Dentro de los diferentes tipos de base de datos que podemos encontrar para almacenar la información, encontramos las bases de datos bibliográficas; un tipo muy específicos de base de datos, que podemos encontrar tanto en formato físico (fichas impresas) o en catálogos electrónicos, mucho más habitual desde la el desarrollo y evolución de la informática.

En esta entrada vamos a explicar qué son las bases de datos bibliográficas y sus principales características.

Bases de datos bibliográficas

¿Qué son las base de datos bibliográficas? Definición

Podemos dar como definición de bases de datos bibliográficas (BDB) aquellas bases de datos que recopilan en sus registros las publicaciones de contenido científico-técnico, ya sean artículos de revistas, conferencias, congresos, libros, etc., cuyo contenido es temático y cuyo objetivo es reunir toda la producción bibliográfica posible correspondiente a un área de conocimiento determinada.

Las bases de datos bibliográficas actualmente se recogen en catálogos informáticos, que permiten un acceso rápido y directo a la información referencial que contienen, aunque todavía es posible encontrar ficheros físicos en bibliotecas, donde se recoge todo el catálogo de la misma (es posible que si tenéis cierta edad, recordéis este tipo de fichas en las que se indicaba la ubicación de un libro en concreto en la biblioteca).

Las BDB tienen su origen en las Revistas de resúmenes, repertorios impresos que empezaron a publicarse a comienzos del siglo XX. Había publicaciones por cada especialidad científica. Gracias a la llegada de la informática, los repertorios pasan a digitalizarse, facilitando así el acceso a la información y su distribución.

Estas BDB las crean tanto entidades públicas como empresas privadas, por lo que las hay tanto de pago como de acceso gratuito, generalmente, siempre a través de Internet.

Características y aspectos a tener en cuenta

Las características de las bases de datos bibliográficas son principalmente:

  • Reúnen toda la producción bibliográfica posible sobre un determinado área de conocimiento.
  • La información que contienen sobre los documentos es, mayoritariamente, referencial, es decir, a través de ellas podemos acceder al documento que estamos buscando o saber dónde encontrarlo o incluso solicitar su préstamo. En algunos casos, las BDB pueden incluir los textos completos (normalmente, estos documentos aparecen en formato PDF).
  • La información que contienen es relevante, precisa, está actualizada y contrastada y es de calidad.
  • Podemos encontrar una BDB por cada área científico-técnica existente o, en su defecto, alguna multidisciplinar.

En cuanto a la organización y estructura de las bases de datos bibliográfica, estas presentan la información ordenada en registros y campos.

Cada registro representa un documento único, es decir, la referencia a un artículo, una tesis, un libro, etc. Los registros se dividen a su vez en campos y cada campo representa un tipo de información sobre el documento (autor, título, fecha de publicación, etc.). Lo habitual es que se identifiquen con una etiqueta, por ejemplo, autor: AU, título: TI o descriptores: DE.

Para poder gestionar estas bases de datos y realizar consultas o búsquedas en ellas, es necesario contar con un software o interfaz de búsqueda, que permita hacer búsquedas simples y avanzadas y recuperar la información de acuerdo a los términos de búsqueda empleados.

Cabe señalar que los registros bibliográficos se confeccionan de acuerdo a Reglas de Catalogación, que incluyen la norma para la Descripción Bibliográfica Internacional Normalizada (ISBD) y las directrices de la IFLA (Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas) para la normalización de los puntos de acceso.

Ventajas y desventajas

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las bases de datos bibliográficas? Lo cierto es que tanto unas como otras dependerán de la propia BDB que estemos empleando, ya que a diferencia de otras bases de datos, como las relacionales o las orientadas a objetos, no estamos hablando de tanto de una BD según la forma en la que se almacena y gestiona la información, sino según su contenido.

Ventajas

Entre las ventajas, las bases de datos bibliográficas permiten a los investigadores estar al día de todas las publicaciones relevantes dentro de su área de especialización. Permiten, en muchos casos, acceder al documento que se está buscando para su consulta. Y en función de su software de búsqueda, puede facilitar encontrar el documento o documentos buscados.

Desventajas

La principal desventaja que presentan las bases de datos bibliográficos reside, precisamente, en su buscador, puesto que para poder sacar el mayor partido y obtener los resultados más oportunos, es necesario estar familiarizado con cómo funcionan estos y saber realizar una búsqueda a través de sus índices, empleando o no operadores lógicos.

Es decir, podemos no encontrar resultados cuando nuestra estrategia de búsqueda es demasiado específica o hemos empleado las palabras claves incorrectas. O podemos obtener demasiados resultados irrelevantes cuando la estrategia de búsqueda es demasiado genérica.

Otra contrapartida de las BDB es la lengua, algunas de estas bases de datos están solo en inglés, por lo que pueden dificultar su uso si no se está familiarizado con el idioma o los documentos encontrados no resultar útiles al no estar traducidos.

Dialnet: ejemplo de una base de datos bibliográfica

Tipos

Los tipos de bases de datos bibliográficas vienen determinados por la entidad responsable de las mismas, el área de especialización, la clase de documentos que recoge, etc.

Así podemos encontrar BDB con un claro interés académico, centradas en referenciar todas las publicaciones sobre un determinado tema o campo. Pero también podemos encontrar BDB centradas en un interés general, con una construcción menos formal, como pueden ser las bases de datos de libros en línea.

Las bibliotecas y librerías también cuentan con sus propias BDB para facilitar la búsqueda de libros bien para su consulta, préstamo o venta.

Existen también los conocidos como motores de metabúsqueda de libros; se trata de compilaciones de diferentes BDB, en los que se combinan los catálogos de varias bibliotecas y otras fuentes bibliográficas. Ejemplo de estas son el ISBNdb.com o el Proyecto de Biblioteca y Bibliografía Digital.

¿Para qué sirven las bases de datos bibliográficas?

Y, si como hemos ya mencionado, generalmente no ofrecen el documento completo, ¿para qué sirven las bases de datos bibliográficas? Principalmente, para localizar de forma rápida y sencilla el documento que estamos buscando, independientemente de que sea un libro, una tesis doctoral o la transcripción de un congreso académico.

Pero además, pueden servir, en función de nuestra estrategia de búsqueda, para encontrar documentos asociados relevantes para nuestra investigación o proyecto. Además, permiten estar al día sobre los últimos documentos publicados sobre un determinado tema, saber qué ha publicado qué autor, qué instituciones están llevando a cabo más investigaciones sobre un tema o área determinada o conocer en qué revistas se publican más ciertos estudios o trabajos.

Así mismo, y dependiendo de la BDB que estemos consultando, podremos acceder al documento original de una forma relativamente sencilla, por ejemplo, si es una biblioteca de una universidad, podremos solicitar el préstamo del mismo o, al menos, su consulta en sala.

Ejemplos

Como ejemplos de bases de datos bibliográficas vamos a señalar algunas de las principales bases de datos bibliográficas que podemos consultar hoy en día:

  • Dialnet es uno de los principales portales de difusión de la producción científica hispana.
  • ISOC es la base de dates del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas).
  • MEDLINE es la BDB de ámbito sanitario más conocida y usada a nivel mundial.
  • Dentro de las BDB de libros de interés general tenemos la Internet Speculative Ficition Database (ISFDB), que recoge datos de información bibliográfica sobre ciencia ficción y géneros relacionados con esta, como la fantasía y el terror. En este caso es una BDB creada y soportada por voluntarios, que además permite la contribución de los usuarios a la misma.

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.