La pandemia mundial de COVID-19 está suponiendo una nueva manera de afrontar el trabajo para muchas empresas. En el Real Decreto aprobado por el Gobierno por el que se declara el Estado de alarma en nuestro país se insta a las empresas que tengan posibilidad a realizar teletrabajo.

Esta nueva situación de teletrabajo aporta beneficios para las empresas como un menor gasto en infraestructuras, una conciliación entre la vida laboral y familiar y un menor absentismo.

Para cumplir el deber de seguridad en una situación de emergencia como la actual, se establece la obligación de garantizar y promover un trabajo seguro. Y la principal forma de conseguirlo es enviando a los trabajadores a sus casas para realizar ese trabajo. Por supuesto, no todas las empresas tienen la posibilidad ni las condiciones para teletrabajar.

Ante las numerosas consultas recibidas sobre el teletrabajo como consecuencia del coronavirus, os explico aquí quién puede solicitar teletrabajar y cómo solicitarlo.

solicitar teletrabajo por Coronavirus

Quién puede solicitar el teletrabajo por Coronavirus

En esta situación de alarma, pueden solicitar el teletrabajo todas aquellas personas que estén dentro de los grupos de riesgo establecidos por las autoridades sanitarias para contraer el coronavirus. Es decir:

  • Personas con enfermedades respiratorias o coronarias
  • Personas con problemas inmunitarios

No obstante, deben tenerse en cuenta las características de la empresa ya que muchas no tienen medios para poder realizar teletrabajo. Y otras, por su actividad, exigen la presencia de los empleados.

El Ministerio de Sanidad recomienda que, todas las empresas que tengan posibilidad de realizar teletrabajo lo hagan para evitar concentraciones de personas y reducir los desplazamientos.

Quién puede teletrabajar y cuánto

Los procesos para decidir quién puede teletrabajar deberían centrarse en los trabajos.

La elegibilidad general para el teletrabajo debe basarse en si un trabajo en particular se puede hacer fuera del sitio, y ese proceso debe ser lo más transparente y consistente posible. Puede ser tentador
restringir el teletrabajo a empleados exitosos en los que ya confías. Sin embargo, basar la elegibilidad del teletrabajo en las tareas laborales en lugar de las características personales y el rendimiento tiene dos ventajas principales:

  • reduce las posibilidades de que los gerentes otorguen acceso de manera desigual y su vulnerabilidad resultante de reclamaciones de trato desigual; y
  • te permite utilizar el teletrabajo como una herramienta de mejora del rendimiento para los empleados que lo necesitan.

Si un empleado puede hacer un trabajo de forma remota, entonces la opción de teletrabajo debe estar disponible para todos los empleados con las mismas responsabilidades. Asegúrate de que el proceso y los criterios que usas para tomar decisiones sobre quién teletrabaja son escritas y aplicadas consistentemente. También existen procesos justos y equitativos para determinar si un empleado está teniendo éxito en el uso del teletrabajo.

Si es necesaria cobertura en el sitio para trabajos específicos, entonces debes establecer horarios de teletrabajo que tengan sentido para el negocio.

Quizás los empleados alternarán sus días de teletrabajo, o algunos teletrabajarán por la mañana y otros por la tarde. Es posible que debas trabajar con los empleados para configurar un sistema para determinar cómo se resolverán los conflictos de horario. Por ejemplo, si dos empleados quieren teletrabajar cuando uno de ellos necesita estar en el sitio, ¿utilizarás la antigüedad, el motivo del teletrabajo, un proceso de toma de decisiones mutuas o algún otro sistema para decidirlo?

Los empleados deben ser responsables de su desempeño donde sea que trabajen, y el empleador solo tendrá el derecho de realizar los cambios necesarios para apoyar a su equipo y los objetivos de la organización.

¿Cómo solicitar el teletrabajo?

Si estás incluido dentro de los grupos de riesgo para contraer el COVID-19 y tu empresa tiene la opción de realizar teletrabajo, puedes solicitarlo siguiendo los siguientes pasos:

  1. Redacta una carta dirigida a tu jefe o responsable de recursos humanos indicando tu situación de riesgo frente a la enfermedad
  2. Descripción de los beneficios para la empresa.
  3. Desglosar tus tareas y compromisos diarios.
  4. Proponer un horario y destacando su flexibilidad.
  5. Sugerir métodos para cuantificar la productividad.
  6. Recordarle a tu jefe lo valioso que eres para la empresa.
  7. Describir tu espacio de trabajo y equipo en el hogar.

Es importante que exista un acuerdo entre la empresa y el empleado para poder realizar teletrabajo. Si la empresa te deniega la opción de teletrabajar, debes acudir a tu puesto de trabajo, ya que sino se consideraría abandono del trabajo y podrías ser sancionado e incluso despedido.

En el Estatuto de los Trabajadores se establece que esa solicitud de teletrabajo:

  • Debe realizarse por escrito
  • Garantizará que los trabajadores a distancia dispongan de los mismos derechos que aquellos que se encuentran en la empresa. La retribución también debe ser equitativa.

Describe los beneficios para la empresa

Debes mostrar en detalle cómo has considerado un acuerdo de teletrabajo desde el punto de vista del empleador, y exponer las razones por las cuales beneficiaría directamente a la empresa.

Describe en una lista los beneficios que el teletrabajo producirá a la empresa.

Existen estudios que demuestran que el teletrabajo incrementa los beneficios para la empresa además del bienestar de los empleados. Trabajar en casa aumenta la productividad al incrementarse la concentración y reducirse las distracciones del empleado. Utiliza este argumento.

