El hacker ruso Peter Levashov fue detenido en Barcelona el año pasado.

Logró enviar 4 billones de emails al día, con un ejército de hasta 100.000 ordenadores.

Actualmente se encuentra en prisión en EEUU, acusado de alquilar un ejército de ordenadores desde el que habría penetrado en el sistema del partido demócrata de EEUU.

En su país está acusado de haber maniobrado de favor de Putin y haber difundido “acusaciones de homosexualidad” contra un adversario del presidente.

Suplantación de identidad por 500 dólares

Levashov tejió una red durante 10 años en la que utilizó miles de ordenadores, sin el conocimiento de sus propietarios, como trampolín para infectar otros PC.

Pero eso no fue todo.

Levashov alquilaba la botnet por dinero a quien quisiera enviar spam. Por 200 dólares enviaba un millón de correos. Por 500, robaba usuarios y contraseñas y suplantaba identidades.

Este hacker llegó a estar en el séptimo lugar en la lista de los 10 spammers más buscados del mundo.

Y se le acusa también de haber intervenido en las elecciones estadounidenses a favor de Trump y por orden de Rusia.

Tras ser detenido en Barcelona por agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía, hubo de enfrentar 14 cargos de delitos informáticos en la Audiencia Nacional, ante petición de extradición de EEUU. Se le acusaba principalmente de usar una oceánica red de hasta 100.000 ordenadores (nombre técnico: botnet) llamada Kelihoos para distribuir virus y secuestrar otras máquinas, pidiendo a cambio rescates (ransomware).

Agente secreto cibernético de Rusia

Leveshov fue reclutado por el Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa, el sucesor del mítico KGB en el que militó el propio Putin antes de emprender carrera política.

EEUU le acusó de haber hackeado los ordenadores del Partido Demócrata para facilitar la victoria de Trump.

Finalmente, la Audiencia Nacional decidió su extradición en otoño de hace un año, al tiempo que el Consejo de Ministros descartó al mismo tiempo una solicitud que lanzó Rusia presuntamente para evitar su salida a EEUU. Ahora, en la corte federal del estado de Connecticut, Levashov ha aceptado culpabilidad en los cargos de:

Levashov sigue en prisión a la espera de que se fije su pena.

Consejos para evitar el spam

Para evitar ser infectado con un virus a través de spam como hacía Leveshov, te doy unos consejos básicos:

  • Usa GMail. En mi humilde opinión, es el correo web con el mejor filtro antispam te ahorrara muchos problemas.
  • Evita los correos en cadena. Tanto enviarlos como recibirlos. Esta es una de las principales fuentes de e-mails frescos y calentitos para los spammers. Si vas a enviar un correo a varios destinatarios usa el campo CCO.
  • Nunca publiques tu e-mail completo en tu web. Por ejemplo, no pongas un enlace mailto en tu blog para que contacten contigo. ¿Por que? Porque tu correo será indexado, al igual que el resto de tu web/blog por los buscadores. Y si los spammers hacen una busqueda avanzada pueden dar con muchos correos, incluido el tuyo.
  • Evita registrarte en páginas con tu correo. Nunca se sabe lo fiable que puede ser un sitio con tus datos. Si vas a registrarte en un sitio web de descargas, por ejemplo, usa una cuenta de correo desechable.
  • No aceptes comunicación comercial. Es muy probable que cuando te das de alta en un servicio ‘online’, justo antes de pulsar el botón que te suscribe o que crea tu cuenta, te encuentres con dos casillas. Una que debes marcar de manera obligatoria en la que das tu consentimiento a los términos de uso de ese servicio y un segundo en el que das tu aprobación a que te envíen correos con fines comerciales. Lo habitual es que esa casilla esté marcada por defecto, por lo que trata de localizarla para desmarcarla antes de seguir con el proceso.
El rey del spam destronado
4.5 (90%) 12 votos