La importancia de redactar correctamente las cláusulas informativas

1612

El consentimiento que exigen la Ley Orgánica de Protección de Datros (LOPD) y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) para el envío de comunicaciones comerciales, además de previo, específico e inequívoco, debe también ser informado. Y para que sea totalmente válido, esta información tiene que cumplir las condiciones de ser plena y exacta sobre el sector de actividad del que se autoriza a recibir publicidad, añadiendo la opción de denegar o retirar el citado consentimiento. Sin esta información no puede otorgarse validez plena a la manifestación de voluntad del afectado.

clausulas lopd lssi

Podemos ver un ejemplo práctico en el Procedimiento Nº PS/00703/2014 seguido por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) contra un hospital veterinario.

El denunciante recibió SMS emitidos por el hospital en los que se le informaba acerca de cuestiones veterinarias y se le ofertaban productos y servicios de otras empresas del ramo, sin que se le ofreciera ningún medio de oposición a esa recepción. Además el denunciante aseguró que no había dado consentimiento para ser receptor de comunicaciones comerciales por medios electrónicos.

Por su parte, la empresa alegó que el dato del número de teléfono fue aportado por el denunciante como cliente de sus servicios de iguala veterinaria, aportando el oportuno contrato como prueba.

El problema se le presenta cuando la AEPD hace ver que el contrato únicamente señala que “se recordara de forma gratuita por medio de mensajes telefónicas o llamadas todas las necesidades sanitarias de su mascota”, pero en ningún momento se indica nada acerca de informaciones comerciales de terceras entidades.

El artículo 21 de la LSSI prohíbe este tipo de comunicaciones si no existe un consentimiento previo, con la excepción de que los datos utilizados provengan de una relación comercial previa y las comunicaciones sean referentes a productos o servicios de la misma empresa. Aunque se acepte el hecho de que el denunciante es clientes de la empresa, al tratarse, como es el caso, de promoción referida a terceras empresas, la alegación es desestimada.

En las Fundamentos de derecho, la AEPD da por acreditado que el hospital envió 4 comunicaciones por SMS para promocionar productos y servicios de terceros sin haber obtenido el consentimiento previo y expreso del remitente, y ofrecerle tampoco ningún medio sencillo además de gratuito con le que poder ejercer sus derechos ARCO.

Y por tanto, el Director de la AEPD:

PRIMERO: IMPONER a la entidad HOSPITAL VETERINARIO XXX, S.L., por una infracción del artículo 21 de la LSSI, tipificada como leve en el artículo 38.4 d) de la LSSI, una multa de 5.000 (cinco mil euros) de conformidad con lo establecido en el artículo 40 de la citada LSSI.

Si la empresa pretendía promocionar servicios de terceras firmas debería haber redactado un apartado específico en su documento de consentimiento para obtener el consentimiento de sus clientes y contactos. Y revisando lo que realmente habían firmado hasta el momento, haberse abstenido de llevar a cabo una campaña como esa.

Vota este artículo

2 Comentarios

Dejar respuesta