Con la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) las páginas web están obligadas a solicitar al usuario su consentimiento para almacenar cookies en su equipo. Pero vayamos al principio y veamos qué son las cookies, para qué sirven y qué tipos existen.

¿Qué son las cookies? Definición

Las cookies son un pequeño archivo con datos que se guarda en el ordenador del usuario cuando visita una página. Este fichero almacena cierta información sobre el usuario, por ejemplo su comportamiento navegando por internet o las credenciales de usuario.

Hasta la entrada en vigor del RGPD o la LOPDGDD, las páginas web podían almacenar cookies en el ordenador del usuario sin su consentimiento previo. Sin embargo, ahora es necesario contar con su consentimiento expreso e inequívoco. Por eso, ahora cuando visitas una web por primera vez te aparece un mensaje para que aceptes sus cookies.

Las cookies de internet pueden tener diversas funciones, pero de forma general se puede decir que sirven para que el servidor de una página web pueda identificar el equipo de un usuario y recuerde datos importantes, básicamente quién eres y qué has hecho anteriormente en la web.

cookies

La primera cookie ¿cómo surgió y qué finalidad tenía?

El origen de las cookies se remonta a 1994. En ese año, el programador Lou Montulli trabajaba con Netscape Communications en el desarrollo de una herramienta de comercio electrónico para la empresa MCI. Dicha empresa, quería implementar un sistema que les liberase de tener que retener de forma manual las transacciones parciales de los usuarios en la página. La solución fue la creación de las llamadas cookies, que permitían la implementación más efectiva de un carro de compras virtual.

La colocación de cookies fue incluida por primera vez en la versión 0.9beta del Mosaic de Netscape. Su primer uso fue identificar a los usuarios que ya habían visitado con anterioridad la web de Netscape. En 1996, Montulli solicitó la patente de las cookies, la cual le fue concedida en 1998. Ya en 1996, el uso de cookies se empezó a expandir a otros navegadores, con su inclusión en Internet Explorer 2.0.

Desde estas fechas hasta las cookies en 2021, internet ha evolucionado mucho y se ha controlado mucho el uso de estos ficheros de datos por motivos de privacidad del usuario.

¿Para qué sirven las cookies?

Las cookies almacenan la información de navegación del usuario con diversos objetivos, por ejemplo, identificar a usuarios, recordar sus preferencias y ofrecerles contenido de interés.

Una de las funciones más importantes de las cookies web es recordar accesos y credenciales de usuarios en páginas web. Básicamente, gracias a ellas la página web puede identificar y recordar al usuario, evitando que tenga que ingresar sus credenciales cada vez que acceda a la web.

Las cookies también sirven para recordar el comportamiento del usuario en una página web. Por ejemplo, imagina que has añadido varios productos al carrito de la compra de una tienda online, pero has salido de la página sin completar la compra. Pues gracias a las cookies, la tienda online podrá recordar los artículos que tenías en el carrito y no tendrás que volver a añadirlos.

Por otro lado, uno de los usos más extendidos de las cookies es conocer los hábitos de navegación de los usuarios. Esta función es una de las más empleadas en el marketing web y en el ámbito publicitario, por ejemplo, para mostrarle al usuario anuncios o contenidos relacionados con sus intereses.

¿Cuáles son los tipos de cookies más comunes?

Hoy en día la mayoría de navegadores permiten desactivar o activar las cookies. También puedes borrar las cookies si no quieres que la información siga almacenada en el equipo. Sin embargo, eliminar algunas cookies pueden limitar las posibilidades del usuario en una web o incluso impedirle el acceso. Por ello, es importante que sepas los tipos de cookies que existen y para que sirven.

De entrada de usuario

Las cookies de entrada de usuario son aquellas que se almacenan en el equipo cuando el usuario introduce alguna información en un sitio web. Por ejemplo, cuando responde a un formulario en línea, o cuando añade artículos a un carrito de la compra.

De identificación o autenticación del usuario

Las cookies de identificación son aquellas cuya función es identificar a un usuario cuando este introduce sus credenciales al iniciar sesión. Al iniciar sesión en una web, el usuario ha de introducir su nombre de usuario y contraseña. Las cookies de autenticación recuerdan esta información para reconocer al usuario y confirmar su identidad. Se trata de cookies temporales que solo se almacenan en el el navegador hasta que éste se cierra.

