Para controlar las prácticas de recopilación de datos de Facebook, las autoridades alemanas este mes le dijeron al gigante tecnológico que ya no podía combinar los datos de sus otras entidades, Instagram y WhatsApp, sin el consentimiento de los usuarios.

Pero esta decisión no vino del regulador de privacidad de Alemania; más bien, vino de la autoridad antimonopolio del país.

La decisión subraya la diferencia entre los enfoques regulatorios en los Estados Unidos y Europa. Mientras que los reguladores estadounidenses tienden a ver la competencia y la protección del consumidor como cuestiones distintas, los reguladores en Europa ven cada vez más algunos abusos de la privacidad como vinculados al poder del mercado.

Adiós al monopolio de Facebook

Las prácticas de recopilación de datos de Facebook son también un tema de competencia. Los datos son «el factor esencial para establecer la posición dominante de la empresa» como medio para explotar y consolidar su posición como casi monopolio .

Los consumidores no solo se ven perjudicados por la falta de elección, ya que sus únicas opciones son entregar sus datos o evitar las redes sociales en su conjunto. Y los competidores también resultan perjudicados con esto.

Este ejemplo responde a una pregunta importante: ¿Dónde encaja la ley antimonopolio cuando está en juego la privacidad del consumidor?

Como sugiere un caso reciente de fusión en Estados Unidos, mientras que la competencia puede jugar un papel importante cuando se trata de salvaguardar la privacidad, la naturaleza misma de la ley antimonopolio puede impedir la aplicación vigorosa que también protegería la privacidad en línea.

Cuando en 2016 AT&T y Time Warner anunciaron por primera vez su fusión se presentó una demanda indicando que esta fusión violaría las leyes antimonopolio por el acceso a los datos. Se permitirá que una sola compañía tenga acceso a datos valiosos sobre los hábitos de los consumidores recopilados de los clientes de banda ancha de AT&T y los suscriptores de contenido de Time Warner.

Esto resultará en lo que algunos han llamado un impuesto de vigilancia. Con estos datos, la compañía fusionada espera crear una nueva plataforma de publicidad dirigida para los canales de Turner.

Relación entre privacidad y ley antimonopolio

La ley antimonopolio promueve la competencia, no la privacidad.

De hecho, puede legitimar el uso de los datos del consumidor como una estrategia competitiva clave si la práctica se considera crítica para la capacidad de la empresa para competir. Las empresas, a su vez, pueden ver las fusiones como una estrategia efectiva para acumular datos de consumidores.

Esto lo vemos en la capacidad de Netflix y Amazon de obtener datos valiosos sobre lo que sus suscriptores están viendo. Y también por las prácticas publicitarias específicas de Google y Facebook, que utilizan datos sobre las preferencias de los consumidores.

En segundo lugar, la interpretación de los tribunales de las leyes antimonopolio limita su capacidad para proteger la privacidad.

La ley antimonopolio está guiada por el estándar de bienestar del consumidor. Un modelo económico que evalúa los beneficios del consumidor.

Sin embargo, surge la discusión con expertos en desacuerdo generalizado sobre si los «beneficios para el consumidor» se limitan a los efectos en los precios o si también incluyen efectos no relacionados con los precios, como la calidad y la innovación.

En tercer lugar, la lentitud de la aplicación de la ley significa que la protección de la privacidad mediante la aplicación de la ley antimonopolio por sí sola probablemente dejaría a los consumidores vulnerables.

Por lo tanto, aunque es importante reforzar la ley antimonopolio, los consumidores tampoco pueden esperar a que llegue el caso correcto para garantizar sus derechos de privacidad.

La regulación del uso de los datos debe implicar algo más que la ley antimonopolio, porque solo con reglas de privacidad claras es posible proteger completamente la privacidad de los consumidores.

Relación entre Protección de Datos y derecho de la Competencia
4.4 (88%) 5 votos

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.