La Agencia española de Protección de Datos ha impuesto una sanción a la compañía de telecomunicaciones MasMovil por realizar llamadas comerciales a usuarios que habían ejercido su derecho de oposición.

Los usuarios ejercitaron su oposición a que sus datos fueran tratados por la operadora, pero aún así, siguieron recibiendo llamadas comerciales.

La multa que deberá abonar MasMovil asciende a 12.000 euros.

No atender el ejercicio de derechos ARCO

Dos usuarios decidieron presentar una denuncia ante la AEPD debido a que, después de haber solicitado a la compañía MasMovil su oposición al tratamiento de sus datos personales y a seguir recibiendo llamadas por parte de esta, la compañía hizo caso omiso de esa solicitud y siguió llamando a estas personas.

Se utilizaron los canales habilitados por esta empresa (teléfono, correo electrónico y redes sociales) para ejercer el derecho de oposición. Y recibieron hasta tres llamadas posteriores al plazo de diez días que la empresa tiene para tramitar la solicitud.

La AEPD realizó una investigación por la que determinó que las llamadas fueron realizadas por dos empresas distintas que ofrecen servicios de MasMovil.

Uno de los denunciantes realizó una consulta telefónica pidiendo información sobre la cobertura fibra óptica a esta tercera empresa, cuyo cometido es conseguir la contratación de servicios de MasMovil. Tras esa consulta es cuando recibió las llamadas. La empresa contactaba con los potenciales clientes al ampliarse la cobertura de fibra óptica para comprobar si seguían interesados. Por eso siguió llamando al denunciante.

El segundo denunciante no sabía como había conseguido MasMovil su número de teléfono ya que nunca había contactado con ellos. Las funciones de la empresa que realizaba las llamadas son ofrecer servicos y productos de MasMovil y obtenía la información de bases de datos telefónicas en las que únicamente figuraban los números de teléfono. Ellos afirman que consultan la lista Robinson para evitar que los titulares de las líneas reciban llamadas o mensajes cuando se han opuesto a ello.

Responsabilidad de MasMovil

Aunque fueron terceras empresas las que efectuaron esas llamadas, Masmovil, como titular de los servicios ofrecidos y ante la que debe ejercerse el citado derecho de oposición, es quien tiene la responsabilidad de comunicar esas solicitudes a las empresas subcontratadas y asegurarse de que se cumple esa oposición.

La Agencia Española de Protección de Datos considera que “MasMovil, habituada a realizar acciones publicitarias vía telemarketing, debe extremar las precauciones para hacer efectivo el derecho de los mismos a oponerse a recibir llamadas no deseadas con fines de comunicación comercial. Lo que no se ha producido en este caso en el que los Denunciantes 1 y 2 recibieron llamadas comerciales no deseadas con posterioridad a que MasMovil les hubiera confirmado la tramitación, en un plazo máximo de 10 días a contar desde su recepción, de sus respectivas solicitudes de oposición a recibir este tipo de llamadas en las líneas de teléfono de su titularidad”.

MasMovil indica que trasladó esas peticiones a las dos empresas que llamaron a los usuarios. Pero no se aseguró de que lo hubieran recibido ni de se atendiera correctamente. Por eso se le impone una multa de 12.000 euros por la Agencia Española de Protección de Datos.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.