hackers más buscados por el Departamento de Justicia de EE.UU.

Detenido en un par de ocasiones, Mitnick comenzó su «carrera» como ciberdelicuente siendo un adolescente; en 1981 se le acusó de robar manuales de ordenadores de Pacific Bell, en 1982 atacó el NORAD (Comando de Defensa Aeroespacial de Norteamérica), en 1989 atacó la red Digital Equipment Corporation (DEC) e hizo copias de su software. Tras este ataque fue detenido y encarcelado por primera vez; durante su libertad condicional, atacó los sistemas de correo de voz de Pacific Bell.

Aparentemente, a lo largo de estos años, nunca explotó los datos que obtuvo en sus pirateo, puesto que su objetivo habría sido exponer las vulnerabilidades de los sistemas que atacaba. Se cree que llegó a tener el control toda de la red de Pacific Bell. Volvió a ser detenido y enviado a la cárcel, de la que salió en 2002.

Nicolae Popescu

Nicolae Popescu es actualmente uno de los hackers más buscados en todo el mundo, el FBI ofrece por él una recompensa de 1 millón de dólares. Fue el cabecilla de una trama de estafa a nivel global, que consistía en implantar anuncios falsos en webs de subastas, que nunca llegaban a sus ganadores.

Su banda fue desmantelada en una macro operación en 2012, pero Popescu no fue detenido y a día de hoy sigue en paradero desconocido.

Adrian Lamo

Apodado el «hacker vagabundo» por su tendencia a viajar a diversos puntos con acceso a Internet para realizar sus ataques, Adrian Lamo atacó las redes informáticas de The New York Times, Microsoft, Yahoo, Fortune 500 y Bank of America. En principio, su intención era exponer las vulnerabilidades del sistema y ayudar a mejorar la seguridad, pero en 2002 fue un poco más lejos y cuando atacó la intranet del New York Time, se añadió a sí mismo a la lista de fuentes expertas y comenzó a realizar investigaciones sobre figuras públicas de alto perfil.

A Lamo se le atribuye el haber delatado a la soldado Chelsea Manning, quien habría filtrado a Wikileaks el vídeo que mostraba a soldados de EE.UU. asesinando a un fotógrafo de la agencia Reuters y otros civiles en Afganistán, junto a otros documentos clasificados del ejército estadounidense.

Aunque pasó 6 meses en arresto domiciliario por su ataque al New York Times, actualmente sigue trabajando como periodista.

Concepto identidad hackers famosos

Albert González

Apodado «Soupnazi», Albert González es considerado uno de los expertos en la técnica del phising; actualmente está cumpliendo una pena de 20 años de cárcel, a la que fue sentenciado en 2008, tras unos prolíficos años de ciberrobos.

La «carrera» conocida de Gonzáles comenzó cuando se unió a Shadowcrew, un sitio de comercio delictivo, donde fue considerado uno de los mejores hackers y moderadores. A los 22 años fue detenido en Nueva York por cometer un fraude con tarjeta de débito relacionado con el robo de datos de millones de cuentas vinculadas a tarjetas. Para evitar la cárcel, se convirtió en informante del Servicio Secreto y ayudó a acusar a decenas de miembros de Shadowcrew.

Sin embargo, González no abandonó su «auténtica llamada» e incluso durante su época de informante, siguió cometiendo ciberdelitos con los que robó más de 180 millones de cuentas de tarjetas de pago de empresas como OfficeMax, Dave and Buster’s y Boston Market. En 2005 atacó TJX, lo que supuso la primera filtración de datos de información de tarjetas de crédito en serie; a través de ataques de inserción de SQL, González y sus cómplices crearon puertas traseras en varias redes corporativas y robaron 256 millones de dólares solo de TJX.

Matthew Bevan y Richard Pryce

Bevan y Pryce, también conocidos como Kuki y Datastream Cowboy, son un equipo de hackers británicos que en 1996 lograron atacar varias bases militares, entre ellas la Griffiss Air Force Base (EE.UU.), la Defense Information System Agency y el KARI (Korean Atomic Research Institute). Incluso se les llegó a acusar de casi comenzar una tercera guerra mundial cuando volcaron las investigaciones del KARI en los sistemas militares estadounidense.

A diferencia de muchos de los hackers que figuran en esta lista, el objetivo de Bevan y Pryce era demostrar una teoría de la conspiración del ocultamiento extraterrestre. Lo que sí demostraron fue dejar en evidencia las vulnerabilidades de las bases militares ante los ciberataques.

Kevin Poulsen

Con solo 17 años, Kevin Poulsen logró atacar en 1983 ARPANET, la red informática del Pentágono. Fue capturado pero no detenido al ser menor de edad. Aunque recibió una advertencia al respecto, Poulsen siguió con sus ciberataques.

En 1988 atacó un ordenador federal e investigó archivos relacionados con el depuesto presidente de Filipinas en aquel entonces, Ferdinand Marcos. Aunque fue descubierto por las autoridades, logró esconderse y siguió atacando archivos gubernamentales y exponiendo secretos. Finalmente fue detenido y se le prohibió usar ordenadores durante 3 años.

En la actualidad Poulsen es un periodista que escribe sobre seguridad informática como editor jefe de Wired.

Michael Calce

Se puede decir que gracias a los ciberataques perpetrados por Michael Calce en el año 2000, cuando solo tenía 15 años, el desarrollo de una legislación sobre cibercrimen se convirtió en prioridad importante para los gobierno de EE.UU.

Calce, apodado «Mafiaboy» logró controlar las redes de ordenadores de la universidad y utilizó estos recursos combinados para alterar el principal motor de búsqueda de aquella época, Yahoo. En una semana, consiguió derribar a través de un ataque de denegación de servicio (DDoS) Dell, eBay, CNN y Amazon, saturando los servidores corporativos y bloqueando los sitios web.

Actualmente, Calce se ha cambiado de bando y trabaja en una empresa de seguridad informática.

OurMine

Cerramos nuestra lista de los 10 hackers más famosos con un grupo de tres hackers actual y bastante temido en estos tiempos. A OurMine se le atribuyen miles de robos de perfiles en redes sociales y el ingreso de medio millón de dólares en unos pocos meses conseguidos a través de la extorsión de sus víctimas.

OurMine habría tratado de extorsionar a CEOs de Facebook, Google o Twitter, además de otros famosos. Incluso llegaron a atacar a la web de Julian Assange, WikiLeaks, la HBO o PlayStation Network.

En algunos de sus ataques, OurMine asegura que sus acciones tienen como objetivo concienciar a los usuarios sobre ciberseguridad y protección online.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.