Ahí va otro de los derechos de los ciudadanos sobre sus datos personales: derecho a la limitación del tratamiento.

Pero, ¿sabes en qué consiste?

¿Quién puede ejercerlo y en qué casos?

No te pierdas este post donde te cuento todo.

¿Qué es el derecho a la limitación del tratamiento de datos?

El derecho a la limitación del tratamiento permite al interesado, cuyos datos personales son objeto de tratamiento, solicitar al responsable del tratamiento que aplique medidas sobre esos datos para, entre otras cosas, evitar su modificación o, en su caso, su borrado o supresión.

Este derecho tiene su antecedente en el derecho al bloqueo previsto en la Directiva 95/46/CE. Esta Directiva preveía el derecho del interesado al bloqueo de los datos cuyo tratamiento no se ajuste a las disposiciones de la presente Directiva. En particular a causa del carácter incompleto o inexacto de los datos”. Fue derogada por el RGPD, cuya aplicación efectiva se produce desde el 25 de mayo de 2018.

El RGPD, en primer lugar, se refiere a las condiciones que tienen que darse para que el interesado pueda obtener del responsable del tratamiento la limitación del tratamiento de sus datos personales. Se trata de los casos en los que procedería el derecho a la limitación del tratamiento.

En segundo lugar, regula el alcance de este derecho y la obligación de información que tiene que facilitar el responsable del tratamiento al interesado.

Con este derecho se permite un mayor control al ciudadano sobre sus datos personales. Y es independiente de los demás derechos que le corresponden.

Este derecho también puede facilitar que el interesado pueda denunciar un incumplimiento de la normativa sobre protección de datos. O para, en su caso, presentar ante los tribunales competentes una demanda en caso de que se hayan vulnerados derechos económicos o morales del interesado.

Es decir, que se haya producido un daño que puede ser objeto de indemnización.

¿Cuándo puede ejercerse?

Para poder ejercer el derecho a la limitación del tratamiento de datos personales deben concurrir una serie de circunstancias:

Interesado impugne ante el responsable del tratamiento la exactitud de los datos objeto del tratamiento

Éste tendrá que limitar su tratamiento y verificar su exactitud. La limitación  se producirá “durante un plazo que permita al responsable verificar la exactitud” de los datos personales.

Interesado se oponga a la supresión de los datos personales y solicite en su lugar la limitación de su uso

Si el tratamiento por el responsable infringe la normativa aplicable en materia de protección de datos, el interesado podrá instarle a que limite su tratamiento de manera que no sean borrados o suprimidos. Se trata de una medida destinada a que se conserve la prueba de la infracción.

Interesado necesita los datos personales para la formulación, el ejercicio o la defensa de reclamaciones

Esto obligaría al responsable del tratamiento a mantener los datos personales del interesado en cumplimiento de su derecho a la limitación del tratamiento. Y cumpliendo además la normativa de protección de datos.

Interesado se haya opuesto al tratamiento, mientras se verifica si los motivos legítimos del responsable prevalecen sobre los del interesado

Se refiere a la oposición por el interesado al tratamiento de sus datos personales sobre la base de la necesidad del mismo para el cumplimiento de una misión realizada en interés público. O en el ejercicio de poderes públicos o del interés legítimo.

Debe determinarse si prevalece el derecho fundamental a la protección de datos personales del interesado o las razones que legitiman el tratamiento por el responsable.

 

 

Consecuencias de la limitación del tratamiento

La limitación implicará que los datos personales cuyo tratamiento se ha limitado por el responsable solo podrán ser tratados:

  • Con el consentimiento del interesado, con excepción de su conservación
  • Para la presentación, el ejercicio o la defensa de reclamaciones
  • Con el fin de proteger los derechos de otra persona física o jurídica
  • Por razones de interés público.

Se trata de supuestos muy específicos en los que se exige el consentimiento del interesado. O bien que vayan a ser utilizados para una finalidad concreta.

O cuando existan razones de interés público importantes previstas en la Ley, ya sea el Derecho de la Unión Europeo o nacional.

En cuanto a las reclamaciones, cabe entender que son entre el responsable del tratamiento y el interesado.

¿Qué información debe proporcionarse al interesado sobre la limitación?

