El Tribunal Supremo ha confirmado la infracción realizada por la Comunidad de Madrid de la normativa de Protección de datos al adquirir más de 30 viviendas. En ese proceso se publicaron los datos personales de los afectados.

La Comunidad de Madrid había interpuesto un recurso de casación contra la sentencia dictada por la Audiencia Nacional. Pero el Tribunal Supremo indica que no procede ese recurso y mantiene la condena impuesta por la Audiencia Nacional.

Publicación en el BOE de datos personales

En el proceso de transferencia de 32 promociones de viviendas correspondientes al Instituto de Vivienda de Madrid, los datos personales de los afectados se publicaron en el BOE. Y cualquiera podía descargarse esa información.

Dentro de esa información a la que podía acceder cualquiera se encontraba la dirección de la vivienda y los nombres completos de los inquilinos.

Tanto la AEPD como la Audiencia Nacional consideraron que la publicación de esta información era innecesaria, siendo una publicación no pertinente y excesiva.

Infracción de la ley de Protección de datos

La Audiencia Nacional en su sentencia considera que se ha infringido el artículo 6 de la anterior LOPD. Entiende que esos datos personales podían haberse divulgado de forma más restrictiva a través de DATA Room, a la que solo podían acceder los licitadores.

Frente a esta sentencia, la Comunidad de Madrid se defiende argumentando que la Ley del Patrimonio de las Administraciones públicas establece que cuando se realice una venta por subasta o concurso, en las bases deberá detallarse expresamente las partes, el objeto y el litigio concreto que afecta al bien.

Los recurrentes consideran también que en la LOPD no se exige el consentimiento de los afectados en caso de que los datos personales sean recogidos en el ejercicio de las funciones propias de las Administraciones públicas, dentro de sus competencias.

Sentencia del TS

El Tribunal Supremo tuvo que decidir si era o no necesario el consentimiento de los afectados para publicar sus datos personales, al ser un caso en el que esa publicación podía fundamentarse en la Ley del Patrimonio de las Administraciones públicas. El TS admite la interpretación realizada en la sentencia de la Audiencia Nacional sobre la ley de Protección de datos. Y entiende que el tratamiento de los datos debe respetar la privacidad de las personas y debe prevalecer el artículo 18 de la Constitución.

El alto Tribunal considera que toda la información personal recogida y almacenada por las Administraciones públicas debe ser la imprescindible y estrictamente necesaria para que estas puedan ejercer las funciones atribuidas por la ley. Esa información debe ser adecuada para lograr las finalidades legítimas que las leyes prevén. Y estas entidades públicas son responsables de garantizar que la información personal que no sea estrictamente necesaria para desarrollar sus funciones públicas no sea accesible a terceros no autorizados.

Por eso considera la actuación de la Comunidad de Madrid como contraria a la normativa de Protección de datos, al ser innecesarios los datos publicados, pudiendo limitarse ese acceso únicamente a los licitadores.

Conclusiones

Por tanto, de esa jurisprudencia del Tribunal Supremo podemos extraer las siguientes conclusiones:

  • En los casos de ventas por subasta o concurso de bienes en litigio es necesario que la Administración solicite el consentimiento de los afectados previamente a la publicación de las bases de la convocatoria del concurso o el pliego de condiciones en su página web. Esto siempre que aparezcan datos personales capaces de identificar a los afectados y que no sean necesarios para ese ejercicio de funciones públicas.
  • La Administración pública responsable de ese tratamiento debe cumplir esa obligación de solicitar el consentimiento para no cometer una infracción grave de la Ley de Protección de datos.

 

La venta de vivienda pública en Madrid infringe la Protección de datos
4.3 (86.67%) 6 voto[s]

Escribe aquí tu comentario

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.