El Parlamento europeo ha aprobado a finales de marzo la norma que regula los derechos de autor y ahora, el Consejo europeo ha dado luz verde a esta ley.

Según la UE, esta nueva ley de copyright supondrá importantes beneficios para la prensa, entidades creativas, ciudadanos, educadores e investigadores.

Esta ley pretende otorgar mayores garantías a los creadores y unos ingresos más justos frente a las grandes empresas de Internet. La norma ya es directamente aplicable en todos los Estados miembros de la UE. A partir de la firma de este acuerdo hoy 17 de abril, los Estados miembros tienen un plazo de 24 meses para adaptarla a sus ordenamientos jurídicos internos.

¿En qué consiste la ley de copyright?

Esta nueva ley tiene la finalidad de adaptar al mundo actual las reglas sobre derechos de autor. Actualmente los principales medios para acceder a contenidos creativos son las plataformas de vídeo bajo demanda, de música, buscadores de noticias y plataformas de contenido que sube el usuario.

Es decir, se adaptan los derechos de autor a la era digital. Con ella se garantizan derechos más fuertes para los usuarios, pagos más justos para los creadores y mayor responsabilidad para las plataformas.

Con esta normativa se favorecerá también un periodismo de calidad dentro de la UE y se asegurará una mayor protección para autores y artistas. Los usuarios podrán acceder legalmente en las plataformas digitales a contenido protegido por derechos de autor.

También se permite que los usuarios de un país europeo que compren música, películas, juegos o libros electrónicos en su país puedan usar ese contenido cuando se encuentren en otro país de la UE.

Polémica surgida con esta ley

Esta nueva ley cuenta con numerosos opositores dentro de la UE, sobre todo aquellos que defienden el software libre.

Hace unos días se manifestaron en las principales ciudades europeas más de 300.000 personas en contra de esta ley. La polémica surge principalmente por dos artículos, el 15 y el 17.

Artículo 15

Este artículo regula la utilización digital de las publicaciones de prensa. Es una especie de Canon AEDE europeo (canon exigido por enlazar contenido protegido por derechos de propiedad intelectual).

Este artículo prohíbe que se comparta cualquier tipo de creación o noticia periodística que se encuentre protegida por derechos de propiedad intelectual. Y se da la opción a los editores de prensa para gestionar con terceras personas sus derechos de autor. Así, las plataformas de Internet deberán solicitar la autorización a cada autor de artículos de prensa para poder incluir su contenido.

La finalidad es imponer a esas plataformas online un canon por incluir enlaces a noticias, de forma que los editores obtengan unos ingresos por ello.

Este artículo se ha modificado varias veces. Entre las modificaciones realizadas destaca la reducción del tiempo de exposición de un contenido de 20 años a 2. Es decir, aquellos que quieran incluir contenido de un autor necesitan su autorización si el plazo desde su publicación es menor a dos años. Si es mayor, ya no es necesario su permiso.

Artículo 17

Este artículo impone la obligación a las páginas web de supervisar los contenidos subidos a sus plataformas por los usuarios para garantizar que no se infringen los derechos de autor.

Actualmente, las principales plataformas de vídeo como Vimeo o YouTube, sólo controlan el contenido subido cuando existe un aviso de infracción del copyright. Pero con este artículo tendrán que crear filtros previos que impidan la subida de contenidos protegidos por derechos de autor.

Esas plataformas deberán aplicar sistemas que les permitan detectar infracciones de derechos de autor previamente a ser subido el contenido a la red. YouTube ya posee una herramienta para este propósito que es Content ID.

Con estos dos artículos lo que se pretende es que los autores puedan gestionar sus propias creaciones de la forma que crean conveniente. Pueden pedir un importe por publicar ese contenido, informarse sobre cómo se está utilizando el mismo o solicitar su retirada de cualquier plataforma.

Los detractores alegan que controlar todo el contenido que se sube a Internet puede resultar muy costoso y también peligroso.

¿Cómo afecta a los usuarios?

Se considera que con la aprobación de esto artículos de la ley de copyright se reduce la pluralidad de medios de comunicación y la libertad de expresión de los usuarios en las redes sociales.

Al imponer el canon a las noticias y enlaces los usuarios veremos menos noticias en redes sociales lo que supondrá que tengamos menos información y que esa información disponible pertenezca solo a unas pocas fuentes.

Los sistemas que incorporan noticias y plataformas como Wikipedia se verán especialmente afectados puesto que no podrán incluir noticias sin solicitar antes el permiso a sus autores.

Por otro lado, también se critican los sistemas de filtrado automático que la UE pretende que se creen se pueden convertir en sistemas de vigilancia masiva.

Por otro lado, los defensores de esta nueva normativa consideran que supone un mayor control para los autores sobre sus creaciones. Y entienden también que favorece el consumo de contenido local y protege el patrimonio cultural europeo.

Con esta normativa, grandes tecnológicas como Google o Facebook estarán obligadas a compartir sus ingresos con los autores de contenidos. Esto supondría un importante cambio en su modelo de negocio.

De esta forma, Internet podría pasar de ser un lugar creativo y abierto a un sitio controlado y autoritario.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.