De seguridad del usuario

Como su propio nombre indica, se trata de cookies de páginas web cuya función es detectar problemas o riesgos de seguridad. Por ejemplo, detectan cuando un usuario ha introducido credenciales de sesión incorrectas, y cuántas veces lo ha hecho. Si se detecta que ha habido varios intentos fallidos de acceder al sitio web, se puede bloquear al acceso de la IP. Estas cookies se emplean para evitar abusos de autenticación y otros fraudes en línea como la suplantación de identidad.

De reproductor multimedia

Estas cookies permiten que se puede reproducir el contenido multimedia en las páginas web que el usuario visita. Por ejemplo, un usuario accede a un sitio web que contiene un vídeo de reproducción automática, y con estas cookies se autoriza a que se reproduzca dicho vídeo.

De sesión para equilibrar la carga

Son unas de las cookies con una función más básica, ya que se encargan de conectar el servidor del sitio web y el del usuario, para que la información se pueda transmitir entre ambos.

De personalización de la interfaz de usuario

Estas cookies recuerdan las preferencias de los usuarios a la hora de navegar por una página web. Por ejemplo el idioma, los modos de visualización de la web, el navegador elegido y más información que permite personalizar la experiencia de navegación del usuario en una interfaz web.

De complemento (plug-in) para intercambiar contenidos sociales

Se emplean cuando el usuario accede a las redes sociales a través de una página web. Por ejemplo, si el usuario entre en un sitio web y decide compartir uno de sus contenidos en Twitter, las cookies conectarán la publicación con dicha cuenta de Twitter.

Propias

Las cookies propias son aquellas que son gestionadas por el propio editor del sitio web que presta el servicio al usuario. Es decir, cuando provienen del propio sitio web que el usuario está visitando.

De terceros

Son aquellas que no son gestionadas por el propio sitio web, sino que son colocadas por otra entidad con la que éste tiene algún tipo de acuerdo. Las cookies de terceros han estado frecuentemente en el centro de la polémica por problema de privacidad, ya que hasta la entrada en vigor del RGPD a los usuarios les resultaba casi imposible saber a qué terceros se cedían sus datos personales.

De sesión

Las cookies de sesión son aquellas cuya función es recabar información sobre el usuario que inicia sesión en el área privada de una página web. Se eliminan automáticamente del ordenador cuando el usuario finaliza sesión.

Persistentes

Hay cookies temporales, que se eliminan de forma automática cuando el usuario finaliza sesión o cierra el navegador, y cookies persistentes, que siguen almacenadas en el equipo durante un determinado período de tiempo, que puede ir desde minutos hasta años.

De análisis

Permiten a los responsables de las páginas web estudiar el comportamiento de los usuarios en la plataforma para elaborar perfiles, con el objetivo de introducir mejoras en el servicio.

Publicitarias

En este caso están orientadas a la gestión de los espacios publicitarios de un sitio web, en base al contenido generado, la frecuencia en que se muestran los anuncios o el tipo de usuarios que visitan la web.

De publicidad comportamental

Las cookies de publicidad comportamental son una de las más utilizadas hoy en día, y se emplean para tareas de marketing. Estos archivos contienen información sobre el comportamiento del usuario y sus hábitos de navegación en un sitio web. En base a estos datos, los responsables web pueden elaborar perfiles para enviarles publicidad relacionada con sus intereses.

Sociales

Son aquellas empleadas por plataformas como Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn o Youtube al navegar por ellas o al emplear sus medios integrados. Por ejemplo, si un usuario incrusta un vídeo de Youtube en su sitio, se le colocará una cookie social para saber cuántas reproducciones ha tenido ese vídeo desde su web.

Antes de terminar, te recordamos que si tienes una página web que use cookies, estás obligado a notificarlo a todos los usuarios que accedan a ella por primera vez. Además, has de incluir una casilla de aceptación en la que los usuarios confirmen de forma manual que te autorizan a colocar cookies en su equipo. Sin el consentimiento expreso de estos usuarios, NO estarás autorizado a usarlas para recabar información sobre el usuario.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.