En los últimos años los ficheros de videovigilancia en Extremadura han pasado de 2.079 en el 2012 a los 5.212 de ahora. Los negocios que más los utilizan son comercios, turismo, hostelería y comunidades de propietarios. Según un informe de la AEPD la mayor parte de las inscripciones corresponden a la provincia de Badajoz, con 3.501, mientras que las otras 1.711 están ubicadas en la de Cáceres. En cuanto a la titularidad de estos equipos, 5.156 ficheros son privados y los restantes 56 públicos.

Cuando una empresa prevea crear un fichero de videovigilancia debe notificarlo previamente a la AEPD para inscribirlo en el Registro General de protección de datos. Un establecimiento comercial con varias plantas le valdría tener inscrito un solo fichero, aunque tuviese instaladas en cada una de ellas varios equipos para la videovigilancia.

El aumento de estos dispositivos se debe fundamentalmente a una mayor preocupación por la seguridad debido a que se producen numerosos robos y hurtos. Por otro, a una considerable disminución del desembolso que supone instalar uno de estos sistemas.

Uno de los requisitos que se deben cumplir es que las cámaras y videocámaras instaladas en espacios privados no pueden obtener imágenes de espacios públicos. Unicamente, si resulta imprescindible para la finalidad de vigilancia que se pretende o si es imposible evitarlo a causa de la ubicación de la cámara, pueden captarse imágenes parciales y limitadas de vías públicas. También debe existir proporcionalidad entre la finalidad perseguida al recurrir a estos dispositivos y el modo en el que se traten los datos que se obtengan gracias a ellos. Leer más

Extremadura duplica la instalación de videocámaras
4.5 (90%) 6 votos