Puedes usar ejemplos concretos de tu situación diaria en la empresa para justificar el aumento de la productividad:

  • En casa tendrás menos interrupciones que en la oficina.
  • Habla de una tarea que realices de manera continua y que exige una concentración especial para indicar que en casa lo harías en menos tiempo.
  • Menciona tu necesidad de desplazarte en transporte público, lo que implica mayor estrés y tener que dejar el trabajo sin terminar para poder salir a coger el transporte. Incide en el hecho de que este tipo de desplazamientos suponen un incremento del riesgo existente para tu salud.

Analiza tu situación

Elabora una lista con todas tus tareas diarias, semanales y mensuales. En función de las tareas de debes realizar, determina si estas deben realizarse de forma presencial o no.

Compila todas esas funciones que puedes realizar en tu casa y establece los medios que necesitas para realizarlas, normalmente un ordenador y conexión a Internet.

También debes considerar el desarrollo del teletrabajo en tu empresa. Si lo realizan otros empleados, los resultados obtenidos y la frecuencia con que se realiza.

Establece tus horarios

Puede ser que tu jefe piense que desde casa vas a trabajar menos horas que en la empresa. Por eso debes tranquilizarle indicando que existen múltiples plataformas para monitorizar el teletrabajo.

Puede ser que no sea necesario modificar el horario de trabajo que se estaba realizando. Pero, si se decide modificarlo, puedes establecer un horario flexible de entrada y la salida ocho horas después.

Permanece conectado

Si tu jefe es reticente al teletrabajo, exigirá una mayor responsabilidad y disciplina por parte del empleado que desarrolla su trabajo en casa. Por ello, debes estar siempre disponible a través de los sistemas de comunicación usados habitualmente en el trabajo: teléfono, email, chats, etc.

Debes participar siempre en las reuniones existentes con los equipos de trabajo de la empresa para no desconectarte del ambiente de la oficina.

Aumenta tu motivación

El hecho de romper la rutina diaria puede incrementar considerablemente la motivación y creatividad. Debes explicárselo a tu jefe e indicarle que, volver al trabajo después de realizarlo desde casa, supondrá una motivación para ver a los compañeros.

El jefe siempre puede decidir la finalización del teletrabajo en caso de no cumplirse lo objetivos establecidos.

Elige un lugar adecuado para trabajar

Explica a tu jefe cómo va a ser el lugar elegido para trabajar en tu casa sin distracciones. Este lugar de trabajo debe ser una zona sin ruidos que te permita estar concentrado para ser productivo. Piensa que debes estar ahí varias horas al día y varios días a la semana. Por eso debes buscar una silla cómoda, una mesa adecuada, una correcta iluminación, etc.

Sugiere un periodo de prueba

En caso de que tu jefe no esté muy convencido de usar el teletrabajo, puedes sugerirle un plazo de prueba o utilizar este sistema un par de días a la semana. Si en los días que realices teletrabajo cumples los objetivos, será más fácil que tu jefe acepte este sistema de trabajo.

No obstante, la forma de solicitar el teletrabajo estará en función del tipo de empresa en la que trabajes y de las normas y procedimientos de que disponga.

Ejemplo de solicitud

Aquí tienes un ejemplo de una carta solicitando el teletrabajo a tu jefe.

Estimado (nombre del jefe)

Ahora más que nunca, las grandes y pequeñas empresas están adoptando el teletrabajo y permitiendo que los empleados trabajen desde casa. Muchos factores están impulsando el movimiento, incluido el aumento de la productividad de los empleados y disminución de la rotación, problemas de continuidad del negocio, aumento de bienes raíces y los costes de combustible, y la imagen ambiental de la empresa.

Algunas compañías han ido aún más lejos, aumentando significativamente la productividad y reduciendo la rotación mediante la adopción de un «entorno de trabajo de solo resultados» que permite a los empleados trabajar desde cualquier lugar siempre que alcancen sus objetivos.

He evaluado mis deberes y, como lo mostrará esta propuesta de teletrabajo, creo que puedo ser un mayor activo para la empresa si se me permite trabajar periódicamente en casa. De hecho un tiempo y
auditoría de tareas que completé recientemente de mi trabajo en la oficina reveló que eliminar la caída en las interrupciones por sí solas podrían resultar en un % X más de productividad en los días en que estoy trabajando desde casa.

Esperaré discutir esta propuesta con usted y explorar cómo un teletrabajo de prueba podría demostrar beneficios sustanciales para nuestro equipo y un impacto positivo en el resultado final de la empresa.

Respetuosamente,
(tu nombre)

Diferencias con la solicitud normal de teletrabajo

En la situación de alarma sanitaria por Coronavirus, como indicábamos anteriormente, aquellas personas que se encuentren dentro de los grupos considerados de riesgo pueden solicitar el teletrabajo, si la empresa dispone de esa opción.

Se trata de un caso excepcional basado en la salud y seguridad de las personas que difiere de otras situaciones normales de solicitud de teletrabajo.

En este caso, con el teletrabajo se reducen los riesgos de contagio de la enfermedad y a la vez, se sigue con la producción de la empresa para evitar su cierre.

¿Cómo saber si un empleado se encuentra dentro de los grupos de riesgo?

Para justificar que nos encontramos dentro de los grupos de riesgo para contraer la enfermedad se necesitaría un documento médico que lo indique. Podrías negarte a ir al trabajo únicamente en situaciones de riesgo extremo de contagio o peligro inminente pero esto debes justificarlo con hechos.

Espero que te haya quedado claro cómo y cuándo puedes solicitar el teletrabajo en tu empresa con motivo de la pandemia de Coronavirus. Cualquier consulta no dudes en comentármela.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.