Los dispositivos que utilizan el sistema operativo desarrollado por Google finalizarán el año con la existencia de cuatro millones de apps maliciosas.

Durante los nueve primeros meses de 2018 más de tres millones de aplicaciones maliciosas han dañado a dispositivos con sistema operativo Android. Esta cifra que ya supera las amenazas registradas durante el 2017, a un ritmo de casi 12.000 apps maliciosas nuevas al día.

Amenazas en aumento

Se prevé que el año finalice con la presencia de cuatro millones de aplicaciones maliciosas en los dispositivos con el sistema operativo Android. Hasta septiembre, se habían detectado 3,19 millones de amenazas.

Se ha pasado de unas 350.000 en junio a 390.000 en agosto, y finalmente a 421.000 en septiembre. Por eso, la tendencia mensual del tercer trimestre del año también muestra el incremento de las amenazas detectadas.

Distribuir actualizaciones

Debe mencionarse también la obsolescencia de los aparatos Android.

Existe el llamado “Proyecto Treble”, introducido a principios de 2017 por medio de la versión 8.0 de Android, que reorganiza la arquitectura del sistema operativo para luchar contra la fragmentación del mercado y permitir la presencia de actualizaciones en los dispositivos Android.

Con ese proyecto de actualización sería posible actualizar los dispositivos con la agilidad exigida por la industria cibercriminal. El problema es que Android 8 Oreo sólo se encuentra instalado en uno de cada cinco dispositivos. Por otro lado, la nueva versión del sistema operativo, Android 9 Pie, únicamente ha llegado al 0,1 por ciento de los aparatos.

Los proveedores de dispositivos están obligados a mantener al respecto estándares más altos. Además de la distribución rápida de actualizaciones de seguridad.

Desde el verano Google obliga a los fabricantes de teléfonos Android a introducir los parches de seguridad para el sistema operativo durante un periodo de al menos dos años. Y se establece un mínimo de cuatro actualizaciones durante el primer año. Y actualizaciones regulares durante el segundo.

De esta forma, los smartphones deberían estar protegidos de las amenazas destapadas más de noventa días antes de la actualización.

Sin embargo, esas actualizaciones no se comparten a todos los dispositivos. Se centran en los smartphones activados al menos por 100.000 usuarios y para los dispositivos que salgan al mercado después del 31 de enero de 2018. Además, se ha extendido hasta el 31 de enero de 2019 el plazo de aplicación de esta medida.

La mejor solución, la prudencia

Son cifras muy alarmistas, es cierto, pero no te dejes llevar por el pánico.

En los últimos años Google ha mejorado de manera significativa la seguridad y fiabilidad de Android. Y con tu prudencia es suficiente para que a tu smartphone no le infecte ningún tipo de software malicioso.

El malware en Android viene de páginas para adultos, anuncios y falsas páginas de premios y promociones.

Pero, si eres prudente, y no descargas nada que no deberías, no tendrías por qué tener ningún problema con el malware en Android.

El mejor antivirus es, como siempre, tu sentido común.

Casi 12 mil aplicaciones maliciosas al día en Android
4.2 (84.44%) 9 votos