El derecho de acceso a los datos personales ya se recoge en la LOPD de 1999. Y el RGPD lo regula también.

¿Sabes en qué consiste este derecho? ¿quién lo puede ejercer y cuándo?

En este post resuelvo todas tus dudas sobre este derecho de acceso.

¿Qué es el derecho de acceso?

El derecho de acceso se define como el derecho que tiene toda persona a obtener información sobre el tratamiento de sus datos personales.

Es uno derechos personalísimo, es decir, solo puede ejercerlo el propio interesado. En este caso, el dueño de esos datos personales.

El titular de esos datos tiene derecho a conocer:

  • Tipos de datos personales que se van a tratar y finalidad de ese tratamiento.
  • Destinatarios o clases de destinatarios a los que se comunicaron o serán comunicados los datos personales.
  • Plazo previsto durante el que van a conservarse los datos personales o los criterios utilizados para determinar este plazo.
  • Existencia del derecho a solicitar del responsable:
    • rectificación o supresión de datos personales,
    • restricción del tratamiento de datos personales del interesado,
    • oposición a dicho tratamiento, y
  • El interesado también tiene derecho a interponer una reclamación ante una autoridad de control (la AEPD en España).
  • Origen de la información cuando los datos personales no se hayan obtenido del interesado.
  • Existencia de decisiones automatizadas, incluida la elaboración de perfiles, y en tales casos, información significativa sobre la lógica aplicada.
  • También, tiene derecho a conocer, la importancia y las consecuencias previstas de dicho tratamiento para el interesado.
  • Si se realizan transferencias de datos personales a un país ajeno a la UE o a una organización internacional, el interesado tiene derecho a ser informado de las garantías adecuadas que establece el reglamento para esta transferencia.

¿Qué obtienes con el ejercicio de este derecho?

Como titular de los datos personales, al ejercer el derecho de acceso, debes obtener toda la información sobre el tratamiento de esos datos indicada anteriormente.

En algún supuesto, el responsable del fichero o de los archivos donde estén tus datos personales, puede pedirte que especifiques los ficheros sobre los que quieres ejercitar el derecho de acceso. En ese caso tiene que justificar la existencia de razones de especial complejidad. Y debe facilitarte un listado con los mismos, para que puedas identificarlos.

El responsable podrá darte acceso a la información para consultarla, a través de un acceso remoto en el que puedas tener a tu disposición toda la información.

Además tienes derecho a recibir una copia de esos datos personales.

Plazos

El ejercicio del derecho de acceso a los datos personales recogido en la Ley de Protección de Datos sólo puede realizarse a intervalos no inferiores a 12 meses. Salvo que justifiques un interés legítimo, en cuyo caso, puedes ejercerlo antes.

En el plazo máximo de un mes desde que se reciba la solicitud de acceso que presentes el responsable del tratamiento debe resolverla.

Igualmente, si no tiene en su poder esos datos tendrá que notificártelo en el mismo plazo.

El plazo anterior podrá ampliarse otros dos meses en caso necesario, teniendo en cuenta la complejidad y el número de solicitudes.

La petición puede realizarse en formato electrónico o físico.

Y el responsable del tratamiento debe responder de la misma manera, salvo que en la solicitud se especifique otro modo.

Si la respuesta a esa solicitud se hace de manera online, debe facilitarse en un archivo sencillo y comúnmente utilizado.

Las solicitudes de acceso implican una rápida respuesta por parte de las organizaciones, lo que obliga a almacenar los datos personales de forma sencilla, segura y fácil de encontrar.

¿Qué pasa si te deniegan el acceso a tus datos personales?

Si el responsable del archivo donde se encuentran tus datos personales te negara el derecho de acceso puedes presentar recurso ante la Agencia de Protección de Datos. La denegación de este derecho debe estar motivada.

La respuesta al recurso debe producirse en un plazo de seis meses.

El RGPD restringe el ejercicio del derecho de acceso a que este no perjudique los derechos y libertades de otras personas, incluidos los secretos comerciales o la propiedad intelectual. Y especialmente los derechos de propiedad intelectual que protegen los programas informáticos.

Modelos

Aquí te dejo los modelos de solicitud de acceso a tus datos personales y de denuncia ante la AEPD en caso de denegación del acceso.

Y este es tu derecho de acceso a los datos personales.

Ni más ni menos.

Si te ha quedado alguna duda estaré encantada de ayudarte.

Derecho de acceso, ¿qué es?
4.7 (94.29%) 7 votos