El pago con tarjeta online es uno de los métodos más elegidos para realizar compras de productos o servicios a través de internet. Pero, ¿es un método seguro? ¿Qué hay que tener en cuenta al pagar las transacciones online con una tarjeta de crédito o débito? En este artículo te lo contamos.

¿Qué debemos tener en cuenta antes de introducir nuestra tarjeta en una tienda online, para poder estar seguros?

Los pagos con tarjeta online son un método cómodo, rápido y efectivo a la hora de comprar cualquier producto en internet. Pero, ¿qué hay de la seguridad de nuestros datos personales y bancarios? No es ningún secreto que en internet se producen casos de robos de datos bancarios y otros delitos como la suplantación de identidad, por lo que es necesario seguir una serie de recomendaciones a la hora de realizar compras online.

Si tienes dudas sobre la fiabilidad de una tienda online, descartala

Nunca debes pagar con tarjeta por internet si tienes cualquier duda acerca de la autenticidad o fiabilidad de la página web. Algunos indicadores que deben hacerte sospechar son la ausencia de datos de contacto, términos y condiciones de la tienda online, un diseño poco trabajado, falta de soporte técnico o atención al cliente, precios demasiado bajos para ser reales, etc.

Estos son solo algunos factores que pueden indicar que una página web o tienda online no es de fiar, pero a lo largo del artículo vamos a profundizar en muchos otros aspectos que has de tener en cuenta.

Asegúrate de que la tienda online donde introduces tu tarjeta es un sitio seguro

Los sitios seguros utilizan tecnología que permite el intercambio de información codificada. Así, al realizar un pago con tarjeta online, los datos se transmiten de manera segura y los únicos que pueden decodificar esa información son aquellos que tienen autorización. Podemos saber si el sitio es seguro y usa un certificado SSL cuando en la barra de direcciones de la parte superior de la pantalla donde está la dirección del comerciante aparece «https://», la «s» del final nos indica que el sitio es seguro. También si aparece un candado cerrado en esa barra de direcciones o si aparece una llave entera al final de la página.

Revisa la información que proporciona la tienda online (quiénes son, domicilio fiscal…)

A la hora de pagar con tarjetas, debes procurar hacerlo en sitios que ya conoces. Si no lo conoces, comprueba que tenga una dirección física del comercio y un teléfono al que podamos llamar para verificar que es real.

ejemplos proteccion de datos

Chollo de segunda mano: Personas que se venden vehículos de segunda mano (motos, bicicletas o incluso coches). Contactas, te envían fotos de cualquier detalle del vehículo. Para el pago, el vendedor propone una página web de un tercero donde queda la mitad del pago depositado. Ese pago lo puedes recuperar si la otra parte no muestra el albarán firmado por ti. No hay nada que temer. Transfieres la mitad del dinero y al día siguiente la web de pagos seguros ha desaparecido.

Debes conocer los procesos de entrega por correo y los procedimientos de reembolso, cancelación y quejas

¿Existen restricciones de entrega geográficas o de algún otro tipo? ¿Cuáles son los costos de entrega? ¿Quién pagará esos costes? ¿Existe algún tiempo límite para cancelar o devolver la mercancía? ¿Existe alguna multa por las devoluciones? ¿Hay un contacto para reportar quejas? ¿Existe alguna garantía para el producto y quién responderá por ella? ¿Cuáles son los límites de su garantía y bajo qué circunstancias puede ejercerla? ¿Hay reembolso en el pago con tarjeta online?

Indaga sobre la tienda en buscadores, redes sociales y foros

En internet existen toneladas de información sobre cualquier tema. Si una tienda online ofrece un mal servicio, habrá sido reportada por los usuarios. Para saber si una web es fiable, una de las mejores recomendaciones es consultar las opiniones de los usuarios en las redes sociales, pero también en foros o buscadores de internet. En este punto, también hay que saber distinguir entre las opiniones reales de aquellas que provienen de «trolls» o de la competencia, y que solo buscan perjudicar a la tienda sin que exista un motivo real para ello. Pero si ves que la mayoría de opiniones son negativas, es evidente que has de sospechar. Como se suele decir, «cuando el río suena, agua lleva«.

Lee la política de privacidad y seguridad del sitio

En la política de privacidad es donde podemos conocer cómo la compañía obtiene la información de los usuarios y el destino de nuestros datos personales: ¿serán vendidos a una tercera persona o a un negocio afiliado? En el caso de que se vendan, ¿se requiere a las compañías compradoras no contactar a los consumidores? Si no, lo más probable es que recibamos correspondencia electrónica «spam» o incluso llamadas comerciales. Al realizar un pago con tarjeta online toda esta información resulta fundamental, ya que de lo contrario no sabemos qué pueden hacer con nuestros datos personales o información bancaria.

Proporciona la menor cantidad de información posible

Cuando realices un pago con tarjeta online, jamás debes proporcionar información que consideres inapropiada para la transacción. La mayoría de los sitios identifican la información obligatoria con un asterisco. Si proporcionamos más información de la necesaria la pueden usar con fines comerciales.

Tu contraseña es sólo para ti

La mayoría de sitios online exigen que el usuario se registre antes de ver los productos o hacer la compra. Para ello debemos introducir un usuario y una contraseña. Esta contraseña no debemos facilitársela a nadie. Las contraseñas más seguras son las que combinan números y letras de forma aleatoria.

Mantén copias de tus transacciones

Al finalizar la compra debe aparecer una página que incluye información sobre el coste de la transacción, nuestro datos, el producto y un número de transacción. Debemos conservar copia de esa página al menos hasta que finalice el periodo de garantía.

Protégete del robo de identidad

Te recomendamos que verifiques los estados de tus cuentas durante meses después de hacer la compra y estate atento a transacciones que no has realizado reportando cualquier anomalía a la compañía de la tarjeta de crédito. Puedes obtener un historial de crédito una vez al año para verificar que no existan pagos con tarjetas online que alguien realizó sin tu autorización.

Ten cuidado con las cookies

Los comerciantes en línea utilizan las cookies para observar nuestros comportamientos de compra. Mientras más se recopile nuestra información, sin nuestro conocimiento o consentimiento expreso, los datos se pueden utilizar en combinación para revelar un perfil detallado o hasta nuestra verdadera identidad. ¿Qué te parece que tu perfil de comportamiento como consumidor sea compartido con otros sin tu consentimiento? Por ello, debes revisar siempre la política de cookies de las webs donde hagas tus compras. En nuestra web también puedes consultar un modelo de política de cookies para saber la información que debe figurar.

¿Cuál es el medio más seguro para pagar en Internet?

El medio más seguro para hacer compras por Internet es la tarjeta de crédito pero te recomendamos que utilices una tarjeta sólo para estas compras ya que así podrás rastrear más fácilmente cualquier transacción sospechosa. Lo mejor es usar tarjetas virtuales, creadas específicamente para una compra en Internet y que nosotros cargamos con la cantidad de dinero que queramos. Así evitamos las transacciones fraudulentas, los robos de identidad y la filtración de datos de los clientes en el comercio electrónico.

Nunca pagues tus compras online mediante transferencia de dinero ya que puedes estar transfiriendo efectivo a un defraudador.

¿Necesitas cumplir la LOPD?