Antes de suprimir las medidas que se adoptaron para limitar el tratamiento de los datos personales, el responsable del tratamiento tendrá que comunicárselo al interesado.

El responsable del tratamiento comunicará la limitación a cada uno de los destinatarios a los que se hayan comunicado los datos personales. A no ser que exija un esfuerzo desproporcionado o sea imposible.

Y, finalmente, el responsable, haya obtenido los datos personales del propio interesado o no, deberá informarle sobre el ejercicio de este derecho. Así como establecer un procedimiento para la gestión de las solicitudes correspondientes.

¿Cómo se limita el tratamiento de los datos?

La limitación del tratamiento de los datos personales puede llevarse a cabo de diversas maneras, según cada caso concreto.

Es el responsable del tratamiento quien, atendiendo a las circunstancias concretas, tiene que aplicar las medidas que sean adecuadas para limitar el tratamiento de los datos personales.

Entre los métodos aplicables para limitar el tratamiento están:

  • mover temporalmente los datos seleccionados a otro sistema de tratamiento,
  • evitar el acceso de usuarios a los datos personales seleccionados o
  • quitar temporalmente los datos publicados de un sitio Internet.

En los ficheros automatizados la limitación del tratamiento debe realizarse, en principio, por medios técnicos. Para que los datos personales no sean objeto de operaciones de tratamiento anterior ni puedan modificarse.

Los datos personales del interesado serán preservados o conservados. Porque pueden ser necesarios para formular una reclamación o incluso para demostrar que fueron tratados ilícitamente por el responsable del tratamiento.

Por tanto, la limitación del tratamiento puede depender de las circunstancias concretas de cada caso. Pero se trata de evitar que los datos personales cuyo tratamiento tenga que limitarse se modifiquen o se borren o supriman.

Procedimiento de limitación del tratamiento

Cuando el interesado solicite la limitación del tratamiento de sus datos personales, el responsable debe considerar las siguientes cuestiones:

  • Identificación del interesado. El interesado podrá facilitar información adicional que permita su identificación aunque el responsable no está obligado a solicitársela. Este solo podrá negarse a tramitar la solicitud cuando no pueda identificar al interesado.
  • El ejercicio de este derecho es gratuito. Existe una excepción: cuando las solicitudes del interesado sean “manifiestamente infundadas o excesivas”.
  • El responsable del tratamiento tiene obligación de dar respuesta a toda solicitud sobre el ejercicio de derechos en el plazo máximo de un mes desde su recepción. Salvo que, dada la complejidad o el número de solicitudes, no pueda atenderse, en cuyo caso se podrá prorrogar hasta dos meses. Pero, en todo caso, deberá informar al interesado sobre las razones de ese retraso.
  • Si no se da curso a la solicitud del interesado, el responsable tendrá que informar de las razones de su no actuación. Y de la opción de interponer una reclamación ante una autoridad de control o ejercitar acciones judiciales.
  • Las comunicaciones con el interesado sobre las solicitudes de ejercicio de derechos tienen que hacerse en forma concisa, transparente, inteligible y de fácil acceso. Con un lenguaje claro y sencillo.

¿Qué ocurre en caso de incumplimiento?

Incumplir con el derecho a la limitación del tratamiento de los datos supone la comisión de una infracción que podría ser sancionada. En caso de empresas, las sanciones son:

  • multa administrativa de veinte millones de euros o
  • un máximo del 4% del volumen de negocio total anual global del ejercicio financiero anterior.

Se elegirá la de mayor cuantía.

En España, la autoridad encargada de resolver las denuncias por incumplimiento de la normativa de protección de datos es la AEPD.

Aparte de las sanciones económicas, la AEPD también tiene poderes coercitivos en virtud de los cuales puede exigir al responsable el cumplimiento de la solicitud de limitación del tratamiento.

Modelos

Aquí puedes descargar los modelos de solicitud de limitación del tratamiento de datos personales y respuesta a la misma. También el modelo de denuncia ante la AEPD.

Y esto es todo lo que debes saber sobre el derecho a la limitación del tratamiento de tus datos personales.

Pero puedes comentarme cualquier duda que te surga. Estaré encantada de ayudarte.

Derecho a la limitación del tratamiento, ¿qué es?
4.7 (93.33%) 6 votos